Equipo ganador del IX Torneo Nacional Cánovas Fundación

El equipo Cánovas UMA -1 se proclama campeón del IX Torneo Nacional de Debate Universitario Cánovas que tuvo lugar durante los días viernes 6 y sábado 7 de noviembre de 2020. La pregunta versó sobre un tema que actualmente genera debate en el panorama mundial: ¿Debería ser obligatoria la vacunación contra la Covid-19? A pesar de que éste tuviese lugar de forma online, nos dejó a todos muy buenas sensaciones. Si quieres vivir la experiencia más de cerca y conocer cómo desarrolló el torneo el equipo ganador… ¡Lee esta entrevista!
Capturadepantalla2020-11-07alas14.18.59-960w

– Bueno chicos, para comenzar contadnos un poco sobre vuestro recorrido, ¿Es vuestro Primer Torneo Cánovas? ¿Qué os motivó a cada uno para inscribiros a este?

V: Es mi primer torneo Cánovas. Me encantó lo que pude vivir en 2018 cuando, recién empezando en la escuela de debate, pude participar como Staff en la organización del torneo. Recuerdo que lo que se vivió en esa final, fue verdaderamente espectacular e inolvidable.  Mi motivación principal para participar en este torneo fue, sin duda, la pregunta que nos hacían. Por todo lo que hemos (y estamos) viviendo me producía mucha curiosidad conocer más sobre la vacuna de COVID. Y este era un espacio extraordinario para hacerlo

S: Es mi primer Torneo Cánovas. El motivo principal fue poner en práctica lo aprendido en clase, vivir y disfrutar una experiencia tan enriquecedora. 

R: Segundo en el que participo, realmente. Yo llevo ya unos añitos en debate, y mi motivo para apuntarme es el mismo que para el resto de torneos, que es hacer equipo y disfrutar de la experiencia con él. Os diría que tenía la espinita de ganar un Cánovas, pero no creo que fuese determinante (aunque tengo que admitir que existía).

E: Sí, es mi primer Torneo Cánovas. Tenía muchas ganas de probarme a mí mismo y aprovechar todo lo que pudiese este año, ya que el año pasado con la pandemia se interrumpió y no pude disfrutar del resto de torneos. 

¡Esperemos que sea el primero, pero no el último!

– Y respecto a cómo os habéis organizado, ¿Cómo ha sido la preparación? ¿Y cómo ha sido el desarrollo del torneo online? ¿Cómo habéis llevado el debatir en equipo, pero separados físicamente, es decir, el no tener a tu compañero codo con codo?

R: La preparación ha sido completamente online, igual que el torneo, porque teníamos que conciliar los horarios como podíamos. Creo que a todos nos hubiera gustado poder debatir juntos luego, pero (casualidades de la vida) diagnosticaron positivo en COVID a un familiar en mi casa, que era donde íbamos a quedar todos. Así que online itis. Aun así, la coordinación por medios digitales ha sido brutal entre los del equipo.

E: A pesar de ser online, ha sido entretenidísima y, además, muy exigente. Hemos conseguido coordinarnos para reunirnos a pesar de las complicaciones del horario, prueba del compromiso del equipo. Aunque nos hubiese encantado hacer todo este proceso de forma presencial lo hemos disfrutado igual de forma online, desarrollando unos lazos de compañerismo y experimentando una química impresionante. Lo mismo puedo decir de debatir separados físicamente, se echa en falta el pasarse notas y la complicidad que te aporta la cercanía física, pero la conexión y el compromiso entre nosotros han enmendado todo eso. 

V: La preparación fue Online. Tengo que agradecer a mis compañeros la magnífica predisposición que han tenido a lo largo de todo el trabajo de campo. Sin las aportaciones y la visión de cada uno de ellos, no hubiese sido posible configurar una linea con tanto rigor. El perfil académico de cada uno ha sido clave para la configuración de los argumentos. Con mucha apertura de miras.  

