Matti Durán

El curso va llegando a su fin y aprovechamos uno de nuestros últimos números para lanzar una entrevista muy especial, la del mejor orador de CMUDE 2022, finalista en 2020 y campeón de los regionales más importantes de América: TODI(2023-2024), CHIDO (2024) y TRD (2021), la entrevista de Matti Durán. Para este medio ha sido todo un honor poder hablar con él y conocer sus sabios consejos, para después compartirlos con todos nuestros lectores. Sabemos que estás deseando conocerlo un poco más, ¿a qué estás esperando?
PHOTO-2024-05-06-01-04-00

Bueno, Matti, mejor orador de CMUDE en 2022 y bicampeón del Torneo de Debate Interuniversitario de Perú. Vamos a empezar por una pregunta un poco general, ¿por qué elegiste el debate como disciplina para formarte en ella?

Fue una cuestión bastante azarosa. Yo era muy pequeño, tenía 11 años y entró una profesora de lenguaje a la sala. No era mi profesora de lenguaje, era una profesora de los niños más grandes y contó que ese año iba a haber un campeonato interno entre las distintas sedes de mi colegio, que hay cuatro en el país. Ella simplemente preguntó que quién estaba interesado y yo estaba en una época de mi vida en la cual estaba probando básicamente todo lo que pudiera: jugaba al fútbol, tocaba algunos instrumentos… entonces era como algo más a lo que meterme y experimentar, y dije: “Sí, yo quiero”. Me metí y me mantuve ahí para siempre.

¡Qué curioso comienzo!

Como hemos comentado al principio, son varios los reconocimientos que tienes como debatiente desde que empezaste. ¿Cómo es ese proceso desde que empiezas a debatir hasta que llegas incluso a convertirte en el mejor orador del mundo?

Es un proceso bien interesante porque es muy lento, pero a la vez muy rápido. En marzo de 2020, yo breakeo el Torneo de Debate Interuniversitario en Perú en décimoquinto lugar, casi último, luego pierdo en cuartos de final, y once meses después estoy debatiendo la final de CMUDE de 2020 con Fernando. Un poco como consecuencia de la pandemia, el proceso se comprimió mucho. De repente, miro hacia atrás y se siente todo mucho más rápido de lo que ha sido, pero realmente ha pasado mucho tiempo. Han pasado diez años desde que comencé a debatir, casi once. Ha pasado todo tan rápido que a veces lo pierdo de vista de lo rápido que han ocurrido las cosas.

Siguiendo con los logros alcanzados a lo largo de tu carrera, ¿qué cambios personales has notado a raíz de estos? ¿Crees que eres como el mismo Matti que el que empezó hace once años?

Yo creo que en esencia sí, yo creo que soy el mismo. Aquí hay un tema que he venido pensando hace bastante tiempo, y es que creo que a veces hay una barrera alrededor de la gente que es exitosa en debate, donde tendemos a pensar que la gente que es buena en debate es súper mala onda, o son todos arrogantes, o que tratan mal al resto. Yo creo que no. Una cosa es el cómo soy en sala y cómo debato, que sí puedo llegar a ser muy directo o muy brusco a veces, pero luego las personas se acercan y se da cuenta de que no tiene nada que ver. El 99,9 % de gente en debate, en realidad, es súper buena onda y el éxito normalmente no altera eso. Yo creo que resalta un poco las características que la gente ya tiene, pero sí es cierto que pienso que a veces hay una barrera alrededor de la gente que es exitosa y creo que eso debería ir reduciéndose.

Es verdad que muchas veces tenemos un poco ese prejuicio, ¿no?

Completamente.

Bueno, como comentabas, son varias las finales que has afrontado y has participado en decenas de debates. Queremos preguntarte algo que seguro que servirá de ayuda a nuestros novatos. ¿Qué papel juegan los nervios en cada uno de los eventos en los que participas? ¿Cómo lo gestionas para que no te dominen en momentos tan decisivos?

Es una muy buena pregunta. Es muy complejo. Esto lo he dicho en otras oportunidades: yo he perdido torneos, como CMUDE en 2022, por tener malas gestiones emocionales y luego he ganado torneos por tener buenas gestiones emocionales. Para mí la clave está siempre en dos cosas: la primera es ir muy pasito a pasito debate a debate, y darse cuenta de que no pasa nada por perder una ronda. Eso es lo primero, esa es la mentalidad que Fernando y yo tenemos. Por ejemplo, si vamos a TODi y queremos ganar la final, el objetivo es la final de TODi. Eso significa que si quedamos terceros en la ronda cinco, en la top room, realmente da igual. Eso es lo primero: tener siempre muy claro el objetivo. Eso puede extrapolarse incluso un poco más. Por ejemplo: si mi objetivo es ser campeón de este CMUDE, todos los torneos que hay entre medio son un medio para ganar CMUDE. Creo que una clave es tener objetivos muy claros. Lo segundo, y esto creo que es importante, decirlo en plataformas grandes como esta, es que debate no deja de ser una actividad complementaria a nuestra vida. Yo, en CMUDE 2022, permití que el debate me absorbiera mucho: estuve muy nervioso, tuve algunas crisis de pánico, y realmente lo pasé muy mal, y eso termina siendo contraproducente al rendimiento. Lo que he pensado meses y años después es que en realidad, el debate se va a acabar pronto. Es una actividad que no dura mucho tiempo, ya que para la mayoría de gente son los cuatro o cinco años de universidad. Entonces, es realmente una etapa muy corta y representa un fragmento muy pequeño de nuestra vida como para que nos absorba por completo. Realmente, quién gane o no gane el torneo del finde o el CMUDE o lo que sea, en el gran esquema de la vida, no es tan importante. Creo que ese planteamiento ayuda a gestionarlo y a disfrutarlo mucho más, que al final, para eso es.

