Iago González Pazos

Iago González es un gallego de lo más interesante que se dedica en el ámbito profesional a la gestión del talento pero que como debatiente también confiesa haberse encontrado a menudo con él. Entró en debate por “tocahuevos”, según cuenta. Y aunque no tiene ni idea de cómo saldrá de este mundillo dice sentirse orgulloso de todos y cada uno de los proyectos de los que ha formado parte en estos años. Algo que no cualquiera puede decir a la ligera, como tampoco cualquiera puede decir que le haya echado semejante fotón Iñigo Vallejo (URJC).
Iago+3-704w (1)

1. ¿Cómo entraste al mundo del debate? 

Protestando en clase. Parece de coña, pero empecé a debatir en bachillerato, en la Liga Galega de Debate (creo que fue la primera Liga escolar autonómica del país) y me reclutaron por ser el típico alumno tocahuevos que se pasa el día protestando – en la universidad no cambió mucho la cosa –. Llegamos al torneo sin entender nada y acabamos ganando varios debates. Al año siguiente fuimos finalistas y tuvimos premios individuales, fue un locurón.

Cuando llegué a la universidad, Santiago Martinez reunió a algunos de los participantes y nos integró en SODECO, aprendimos, debatimos y fuimos cogiendo las riendas de la asociación durante unos años. Después fundamos CDC y Agade. Sigo preguntándome cómo saldré del mundo del debate.

2. ¿Qué es lo mejor y lo peor de esta comunidad? 

En primer lugar, en debate conoces a todo tipo de personas, muchas de ellas verdaderamente inteligentes y capaces de hacerte pensar (si tienes suerte, además conocerás a gente con la que montar los mejores fiestones, pero eso lo puedes encontrar en otros sitios). La clave de esta gente es la diversidad, no me imagino muchas actividades donde puedas tomarte unas birras con personas de todo el espectro ideológico, en clave de paz y de risas.

En segundo lugar, lo mejor y lo peor del mundo del debate son la misma cosa: nos permite desarrollar unas habilidades con un gran valor personal y profesional. Eso hace que nuestro hobby cuente como tiempo efectivo, que estemos aprendiendo todo el tiempo y mejorando, haciendo currículum incluso. Digo que también es lo peor, porque tenemos una capacidad para transformar el mundo que supera, con creces, a la de muchos otros grupos que existen en nuestro entorno pero sin embargo no hacemos gran cosa para cambiarlo. Es una pena no vernos en mesas de debate público, participando en tanques de pensamiento o incluso contar con más político. Lo bueno es que muchas personas aportan su granito de arena individual, el simple hecho de participar en un torneo escolar es una pasada, pero podríamos tener más impacto, creo honestamente que deberíamos tenerlo.

3. ¿Crees que el debate es una herramienta necesaria en el sistema educativo? 

Creo que ninguna herramienta es necesaria, en tanto en cuanto el sistema educativo ha existido sin debate muchos años, ahora bien, creo que es la “llave” perfecta para una tuerca oxidada y difícil de mover. Potencia competencias clave, motiva y además permite trabajar con todo tipo de personas. Siempre que he dado clases a profesores he dicho lo mismo: puedes meter en el equipo a la persona con más chulería y a la vez a la más chapona, seguramente ambos disfruten.

Mi duda técnica, como psicólogo y habiendo trabajado en educación durante los últimos años, es en qué momento debemos empezar a promover el debate y hasta qué punto debemos obsesionarnos con esta promoción. Creo sinceramente que hay otras actividades como el teatro, o las competiciones de declamación poética que pueden ser un socio perfecto del debate, especialmente para la educación primaria. Dudo porque he visto niños y niñas alucinantes debatiendo con 9 años, en Reino Unido lo hacen y les funciona, poder se puede.

4. Siendo Dios, ¿te arrepentirías de la creación del ser humano? ¿O al menos de la LOMCE? 

Por supuesto, uno debe arrepentirse siempre de su asesino.

Con la LOMCE me lo tengo que pensar un poco más, si me preguntas por los comos, por la manera en la que se promovió la ley y se gestionó su redacción me posiciono en el lamentable, creo que la educación pertenece a la sociedad y especialmente a los impulsores del progreso, ignorarlos es lamentable.