 Por otra parte, la experiencia de no estar juntos ha sido un tanto agridulce. La presencialidad siempre es fundamental. Para todo. Todo sea por paliar esta situación que estamos viviendo y que todos esperemos acabe pronto.

S: La preparación ha sido muy constante a pesar de ser online, intentando aprovechar al máximo el tiempo que acordábamos quedar, así como el tiempo disponible de cada uno. El desarrollo ha sido muy bueno a pesar de ser online, me habría encantado haber compartido esta experiencia de manera presencial con mis compañeros y el resto de participantes, sin embargo, hemos disfrutado y aprendido igualmente.

No estar físicamente con mis compañeros creo que ha sido lo que más he echado de menos sin duda, por suerte contar con un equipo tan humano y maravilloso ha hecho que la coordinación y comunicación haya sido muy fluida en todo momento.

Para nadie ha sido lo mismo, pero nos alegramos de que dentro de lo que cabe sí hayáis podido disfrutar. Esperemos que aportando cada uno nuestro granito de arena podamos acabar con esta situación lo antes posible.

– ¿Cómo habéis visto el nivel general, la preparación de los demás equipos, la investigación y el interés mostrados por la pregunta…?

V: He visto muy buen nivel de carácter general. La situación de emergencia económica-social y el debate entre libertad-bien común han sido un foco principal de lo que versaban mucho de los debates. 

S: He visto un nivel muy alto, algunas rondas han estado muy ajustadas tanto en el plano de las líneas argumentales como de oratoria. He aprendido mucho de otros equipos y de su forma de plantear el debate.

E: Bastante bueno, ha habido equipos que me han sorprendido muchísimo y de los que he aprendido. Había muy buenos oradores con los que ha sido un verdadero gustazo debatir.

R: Creo que había bastante buen nivel. No hubo ningún debate del que saliera con la sensación de “haberlo reventado”. Todos los equipos traían cosas que se notaba que estaban súper trabajadas.

Eso es bueno, como señala Selma, los rivales no están solo para competir sino también para aprender de ellos

– Entrando un poco más en el contenido y en el fondo del debate, ¿Qué opináis sobre la pregunta? 

R: Sinceramente, cuando la vi por primera vez creí que iba a dar mucho menos juego del que realmente dio. Creo que evitar desde la carta explicativa el debate de si podía o no, le quitó un componente que habría embarrado muchísimo el debate. Buena pregunta y balanceada (lo cual es raro de ver en Académico estos días).

S: Cuando la vi, me encantó. Es una pregunta de absoluta actualidad, un tema que va a estar sobre la mesa en los próximos meses cuando esté lista la vacuna. Además, creo que tiene algo muy positivo y es que se puede hacer línea argumental de ambas posiciones casi con total equilibrio.

V: Extraordinaria. En este mundo en donde la desinformación y las fakes news están a la orden del día, encontrar información veraz, profundamente técnica y de calidad ha sido todo un reto.

E: Que era muy necesaria. Actualmente existe una desinformación brutal en torno a este tema, teorías de la conspiración, fakenews e inclusos datos de autoridades que resultan cuanto menos dudosos. Por eso es vital que nos informemos sobre el COVID y su vacuna, para ver entre tanta neblina de desinformación. 

– Venga para que os mojéis personalmente, ¿AF o EC de la Vacunación Obligatoria? 

R: *Entre risas* En contra. Creo que cualquier persona que haya escuchado nuestro argumento sobre el ARN mensajero se lo pensaría un par de veces (o 15) antes de vacunarse. 

S: Suscribo a Rodri. Antes de comenzar a preparar el torneo, no tenía nada clara mi posición, pero ahora mismo creo que lo más conveniente sería que no fuese obligatoria, porque, además, como hemos evidenciado a lo largo del torneo *risas*, no es necesaria la obligatoriedad para alcanzar la inmunidad colectiva, hay disposición suficiente por parte de la población.

