¿Debemos censurar los eventos deportivos que tengan lugar en países que no respetan los Derechos Humanos?

Isabel Gil Sánchez, estudiante de 2º de Bachillerato del colegio Santa María de los Ángeles, trae a ElDebatiente la moralidad de una práctica que castiga las violaciones de los DDHH.
22-censurar-eventos-deportivos-paises-no-respetan-Derechos-Humanos

“Negar a las personas los Derechos Humanos, es cuestionar su propia integridad” nos dice Nelson Mandela, y creo que no puedo estar más de acuerdo con él. Siglo XXI, países sin Derechos Humanos, y eventos deportivos que son capaces de visibilizar acciones, valores… ¿Son una buena combinación? ¿O se deberían censurar en aquellos lugares donde no se respetan los DDHH?

Eventos que mueven a mucha gente, que tienen un impacto en la sociedad, que puede marcar un antes y un después para una sociedad e impulsar el cambio. Estos eventos nos pueden proporcionar un cambio, diría que no hay mejor forma de cambiar algo que a través del deporte, cuando cumples un reto, un propósito, miras hacia atrás, y te das cuenta de todo lo recorrido, la lucha, la constancia…, para una lucha cómo respetar los DDHH necesitamos estar unidos, y tengo muy claro que el deporte une y que es capaz de mover a mucha gente hacia un mismo objetivo.

Imagínense una escalera, esta escalera está compuesta por diferentes pasos, los cuales ofrecen los eventos deportivos como beneficio a dichos países. Cuando se realiza un evento deportivo, los medios de comunicación toman un papel bastante importante, ya que estos transmiten lo ocurrido, qué pasaría si estos medios también pudieran visibilizar al país para lograr el cambio, poner un foco mediático, tenerlos en el punto de mira, llamar la atención de otros países para que les puedan ayudar.

Seguimos subiendo la escalera y nos encontramos con la propia sociedad, esa que quiere cambio, teniendo en cuenta que le hemos dado la posibilidad de visibilizarse, ahí se darán cuenta que tienen una posibilidad de cambio, una esperanza. Si a estos dos escalones subidos, le sumamos el desarrollo del país no solo económicamente, sino como posibilidad de cambio y que ese beneficio económico, estén invertidos en un avance hacia la lucha de esos DDHH.

Podemos recordar la película de las sufragistas, conjunto de mujeres que se manifestaban por el voto femenino , entre ellas Emily Davison, día del Derby en el hipódromo de Epsom Downs, donde los mejores caballos purasangres de Inglaterra competían en una carrera que, sin duda, pasaría a los anales de la historia. En medio del espectáculo y del jolgorio que se vivía, Emily Davison se lanzó a la pista y trató de sujetar las riendas del caballo del rey, seguramente, para colgarle una bandera sufragista y reivindicar así su causa. Ellas lucharon y se manifestaron en un evento deportivo. Podemos hacer lo mismo, tenemos los medios, la sociedad que quiere cambiar y el desarrollo que nos aporta los eventos, si lo sumamos todo nos lleva a cambiar, no tengo ninguna duda de que podemos hacerlo. Una vez lleguemos al final de la escaleras podremos tocar esa campana y sentirnos orgullosos de avanzar como sociedad.

Por otra parte, el cambio no es de un día para otro y que el factor económico puede jugar también en contra, y que puede no ser ético hacer publicidad en esos países. Ya que puede que solo sea el interés económico el que muevan estos eventos y no la necesidad y oportunidad de cambio, es cierto, que los derechos humanos no se mendigan, se exigen como nos dice Eduardo Galeano.

Lo que tengo claro es que hay una necesidad de cambio que tiene que ser solucionada inmediatamente. Y también tengo muy claro que para mi el deporte nos puede ayudar y unir para luchar juntos hacia un gran cambio.

Y tú qué opinas, ¿Debemos censurar los eventos deportivos que tengan lugar en países que no respetan los Derechos Humanos?

Así pues, el debate está servido.

Artículos relacionados

26-hidrogeno-solucion-problema-energetico
Ante la polémica energética actual, Pablo Crespo Miret, estudiante de Ingeniería en Tecnologías Industriales y debatiente en Cánovas Fundación, nos trae una posible respuesta: el hidrógeno.
37-debate-online-tan-malo-como-creemos
Todos echamos de menos el debate presencial pero no podemos olvidar que, sin lo online, no tendríamos ni debate. ¿Hemos infravalorado el debate online? Sergio Vega e Iker Coya, estudiantes de Derecho en la Universidad de Oviedo y miembro de Junta Directiva del Club de Debate de Asturias, el primero, y del club, el segundo, sirven este debate.
pexels-todoran-bogdan-783737
El eterno debate estudiantil llega a ElDebatiente de la mano de María Rivera Rodríguez, estudiante de primero de bachillerato en el Colegio El Encinar.
X