Beatriz Jiménez Pérez

Estudiante de Periodismo y becaria en la sección de economía de OkDiario. Debatiente desde escolar con mucho recorrido en todo el panorama nacional. Ganadora del Torneo Séneca y del MOOT de Mediación Civil y Mercantil, así como subcampeona del I Torneo de debate de la UAB y del V Torneo de debate de la URJC (poco para todo lo que se merece).
WhatsAppImage2021-03-15at13.23.27-960w

¡Buenas Bea! Para romper el hielo empezamos con una pregunta muy común: ¿cómo entraste en el mundo del debate? 

Creo que la respuesta es muy habitual: por casualidad. Fue en primero de bachillerato, cuando tres jovencísimos debatientes -Franxy, Miguel García y Pablo Álvarez- hicieron la presentación de la extraescolar. Me acuerdo de que mis padres, que nunca han estado muy contentos con debate, me dijeron que ellos no me lo pagaban y me aposté con ellos que si en dos días encontraba un trabajillo para pagármelo, me apuntaba. Y así fue.

¡¡Eso sí que es ímpetu y lo demás son tonterías!! Aprovechamos para mandarle un saludo a los 3 debatientes que mencionas.

Y después de tantos años y tantas experiencias, ¿en qué punto de tu carrera como oradora te encuentras?

Ahora mismo y con mucha tristeza, alejada del mundo de debate. He de decir que solo una crisis sanitaria a nivel mundial podía haberme sacado del circuito, porque lo cierto es que siempre he disfrutado tanto de esta actividad que no sabía muy bien si llegado el momento iba a saber decir “hasta aquí hemos llegado”.

Qué pena nos da escuchar esas palabras, pero esperamos que cuando esto pase vuelvas con más fuerzas que nunca.

Ya que estamos hablando de tu recorrido en este mundo, nos consta que tu trayectoria ha tocado todos los roles, ¿Con qué te quedas: juzgar, debatir o formar? E independientemente de la que escojas, ¿qué te aporta cada experiencia?

Me quedo con debatir, porque para mí es la experiencia más personal. Debatir me hace conocerme a mí misma, mis limitaciones y mis puntos fuertes. Para mí quizá es la experiencia que más huella me ha dejado. Sin embargo, descubrí en ser formadora algo maravilloso: la ilusión. Cuando empiezas con un grupo y vas viendo su evolución y sus ganas, en parte te llenas de esa ilusión del principio y sientes sus alegrías y sus debates como si fuesen tuyos.

Por último, juzgar es la experiencia que menos me gusta, aunque creo que me ha aportado muchas cosas: no soy una debatiente con mucha teoría del debate, ni estrategia, ni conocimiento específico por lo que me ha parecido siempre injusto valorar a otros debatientes que sabían mucho más que yo (por eso siempre me ha encantado ser panelista). Pero he de decir que para mí ha sido una de las experiencias más didácticas porque siempre es más sencillo entender que cosas no funcionan en un debate cuando las ves en otros.

Y después de tantos años y con criterio como para poder opinar, ¿cómo definirías el mundo del debate hoy día?

Hoy en día, no lo sé, porque no debato desde antes del confinamiento. Pero si me haces esta pregunta hace un año te diría que el mundo del debate es una vida en pequeñito: tiene su dosis de competitividad, de aprendizaje, de drama, de alegría, buenas personas, malas personas, estrés… Creo que el hecho de vivir muchas de estas cosas a la intensidad que te lo hace vivir el debate hace que sea algo tan adictivo.

¡Qué manera más bonita de definirlo!

Y de cara al futuro, ¿qué esperas de este mundo tanto a corto como a largo plazo?

Espero que se mantenga y que se popularice. Tras 5 años en debate -tanto en escolar como en universitario- creo que he tenido la suerte de encontrar una actividad tan completa y que no es tan conocida. Un circuito que sepa crecer y mantenerse creo que es lo mejor que puedo esperar.

Pues la verdad es que llevas toda la razón. Seguiremos trabajando para que sea posible.

Después de tantos años, tantos debates y tantas personas con las que habrás tenido relación, ¿algún referente personal en el mundo del debate?

Muchos. No he sido una debatiente con muchísimas formaciones así que mi medio de aprendizaje siempre han sido los torneos: en algunas de las pocas ocasiones que he entrado en una top room para mí ha sido un festival. Debatientes como Carlota Delso o Javier Sánchez Villegas, entre otros muchos, me han enseñado algo cada vez que he tenido la suerte de verlos debatir. Y por supuesto en este apartado entra Francisco Hernández, del que he sido alumna -tanto dentro como fuera de debate- y del que me ha encantado ser compañera porque creo que hemos aprendido mucho juntos.

¡¡No esperábamos una respuesta distinta!! Qué alegría ver las amistades que nacen de este mundo. 

Bajo tu opinión, ¿qué características crees que debe tener un buen debatiente?

La pregunta para mí es: ¿Qué es un buen debatiente? Para mí no es lo mismo que un buen orador. Creo que las características de un buen debatiente las definen sus objetivos. Si tu objetivo es ser el mejor y ganarlo todo probablemente debas tener disciplina, autocrítica y una gran capacidad de trabajo y dedicación. Si tu objetivo en debate es pasártelo bien y adquirir habilidades de comunicación las características creo que deben ser disfrutar, conocer gente y aprender de cada una de las personas con las que te cruces. Pero más allá de manidos estereotipos de debatientes creo que todo depende de lo que quieras extraer de este mundo.

¿Y qué características crees que tienes tú como debatiente? Venga va, señálanos una virtud y un defecto que tengas como orador.

