Ana Miranda Anguita

Ana Miranda Anguita. Miembro de CDU hasta 2018 y actual presidenta de FEDEJ. Estudiante del 5º Doble Grado Derecho+ADE. Coordinadora la Escuela de Oratoria del Colegio Santa Victoria. R1 por definición. Campeona del Torneo de Córdoba de la III Liga de Debate Jurídico (FEDEJ).
WhatsAppImage2019-11-17at21.58.08-960w

Bueno, al igual que siempre Ana, ¿cómo y cuándo entraste en el mundo del debate?

Realmente todo empezó en mi cole de toda la vida, Santa Victoria. Mi profesor José David, con el que hoy en día sigo manteniendo contacto, y al que le tengo un cariño inmenso, nos dio nociones básicas y fundamentales del debate: qué roles había, cómo teníamos que argumentar y refutar… 

Ahí disfruté o sufrí de mis primeros debates, que fueron los que me hicieron interesarme por este mundo. Más tarde, cuando entré en la universidad, conocí CDU y vi que era mi lugar para crecer en este ámbito.

Bueno, si llevas desde escolar entiendo que tienes tiempo en el mundillo ¿Ha cambiado mucho el mundo del debate en este tiempo? ¿Crees que actualmente está en un buen momento?

Sí que considero que ha cambiado. No me aventuraría a decir que el cambio es totalmente positivo ni totalmente negativo. Como todo sabemos, el BP ha ido ganándole terreno al académico. Y eso es un hecho cuya valoración puede cambiar según quien lo mire. 

Yo personalmente prefiero el formato académico porque considero que enriquece muchísimo esa fase previa de preparación, ya no solo a nivel formativo, sino también personal, por el trabajo en equipo y los lazos que se crean en las 3 o 4 semanas de preparación. Si bien, también considero que el BP proporciona una agilidad mental mucho mayor. Lo que no me gustaría que se perdiera es la importancia del fondo sobre las formas, aunque no haya que perder de vista estas últimas.

Entrando un poco más al fondo, ¿qué crees que le falta y le sobra?

Al hilo de lo que acabo de decir, creo que en ocasiones falta valorar más el fondo, puesto que no son pocas las veces en que importa más “cómo se dice” que el “qué se dice”. Si bien las formas son importantes, es el fondo de un discurso lo que crea la base de un buen debate y, desde mi punto de vista siempre debería ser lo fundamental. 

Respecto a qué le sobra al debate, diría que la competitividad en exceso, puesto que en general suele importar más el resultado que el proceso. Y es verdaderamente el proceso lo que te hace aprender, crecer y mejorar. Creo que la competitividad sana es necesaria, pero que nunca debemos olvidar que un torneo es mucho más que ganar un premio o que llegar a un final. Un torneo es mucho más, es superación, confrontación de ideas, compañerismo, aprendizaje

Cambiando un poco de tema, sabemos que actualmente eres la presidenta de FEDEJ ¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar a la actualidad?

Fui participante de la última Liga que realizó FEDEJ y campeona del Torneo de Córdoba, por lo que nos clasificamos para la Copa Máster que se celebraba en Bruselas y Madrid. Me enamoré de este proyecto porque, si hay algo que me guste más que el debate, es el Derecho. Y aquí se aunaban ambos mundos. 

Por ello, cuando se cambió el patronato y me dijeron que si quería entrar a formar parte del mismo, no dude en responder con un rotundo sí. Creo en el proyecto, y creo en todos los que formamos parte de él. 

¿Y cómo está siendo tu experiencia como presidenta? ¿Cuál dirías que es la mayor dificultad que has encontrado y como la superas?

Muy satisfactoria y gratificante. Siento que es mi forma de ayudar a personas que, como yo, tienen estas dos pasiones. Además, todo se hace mucho más llevadero gracias al apoyo y al trabajo del resto de miembros que conforman FEDEJ, en especial, Fede Algarra y Berta Ruiz, que son los que tengo más cerquita. La mayor dificultad a día de hoy ha sido la conformación del nuevo patronato, renovado casi en su totalidad, así como la puesta en marcha de la Liga Jurídica, con sus correspondientes tareas, en especial, la búsqueda de financiación y patrocinio. Todo ello teniendo en cuenta la inexperiencia al acabar de entrar a formar parte de esto. Superar estas dificultades no depende por entero de mí, o de nosotros, pero sí que la implicación, el compromiso y las ganas de trabajar y de hacer crecer FEDEJ son el motor fundamental.