Si me preguntas por las evaluaciones estandarizadas, la respuesta es fácil: prefiero ser juez de BP – sin ítems – que de académico con unos ítems que los buenos jueces tienden a usar sólo como apoyo. Además creo que hay que evitar las barreras en educación por resultados, joder, claro que lo creo, yo repetí 4º de la ESO, pasaba muchísimo de ir a clase. Luego me enamoré del bachillerato, me saqué la carrera y soy un profesional relativamente respetable. Las reválidas tienen el potencial de retirarle a una persona como yo la oportunidad de deshacer sus errores – aunque en la mayoría de los casos no lo harán -. Como diríamos en BP, con que una persona empeore sustantivamente su vida, la medida es mala.

5. Hay mucha gente, que siendo buenos en el debate en español, no se anima a dar el paso hacia el inglés, ¿Qué opinas al respecto? ¿Qué les aconsejarías? 

Creo que no hay excusa.

Hay algo que mucha gente no sabe del BP y es que está pensado, desde el inicio, para ser un formato con carácter internacional. En BP no se evalúa la oratoria ni la belleza del discurso porque lo importante son las ideas profundas, lo que quieres decir. Esa es la razón por la que los jueces deben valorar la calidad del material argumentativo de los equipos.

La clave es que, todo lo anterior está pensado en realidad para que una persona que no es nativa en un idioma pueda debatir sin grandes problemas en una lengua que no domina del todo. Por eso se han creado también los comités de equidad, para evitar problemas derivados de la diversidad cultural. Además, hay muchos torneos donde los equipos no dominan de forma excelente el inglés.

Creo que la gente debería empezar a atreverse con Portugal, yo mismo fui a juzgar el OPEN de O Porto, en portugués, lengua que no domino, y la experiencia fue fantástica, creo que pude aportar a los equipos, cuando me perdí cosas los otros jueces me ayudaron a comprender y me sentí uno más. Eso hace años, en académico, me habría parecido impensable.

6. En estos últimos años hemos visto la fuerza que está tomando el BP ¿crees que está influyendo en el mundo académico? ¿Le está comiendo el terreno? 

Yo creo que BP y académico son complementarios, enseñan cosas diferentes, además creo que no debemos abandonarlo por una cuestión histórica y estratégica: me parece mucho más fácil aprender a debatir en académico que en BP.

Es normal que el BP haya influido en el académico, es muchísimo más divertido y más estimulante, honestamente yo no debatiría académico, me aburre más y no estoy dispuesto a dedicarle el tiempo. Al contrario de lo que muchos creen, el BP requiere de investigación también, aunque se organiza de otra forma, no investigas un tema hasta ser un experto, pero debes estar al día y leer artículos técnicos y de opinión constantemente. En el extranjero, los equipos hacen estudio de casos, reciben clases sobre temas de actualidad que les pueden ayudar a afrontar los temas inesperados de BP, eso es una pasada y me parece algo muy vendible en la universidad. 

Como contrapunto y trabajando en recursos humanos, diré que las habilidades que aprendes en académico me parecen muchísimo más vendibles, aprendes más oratoria y la capacidad de investigar es una pasada. No debemos perderlo.

7. ¿Cuál ha sido la mejor moción que has visto? Ajudícanos una moción de cosecha propia 

La mejor moción que he visto la vi en Porto, en un torneo de realidades alternativas y el tema era Harry Potter: “Esta Casa Cree que el Mundo Mágico debería descubrirse ante los muggles”. Es una pasada porque es una frikada que me encantaría debatir y al mismo tiempo te obliga a pensar sobre las implicaciones de la colonización cultural, sobre lo que supone que una sociedad muy avanzada tome contacto con otra, sobre el paternalismo, el asistencialismo… Es una pasada.

Para El Debatiente… “EC reduciría el número de periódicos online para que la oferta ganase en calidad”, el gobierno lo tendría dificilísimo para ganar, pero oye, yo creo que debemos debatirlo todo, pensar sobre nuestra realidad inmediata y plantearnos lo que hacemos 😛

9. Cuéntanos tu experiencia como adjudicador

Es genial, creo que más gente debería atreverse, deberíamos contar con más adjudicadores españoles. Es una experiencia muy enriquecedora pensar sobre temas que consideras relevantes y lograr que un montón de gente los debata, es especialmente guay cuando alguien hace el debate que tú harías, te sientes como si hubieras predicho lo que va a pasar y eso mola muchísimo.

Además, la mera experiencia de hablar con otros adjudicadores es de lo más interesante, yo he tenido la suerte de adjudicar con gente buenísima – y eso que no he podido adjudicar con alguna gente de la que me gustaría aprender – estas personas  

10. ¿Qué es para ti la Asociación Gallega de Debate? ¿Qué supuso el CMUDE16? 

