Belén Osorio

De Jaén capital y graduada en Derecho. Ahora estudia un máster de abogacía en la UMA. Tras tres años debatiendo y dos de formadora, hoy hablamos con Belén Osorio.
WhatsApp Image 2022-02-28 at 21.48.17

Belén, sabemos que llevas muchos años debatiendo. Pero, ¿Cómo entraste? Cuéntanos qué fue lo que te picó la curiosidad de este mundo.

Uf, ¡qué recuerdos! Fue en mi primer año de carrera. En los primeros días las asociaciones promocionan sus actividades y nada más ver el stand fui directa ya que siempre me han llamado la atención las actividades que requieren hablar en público, y el debate no era menos.

Además, conforme más me informaba sobre el tema más me llamaba la atención y me venía constantemente una frase que me dice mucho mi madre “con la poca vergüenza que tú tienes, esas cosas de hablar te gustarán”, así que no me lo pensé más y me apunté.

Has estado en el mismo club mucho tiempo, cuál fue tu primera impresión de la gente que estaba en ese momento. Y cuál es ahora.

Sinceramente al principio no interactuaba con los compañeros del aula, siempre llegaba justa de tiempo y no conocía a nadie, pero un día teníamos que hacer una dinámica con el compañero de al lado y ahí fue cuando conocí a Raquel, mi primera amiga y compañera de debate la cual ya no continua y a la que siempre tendré en gran estima.

Poco a poco fui conociendo a algunos compañeros y todos nos llevábamos genial, tanto fuera como dentro del aula, aunque he de confesar que la mayoría iba a su rollo y no interactuábamos mucho los unos con los otros, fue por eso que con el paso del tiempo nos propusimos que todo el mundo se integrase, obviamente el que no quisiera ser participe no se le iba a obliga, pero a día de hoy puedo decir que hemos conseguido crear una gran familia en donde todos nos reímos y compartimos momentos con todos, creando un aula mucho más compacta y participativa que la que había anteriormente.

Seguro que recuerdas tu primer torneo con gran intensidad. Haznos un breve resumen, tanto de lo bueno como de lo malo.

Pues esta pregunta me hace bastante gracia puesto que mi primer torneo fue justamente un nacional de Cánovas y ahora me está entrevistando ElDebatiente.

La verdad que solo tengo buenas palabras para el torneo en sí, pero sin duda las mejores cosas eran las personas con las que compartí este, tanto con mi equipo como con el resto, es indescriptible la sensación que tienes cuando sales de tu primer debate y empiezas a hablar con el equipo con el que te acabas de enfrentar, intentando destrozar su línea para después en los pasillos no parar de reírte con ellos y descubrir a personas tan interesantes, que acabaran llegando para quedarse como una gran amistad.

Ahora bien, no todo es tan bonito como lo pintan y sin duda lo peor del torneo fue su preparación, el aula en ese momento no contaba con formadores como tal, pues los profesores eran personas muy ocupadas y no disponían del tiempo para ello.

Si bien es cierto que cuando podían estaban ahí no era suficiente para clamar ni mis miedos ni dudas al respecto, aunque eso al final hizo que me forjase a base de caídas en los torneos que al fin y al cabo es cómo más se aprende, de los errores, para que en las siguientes rondas y torneos no me volviese a ocurrir.

Seguro que los nervios juegan malas pasadas, ¿Podrías decirnos el peor momento de ese tipo?

El caso está en que por muchos años que lleves debatiendo los nervios siempre están y en mi caso en concreto lo que me producen estos nervios son náuseas, por lo que necesito ir al baño antes de debatir.

Esto ha ocasionado multitud de anécdotas, desde que mis compañeros se despertasen alertados y asustados en mitad de la noche por unos ruidos extraños en el baño, de los cuales era yo la responsable, hasta la peor a nivel personal que ocurrió este año en el torneo nacional de debate jurídico en Madrid cuando al clasificarnos para las semifinales tuvimos que debatir en el Senado, obviamente ahí me dio mucho reparo vomitar y estuve toda la ronda intentando no vomitar a los allí presentes, fue una de las sensaciones más horribles que he tenido por culpa de los nervios.

Bueno, el año pasado fuiste presidenta de la UJA. ¿Que se siente? ¿Mucha presión?

En ese momento la frase que se dice de “un gran poder conllevar una gran responsabilidad” cobró todo el sentido del mundo, pasé de debatir y dar clase en el aula a llevar TODA el aula, tenía que asistir a reuniones, ver que clases se iban a impartir, estar pendiente de la gente y otras muchas más actividades administrativas, pero tuve muchísima suerte y conté con la ayuda de José Miguel Cueto.

La verdad que eso me hizo el trabajo mucho mas ameno y divertido. A lo que yo no llegaba José siempre estaba ahí. Trabajamos muy bien juntos porque nos complementamos, dando el 100% para que la gente tuviera las mejores clases, formaciones y se sintiera cómoda, cosa que se vio reflejada. Así que la verdad que mi experiencia como presidenta no pudo ser mejor.

También sabemos que has sido formadora, cuéntanos qué crees que es lo principal que se debe enseñar en debate.