Hablando más a fondo sobre las actividades de FEDEJ, ¿tenéis ya preparado proyectos para este año?

¡Sí! Este año se retoma la Liga Jurídica con sedes en Córdoba, Madrid y Salamanca (y a la que animo a todos participar), y la consiguiente Copa Máster para los clasificados. Todos los que han asistido a alguno de los torneos celebrados hasta ahora coincidirán conmigo en que es una experiencia enriquecedora que no puede pasar por alto ningún estudiante de Derecho.

Y en cuanto al formato, ¿crees que el debate jurídico está infravalorado en el circuito español? ¿Por qué?

No creo que esté infravalorado como tal, pero sí que creo que al ser un ámbito más técnico y más concreto, tiene un campo de participantes más cerrado. Esto implica torneos en los que se tratan preguntas con un mayor nivel de complejidad respecto a temas más genéricos, lo que desincentiva la participación de estudiantes de primeros años del grado. 

Es por ello por lo que este año introducimos como novedad la figura del “Jurista Revelación”, una equiparación del reconocimiento “Mejor Jurista” a participantes más novatos. Obviamente, aún queda trabajo por hacer en lo que respecta a visibilizar el debate jurídico en España, y desde FEDEJ estamos trabajando en ello. 

Si tuvieses que dar un consejo a la gente que va a empezar en debate, ¿qué les dirías?

Que dejen los miedos atrás y que se lancen a participar en el mayor número de torneos posibles, que es donde más se aprende. Que no se comparen con nadie, tan solo con ellos mismos. Pues si bien la competitividad es positiva, no ha de convertirse en algo que eclipse la evolución de uno mismo, lo que deriva en algo tóxico. Y que no desaprovechen ninguna oportunidad para empaparse de los demás, pues un torneo es el ambiente idóneo para aprender de los demás, y para crear lazos que les acompañarán toda la vida.

¿Personalmente, cuál dirías que es tu referente en el mundo del debate?

Realmente no tengo solo a alguien en mente. Destacaría en conjunto a la generación que nos formó cuando entré en CDU: Natalia Gascón, Carlos Valverde, Juan Pacheco, Guille Díaz, entre otros. Ellos marcaron nuestros pasos a seguir. Fueron y serán mis referentes en este ámbito.

Y como siempre, para cerrar, si tuvieses que concluir toda tu vida en el debate con una frase ¿cuál sería?

Me quedaría con una frase que hemos usado en varios torneos y que ha pasado a ser parte de mí: “La utopía está en el horizonte, por más que camino, jamás la alcanzaré. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Pues precisamente para eso, para caminar” (Eduardo Galeano). 

Las metas que nos ponemos, nuestras utopías, son nuestros motores más potentes para seguir avanzando día tras día dando lo mejor de nosotros mismos

Artículos relacionados

WhatsApp+Image+2019-03-25+at+13.35.47-960w (1)
Estudiante de Derecho y ADE, contrarefutador, 2 veces mejor orador en V y VII Torneo Cánovas, mejor orador última edición de la SIPA y semifinalista del CMUDE 2017 Guatemala junto a Bea Valcarce
WhatsApp Image 2020-03-30 at 21.24.57 - copia
Secretaria del Club de Debate de la Universidad Politécnica de Madrid, Estudiante de Ingeniería de Tecnologías Industriales. Adora la R1 y los primeros ministros, pero para ella nada como un buen látigo de oposición. 10ª mejor oradora CMUDE 2019. Ganadora de BP Barcelona en categorías EFL y OPEN, del Interceu 2019, y del XIII Torneo de Debate Académico UFV. Formadora de debate escolar en los colegios de SEK Ciudalcampo, SEK Castillo y Universidad de Sevilla. Esta es Paula Villaseñor Cano
WhatsAppImage2019-10-29at11.05.56-960w
Presidenta de CDU y estudiante del tercer curso de Derecho y ADE. Está enamorada de la segunda refutación. Ganó su primer torneo interno CDU, y se enganchó al debate. Para ella nunca hay suficientes los torneos a los que asistir. Esta es Almudena Hens Tienda
X