Nació en el tren de vuelta del CMUDE13 como un proyecto para que los más “mayores” del Club de Debate Compostela pudiésemos seguir participando y aportando en la comunidad sin robar oportunidades a los siguientes. Años más tarde, entre “los siguientes” hay grandísimos oradores y oradoras, campeonatos nacionales ganados, muchas finales alcanzadas e incluso un CMUDE en el bolsillo; es decir, han superado con creces a la generación anterior.

Siento orgullo por todos los proyectos de los que he formado parte. Aún sonrío cada vez que veo una foto de familia del CDC – y no conozco ni a un cuarto de los integrantes – huelga decir que con Agade y especialmente con el equipo ganador del CMUDE16 el cariño y el orgullo fueron increíbles porque pude vivirlo con ellas. Salí de allí y lo primero que hice fue decirle a Gonzalo Alonso – gran referente – que me iba a dedicar a juzgar BP. Aquí estamos.

11. ¿Qué es el talento y cómo se gestiona? 

El talento es, por decirlo rápidamente, algo inherente a la persona que se desarrolla aprendiendo, aprendiendo a hacer y reflexionando sobre las creencias personales. Así, una persona con talento para el debate sabrá debatir muy bien porque habrá aprendido en qué consiste la actividad, habrá aprendido a debatir y habrá reflexionado sobre lo que esta actividad puede aportar a uno mismo y a la sociedad.

Yo creo que se desarrolla a través de retos, si nada ni nadie te obliga a emprender un proyecto mejor, a comprometerte un poco más o a ganar una competición con rivales más exigentes, es imposible motivarse a para crecer. Las empresas lo saben y buscan a ese tipo de personas, no sólo a las competitivas, pero a las que quieran crecer cooperando con otros y cumpliendo retos que se alinean con los objetivos de la empresa. Tengo una pasión acojonante que es el debate, pero mi profesión no está mal, ¿verdad?

12. Y los nacionalismos, ¿cómo se gestionan?

No se gestionan, se toleran. Es algo muy sencillo en debate: tenemos que entender que hay dos posturas contrapuestas y que se trata de saber debatir. Para saber debatir algo primero hay que ponerse en la visión de la otra persona. ¿Qué status quo es el que hace que esa otra persona esté pidiendo algo? Yo creo que eso es un poco lo que hay que hacer con los nacionalismos: entender cuál es el punto de partida de su ideología para poder debatir activamente con ellos de igual a igual. Evidentemente con la fuerza y la superioridad del Estado como gran ente pero sabiendo aceptar que existen formas de vida muy diversas en España, muy diversas en Europa y muy diversas en el mundo. Así que no tiene ningún tipo de sentido intentar imponer una idea a una población únicamente prohibiéndoles hacer algo porque eso para mí es la clave de los nacionalismos.

Artículos relacionados

WhatsApp+Image+2018-10-22+at+15.05.32-396w (1)
Inspectora de Hacienda, doble grado en derecho y ADE, participando en torneos y simulaciones desde 2008. Socia fundadora del club de debate CDU. Además de eso, es una crack en debate y ha vivido lo suficiente en el mundillo como para aportar una visión propia y documentada. Ella es Natalia Gascón
WhatsApp+Image+2019-04-28+at+21.31.42-960w (2)
Carlota Delso González es la presidenta y cofundadora del club de debate de la Universidad Politécnica de Madrid. Estudiante de Ingeniería en Tecnologías y Servicios de Telecomunicación. Con espíritu de refutadora, debate (y gana) en Académico y en BP (nacional e internacional) Algunos ejemplos son el XIII Torneo de Debate Académico UFV, el Barcelona OPEN 2019 en categorías EFL y OPEN, el BP Mujeres… Todo eso compaginado con ser formadora de debate del colegio SEK Ciudalcampo. 
fabregat++foto-839w (1)
Antonio Fabregat estudia Derecho y ADE por la U.P. Comillas (ICADE, E-3). Empezó en debate en el Colegio SEK-Ciudalcampo y ha acabado como campeón mundial en el torneo celebrado este año en Guatemala. Mejor orador en dos CMUDE, se ha alzado con premios también a nivel nacional. Compagina todo esto con la empresa de la que es co-fundador, Train&Talk, y el papel de formador para –en sus propias palabras- devolver todo lo que ha recibido.
X