E: Me remito yo también a la respuesta de Rodri. Debemos dar a la ciudadanía la información suficiente para que conozcan los posibles riesgos de la vacuna y, una vez hagamos eso, decidan. Deberíamos centrarnos en crear una política de actuación para convivir con el virus hasta que sea necesario. 

V: Todo dependería mucho de cuando estuviera lista. Si a mí ahora mismo me dicen que la vacuna está lista para dentro de dos meses , como parece que se está diciendo, desconfiaría mucho. Nuestra línea en contra tenía un gran argumento técnico que hacía reflexionar sobre las tecnologías con las que se están haciendo estas vacunas. Si logran paliar los efectos que decíamos en el debate, será un gran avance de la ciencia.

Muy interesante todos los puntos de vista que planteasteis, y como bien decís, muy bien argumentados jajaja.

Entrando ahora un poquito más en vuestra esfera personal, ¿qué opináis en términos generales sobre el debatir online?

V: No es ni mucho menos lo mismo. Se pierde un poco la esencia del debate y, de lo que viene después. Pero como ante los tiempo de crisis siempre hay momentos para reinventarse, me parece la mejor solución para no perder un TODO, que debe ser la posibilidad de reflexión y de debate en sí.

E: Como bien dice Víctor, es cierto que no es lo mismo. Pero disiento con él en que se pierda la esencia. Para mí, es solo mi opinión, la esencia del debate también es el diálogo. Algo que es realmente necesario en los tiempos que corren. Rigor, tolerancia, intercambio de opiniones y razón. 

R: Yo pienso que no es exactamente igual que en persona, pero que está mucho peor visto de lo que realmente es. Lo que se echa en falta sobre todo es el factor humano. Los que hayan debatido con o contra mí saben que yo en sala y en los pasillos intento animar y socializar (y tocar alguna canción de ukelele), y pues en este formato no se puede y se echa de menos.

S: Creo que es una buena alternativa para esta situación que estamos viviendo, la mejor opción para no dejar de debatir ni de aprender y disfrutar de torneos. Sin embargo, se echa mucho de menos el factor humano, no es posible sustituirlo.

Todas las opiniones son respetables, pero desde luego que todos coincidimos en lo mismo: por muy bien que esté, ¡nunca se podrá sustituir el factor humano!

– Una vez ganado un torneo de calibre nacional, ¿cuál es el siguiente paso qué tenéis en mente dar en vuestra trayectoria como debatientes?

V: Ahora mismo no sabría ni qué decir. Aunque haya ido realmente a muy pocos torneos de debate (solo a 3), el hecho de haber conocido este mundo (del debate) tarde y estar a punto de terminar mi carrera, considero que, muy probablemente, mi etapa como debatiente está llegando a su fin. Quizás este año participe en algún otro torneo y, me encantaría poder a coincidir nuevamente con este magnífico equipo, pero para mí será un honor poder ‘retirarme’ como campeón de debate universitario nacional este año.

E: Es una pregunta difícil. Mi objetivo a corto plazo es presentarme a algún torneo jurídico, que por mi carrera es mi principal interés. Mi objetivo final, más como un sueño, sería ganar el premio a mejor orador en un torneo. Igualmente, queda mucho trabajo por delante y me muero de ganas por retomarlo. Y más aún si es con este equipo. 

R: Creo que esta es la más complicada de la entrevista. Este es el séptimo año haciendo debate, y si dijese que quiero parar estaría mintiendo. Sin embargo, es un pequeño conflicto que tengo desde hace un tiempo. Supongo que mi objetivo es dejarlo antes de convertirme en uno de estos señores que abusa debatiendo de chavales de primero de carrera, que de esos ya sobran en el circuito y cortan el aire de la gente que entra nueva. Y si esto les ofende, pues: Gálatas 4:16

S: Me encantaría seguir formándome y compitiendo en académico, porque es un formato que considero que tiene todo lo positivo de debate, razonar, buscar, pensar, hacer equipo… Y más competir con un equipo como este, con el que espero poder acudir a otros torneos.

– Como campeones del reciente torneo Nacional de Debate sois un ejemplo a seguir para muchos, ¿qué consejo le daríais a quienes se están iniciando en este mundo?