Creo que lo primero que se debe hacer es informar a la persona que quiere debatir del trabajo y esfuerzo que requieren las cosas, ya no hablo solo en los torneos sino para todas las metas que te pongas en la vida.

Por lo que para mí lo principal que se debe enseñar en el debate es la constancia seguida de organización, cuando tu tienes una meta el ser perseverante es fundamental, pero esta tiene que ir acompañada de organización para que no te agobies o te estreses, si solo puedes dedicarle un día 10 minutos no pasa nada, pero por lo menos has seguido avanzando. Cuando se trata de prepararse para un torneo es igual, cada día que mires o te informes de algo cuenta, pues vas teniendo en mente información con la que poco a poco conformarás tu línea, no los últimos días deprisa y corriendo, no estando convencido o no gustándote la línea que lleves.

La oratoria, es muy importante en el desarrollo de los alumnos. Cómo crees que se debe fomentar esto desde las instituciones. ¿Apoyando más el debate? ¿Practicándolo en clase?, Etc.

Creo que el mundo del debate poco a poco va cogiendo más fuerza pues cuando vas creciendo ves la importancia de saber comunicarte y expresarte de manera adecuada, adaptándote al público y entorno que tienes delante, cosa que han empezado a observar las instituciones.

Realmente creo que se debería de fomentar este con una visualización de la oratoria necesaria en vez de complementaria, es decir, impartiendo talleres en las aulas, poniéndola como asignatura optativa o con algo tan simple como que el profesor mande exposiciones, como ocurre más adelante en la carrera, en donde se valore y explique cómo hacer un buen papel en dicha exposición.

Sino al final el alumnado se acomoda en no interactuar en público acarreando más tarde problemas para hablar ante una multitud o simplemente para desarrollar un trabajo de cara al público, en donde vemos como no todo el mundo está preparado para ello, pues es algo para lo que no le han preparado.

¿Si debatir es tan importante, eres de las que en la calle entra en polémicas aplicando lo aprendido o solo usas las técnicas cuando estás en debate?

Lo uso todo lo que puedo, tanto en polémicas como en conversaciones tan llanas como las que puedo tener con mis padres para negociar algo que en ese momento me interese, como con mis amigas o mi pareja para al final hacerles ver perspectivas que no habían tenido en cuenta y que al final redundan en llegar a un punto en común o en el mejor de los casos que terminen por darme la razón.

¿Qué crees que aportas en debate y, sobre todo en la UJA?

Con respecto a la primera parte de la pregunta creo que aporto seriedad y dinamismo pues cuando debato soy una persona muy activa y cañera, no soy la típica debatiente que tiene un tono calmado sino más bien contundente.

Y con respecto a la otra parte, creo que he aportado estabilidad, continuidad y avance, el resto de compañeros se fueron del aula oficialmente, aunque siempre han estado predispuestos a echar una mano, teniendo que coger las riendas para que no desapareciese el aula de debate de la UJA pero siempre implementando métodos nuevos para mejorar el rendimiento de los alumnos ya sea en su ámbito personal o como debatiente.

Y por último, algo más personal. Si tuvieras que escoger un personaje de ficción parecido a ti debatiendo, ¿Quién sería y por qué?

Pues es una pregunta complicada puesto que yo me puedo ver de una manera y exteriorizar una imagen completamente diferente, pero cómo yo me veo diría que mi personaje de ficción sin lugar a duda es Rosa Díaz de la serie Brooklyn 99, una inspectora de policía que por fuera tiene la apariencia de borde y seria pero que por dentro es muy dulce y amable, al igual que yo debatiendo teniendo un carácter muy fuerte en los atriles pero después ser incapaz de matar a una mosca.

¡Muchas gracias Belén por tu tiempo y esperamos verte pronto por aquí de nuevo!

A los demás, nos vemos la semana que viene aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate en español.

Artículos relacionados

IMG_5248-960w (1)
Presidente del Club de Debate CDU. Estudiante del Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Córdoba. Introductor y conclusor; Campeón Encuentro de debate sobre el futuro de la Unión Europea (Salamanca, 2014). Además de su perfil de debatiente, fue presidente de ELSA Córdoba. Se considera una persona con muchas ganas de aprender. Este es Gerardo Ramírez Baquerizo:
IMG_3873-1920w
Maider, Rocío, Miguel y Marta se proclamaron el pasado sábado como campeones del X Torneo Nacional de Debate Universitario de Cánovas Fundación. Hoy, El Debatiente se hace eco de su experiencia.
MiguelRecio-960w
Estudiante de 4º curso del grado en ADE + DERECHO en la Universidad del País Vasco, forma parte de la Asociación de Debate de la UPV/EHU (ADUEEE) desde 2018, siendo actualmente su presidente. Este debatiente además de participar en torneos locales y nacionales, tanto académicos como BP, continuó activo hasta durante su estancia en Erasmus+ en Suecia, en la cual formó parte de Utrikerspolitiskaföreningen Göteborg, sociedad de asuntos internacionales. ¿Sabes ya de quién hablamos? Lee esta entrevista para conocer el lado más cercano y personal de Miguel Recio Arcauz.
X