Completamente de acuerdo con esto que comentas. Es muy importante no dejar que la competitividad nos haga dejar de disfrutar. 

Cualquiera que esté leyendo esta entrevista ahora puede pensar que ya lo has ganado todo. Pero, ¿qué viene ahora? ¿Cuál es tu próximo objetivo?

Bueno, aún me quedan varios objetivos este año: uno de ellos es debatir el CMUDE, y acabar el año con el Worlds, el Mundial en inglés, a fin de año en Panamá, y para mí eso cierra el ciclo. Yo este año termino la Universidad, y esos son mis objetivos directos en términos de competir. Luego, nos hace mucha ilusión a Fernando y a mí hacer una especie de gira de debate en 2025, en España, ojalá, y poder ir a la UAM, a la Rey Juan Carlos y pasear, disfrutar y volver. Pero eso ya fuera de nuestro modo competitivo.

Antes de terminar, necesitamos saber cuáles son tus mociones favoritas.

Mis mociones favoritas… Mira, es muy variado, pero últimamente estoy pensando mucho en una moción en concreto, que fue la moción de semifinales de este TODi, que fue una que yo no había visto en castellano y me parece que en inglés tampoco había visto una moción así. Era una moción de actor, donde el actor era Dios. Era algo como: “EC, siendo Dios, a la hora de hacer el juicio final, utilizaría un principio sobre otro”. Eso me pareció megainteresante, y creo que faltan más debates así. El circuito en inglés ha hecho un gran trabajo en poner mociones bien experimentales. Si uno mira las últimas finales de torneos como el Europeo de Debate o el Mundial en inglés, hay muchas mociones sobre filosofía moral bien abstractas que pone a los equipos en una posición en la cual tienen que generar argumentos bien creativos y novedosos, y eso me está gustando mucho porque creo que una de las tendencias últimamente en debate es que todas las rondas se sienten un poco parecidas. Por eso, las mociones que más me están gustando son las que ponen a la gente en posiciones en las cuales tienen realmente que pensar y hacerlo profundamente antes de sacar un argumento

Desde luego, es un tipo de emoción súperdiferente. 

Ahora ya sí, Matti, para acabar, queremos hacerte una pregunta que para algunos es muy fácil, pero para otros no tanto. ¿Cómo definirías tu trayectoria en el mundo del debate con una sola frase?

La verdad que la tengo muy clara porque es algo que he discutido mucho con Fernando. Nuestra frase, y siempre va a ser nuestra frase, aunque ni siquiera es nuestra porque se la hemos robado a un entrenador de fútbol, que es Marcelo Bielsa, es: “El fracaso es un continuo y el éxito es una excepción”. Creo que eso resume mi filosofía en adelante.

Pues nada, esto es todo por hoy. Muchas gracias. Para ElDebatiente es toda una suerte poder hablar contigo y poder contar tu historia. Muchas gracias.

Gracias a vosotros.

Artículos relacionados

5fad1690-64a1-4f16-90d3-f6595a3bedf1-680w (1)
Paloma Martínez lleva seis años participando en torneos de debate universitarios, tanto académicos como en formato BP, alzándose con la victoria en el I Torneo Cánovas, en el Torneo Complutense-IE y en el Torneo de la Universidad de Salamanca. Presidenta y formadora de su querido club de debate cordobés CDU en el curso 16/17.
PHOTO-2023-04-08-20-01-46
A nuestro entrevistado de hoy, si no lo conoces, es porque no has estado atento al mundo del debate BP, pues Fernando Contreras es un debatiente y juez de renombre mundial. Hoy, concede unas preguntas a ElDebatiente. ¿A qué esperas para leerlo?
2
Hoy nos acercamos hasta Ana Fernández para hacerle unas preguntas sobre este mundillo. “Eso del debate pinta bien” fue como entró en el mundo gracias a una amiga. Ahora, podríamos considerarla una gran oradora que ha ido cogiendo experiencia en todos los torneos.
X