V: Les diría que disfruten ante todo. El debate es una de las herramientas más enriquecedoras de la sociedad; El simple hecho de que una persona pueda transmitir una idea a un público concreto de forma clara y entendible es imprescindible para la carrera vital de cualquier persona. Yo siempre he animado a todos mis conocidos a iniciarse en el mundo del debate y la oratoria por dos cuestiones principalmente: tanto para aquellos que quieren perder su miedo escénico para exponer un tema como para aquellos que lo que deseen es mejorar su argumentación, dicción y/o comunicación no verbal, como era mi caso. 

E: Hombre, yo como ejemplo no me definiría *risas*. Creo que solo hay que trabajar duro, buscar buenos compañeros y, sobre todo, disfrutarlo. Dejar de lado los miedos y las inseguridades y disfrutar de todo lo que este mundo tiene para ofrecerles. Que es inmenso. 

R: Que tomen como referente alguien que merezca la pena. Es importante que los ejemplos a seguir que tomen en este mundillo sean buenos debatientes, pero más que sean buenas personas. Es mucho mejor llegar a ser un buen debatiente siendo humilde, que terminar como un ego frustrado por enfocarte en lo que no es importante desde el principio. Stayhumble, stayclean.

S: Les diría que disfruten de los debates, que aprendan y observen las diferentes perspectivas que la gente puede aportar, la oratoria es una disciplina que brinda muchas herramientas para enfrentarse a cualquier situación de la vida. Pero sobretodo, lo que vale la pena es conocer y valorar a las personas, hacer equipo. 

Tomaremos nota de todo lo que nos decís para poder llegar a ganar un Cánovas algún día…

– Respecto a los miedos que comentáis, ¿cómo superáis vuestras inseguridades a la hora de debatir?

E: En este caso si puedo hablar con autoridad. He sufrido de miedo escénico y tengo muchísimas inseguridades a la hora de debatir. Pero, aunque parezca un cliché, hay que creer en uno mismo. Escucha a tu trabajo y a tus compañeros y déjate llevar por la pasión que sientas por el debate y todo irá bien. 

R:Yo siempre he sido una persona con muchas inseguridades, más en entornos comunicativos, porque en mi vida personal he pasado muchos años lidiando con ansiedad social. Durante muchos años mi forma de lidiar con esto ha sido crear una segunda persona, un “Rodri de debate”, que salía cuando estaba debatiendo. De todas formas, eso es más un tapón que una solución real.

Mi consejo, que es lo que hago ahora: Cread un estilo de debatir en el que estéis cómodos y sed vosotros mismos. Da igual como de ridículo creáis que suena y cuánta gente se ría. A la larga os ayuda tanto al “yo de debate” como al “yo de verdad” (y a lo mejor hasta os gana un torneo después de siete años).

S: Soy una persona que durante mucho tiempo he tenido inseguridades a la hora de socializar y expresarme, debate me ha ayudado y me ha ofrecido herramientas para afrontar la inseguridad, sobre todo porque he encontrado un entorno sano donde me siento a gusto para poder ser yo misma.

V: Nada de miedos. Hay que olvidarse de que uno está hablando ante un público y/o ante personas que no conocen. Si dominas el tema no debes porque tener inseguridades. Siempre le he dicho a muchos compañeros que deben hablar como si de una conversación normal se tratará; las cuestiones del ‘uso de las manos’, entonación, comunicación no verbal ya vendrán después…

– ¿Qué características creéis que debe tener un buen debatiente?

E: Humildad, buen trabajador y entusiasta. Humildad para saber que puedes estar equivocado y no quedarte con tu punto de vista por creer que es el mejor, buscar más opciones y saber reconocer que te has podido equivocar. Trabajador para llevar a cabo toda la labor de investigación que necesitas para construir argumentos y defenderlos en un debate. Entusiasta para luchar por todo lo anterior y ser incombustible. 

S: Creo que debe ser una persona curiosa, con inquietudes, capacidad de razonamiento, que conozca qué está ocurriendo en el mundo en el que vive, con ganas de trabajar y de no desistir, pero sobre todo sin un ego que le aleje de la realidad. De las cosas que más valoro de mi equipo es la humildad de cada uno, algo que hace muy fácil trabajar en grupo y apreciar cada propuesta y punto de vista.

R: Trabajador, coherente, rápido, culto, persistente, didáctico y buena persona. Así definiría a todos los debatientes a los que considero mis referentes. Pondría nombres, (por rememorar una de mis preguntas favoritas de cuando era yo el que las redactaba), pero creo que todos sabéis quienes sois. Acordaos de que la última característica es la principal y seguiréis en el camino correcto.

V: Considero que debe ser una persona prudente, diplomática, con saber estar y con mucha asertividad. La escucha activa y el pensamiento lateral es fundamental en un buen equipo de debate. 

En definitiva, un buen debatiente tiene que ser capaz de tener mucho rigor y ser muy autocrítico. Lo peor que le puede pasar a un debatiente es enamorarse de sus ideas. La capacidad de readaptación en un torneo es fundamental para hacer unas líneas argumentales ganadoras, como incluso nos pasó a nosotros en este torneo con la línea de ‘a favor’.

¡Suscribimos todos los calificativos que habéis nombrado!

Y ya para despedirnos, la última respuesta no va acompañada de pregunta, os pedimos una última reflexión sobre esta experiencia 

V, E, R y S: Si nos preguntaran, la reflexión que podríamos hacer sería la siguiente: Formad un equipo con personas que no rebosen de ego, trabajad hasta el último segundo, reíd mucho, hablad de lo que es debate y lo que no, generad lazos de confianza y, al menos una vez en vuestra vida, presentaos a un Cánovas.

Y ya que Selma se ha llevado el premio individual a la mejor conclusora del Torneo, 

¿Algo que añadir para “concluir” la entrevista?

Como comenté en las conclusiones, comparto estas palabras de Aristóteles: “No vale con demostrar la verdad, sino que conviene demostrar la falsedad”.

Muchísimas gracias a los 4 por habernos brindado esta entrevista y por haber compartido con nosotros uno de los momentos más felices e importantes de vuestras trayectorias como debatientes. ¡Nos vemos pronto… Ahh! Y, sobre todo, ¡¡¡ENHORABUENA CAMPEONES!!!

Artículos relacionados

WhatsAppImage2019-10-29at11.05.56-960w
Presidenta de CDU y estudiante del tercer curso de Derecho y ADE. Está enamorada de la segunda refutación. Ganó su primer torneo interno CDU, y se enganchó al debate. Para ella nunca hay suficientes los torneos a los que asistir. Esta es Almudena Hens Tienda
WhatsAppImage2021-05-03at21.44.00-960w
Pieza fundamental en este nuestro periódico, debatiente desde que tenemos memoria en Cánovas, así como formadora en los últimos años. Esta estudiante de periodismo es tan especial que a sus 22 años ya ha tenido la oportunidad de trabajar como redactora, jefa de prensa y content manager. Crack tanto en académico como en BP, ya sea como formadora, jueza o participante, ganando algunas menciones individuales, pero sobre todo, como a ella le gusta decir “ganando muchísimas risas y recuerdos”. ¿Sabes ya de quién te hablamos, no? Sí!!!! Se trata de Ana Somavilla Morilla!!! Si quieres conocer su lado más cercano y personal lee esta entrevista…
ElenaGillis-960w
Esta semana os traemos una entrevista con la que os garantizamos la diversión. Por si España fuera poco, esta debatiente puede presumir de haber participado no solo en un CMUDE Perú 2019, sino que también nos puede contar de primera mano qué se siente al participar en varios opens, EUDC de Atenas e incluso WUDC de Tailandia. ¿Sabes ya de quién te hablamos? Lee la entrevista para conocer el lado más cercano y personal de Elena Gillis.
X