Creo que una virtud es que siempre he sido muy ‘echá pa lante’ a la hora de debatir. Siempre he sido yo, con mi naturalidad, mi falta de conocimientos, mi espontaneidad… Eso me hacía disfrutar mucho del debate porque no tenía que impostar nada y salía mucho más despreocupada.

Creo que uno de mis mayores defectos es que no sé filtrar. Sobre todo, en mis inicios, pero a lo largo de todos los años que he debatido, se me escapaban caras y refutaciones irónicas o un poco faltonas que, aunque no era nada personal y en ningún caso lo hacía con afán de molestar, podían incomodar a otros debatientes. Aunque he de decir que me he esforzado mucho para corregirlo.

Nos suenan ambos aspectos tuyos jajaja… Que buena autocrítica te haces; nada mejor para mejorar.

Dada tu personalidad tan proactiva en muchos aspectos informativos de la actualidad, ¿algún tema que estimes que deba ser debatido actualmente?

No te sabría decir un tema. Muchas veces en la redacción donde trabajo se establecen debates que digo: “Dios, como molaría que esto fuese una moción”, pero no te sabría concretar. Lo que sí sé es que si tuviese que poner una pregunta de debate no tendría una gran carga de conocimiento específico. Soy muy fan de las preguntas cotidianas y que te hacen reflexionar y razonar sobre cosas más humanas que teóricas.

¡Desde luego que los debates entre amigos en una buena terraza!

Pasando un poco a la parte más emocional, ¿algún recuerdo que guardes con mucho cariño?

Julio de 2019. Me acuerdo perfectamente de que antes de irme de vacaciones le pedí a Franxy ir al BP de Barcelona y él me dijo que empezaba el máster, que se estaba retirando… Y me llamó en julio para decirme que sí, que íbamos juntos. Por supuesto, este momento va unido a la final de la URJC, que creo que fue el mejor culmen de nuestros andares por BP.

¿Y alguno en el que recuerdes que pensaste “tierra trágame”?

También lo recuerdo perfectamente. Fue en la semifinal del torneo Séneca de Córdoba. Yo tenía que hacer dos refutaciones seguidas y estaba enfrascada en lo que no había refutado en mi primer turno, para hacerlo en el siguiente. Cuando me senté tras la primera intervención, una jueza me preguntó mi nombre y como yo estaba a otras cosas miré mi acreditación y se lo leí. Cuando vi que toda la sala se estaba riendo, pensé: “madre mía, soy idiota”.

Jajajaja nos imaginamos completamente el momento!! Lo peor es que no nos extraña que te pasase jajaja.

Conocemos tu faceta periodista, así que vamos a explotarla: ¿Alguna lectura o autor que pueda ser especialmente útil a la hora de debatir?

Quedaría genial si os recomendase un gran mamotreto de oratoria para ser el perfecto orador, pero lo cierto es que no he leído un libro de debate en mi vida. Soy partidaria de que un libro puede hacerte un gran aprendiz de debate, pero creo que un buen debatiente se hace en el ruedo. Así que, en vez de libros, mi recomendación es que se participe en tantos debates como se pueda.

¡Lectores, tomen nota!

¿Para qué te ha servido el debate en tu vida personal/profesional?

Debate me ha enseñado que siempre hay algo más: un razonamiento más profundo, una postura más racional, una minoría a la que le afectan las cosas y en la que no pensamos. Creo que te enseña a ir más allá y a no quedarte con lo primero que se te pasa por la cabeza. Además, creo que participa gente tan diferente entre sí que también te ayuda a eliminar muchos prejuicios.

Un clásico que no puede faltar: ¿BP o académico? ¿Postura favorita?

No tengo dudas, me quedo con BP. Aunque he de decir que iniciarme en escolar con académico me permitió entender mucho mejor los debates. Al final, en una moción de BP solo tienes esa ronda para encontrar la mejor versión de tus refutaciones y de tu argumentación. Académico te permite ir encontrando los mejores puntos del debate en cada ronda. Pero después de este rollo, me declaro fan del BP, sobre todo del látigo de la oposición.

Ya que estamos hablando de BP, aprovechamos para sacar a la luz una anécdota tuya muy graciosa a la misma vez que enorgullecedora. Cuéntanos ¿qué pasó en el BP de la URJC que tuviste que debatir tú sola las dos primeras rondas?

Enorgullecedora no sé, agobiante mucho. Franxy es la persona con la que he crecido en debate y nos compenetramos muy bien, así que su ausencia me dejó literalmente sin la mitad de mis capacidades para sacar adelante un debate. En la primera ronda salió la moción y me tocaba ser cámara alta de oposición. Tras construir mi argumentación -de la que estaba muy orgullosa- entré en la sala y empecé a escuchar al primer ministro. Ahí me di cuenta de que esta diciendo lo mismo que tenía yo apuntado en mis argumentos, así que saqué el móvil, miré la pregunta y me di cuenta de que me había equivocado de postura y me tocaba salir a debatir. Como te digo, poco enorgullecedora, aunque conseguí salvar los trastos.

¡Madre mía que tensión y que humilde eres! 

¡¡Sabemos que conseguiste brekear estando tú sola y que conseguiste incluso mejores resultados estando sola que cuando llegó tu pareja!!

Para ir terminando: ¿Qué aconsejarías a quiénes se acaban de iniciar en el mundo del debate?

Que aprovechen y se involucren en el circuito todo lo que puedan, pero que no se olviden que es algo transitorio. Creo que vivir la experiencia de debate al 100% te hace entender mejor el mundillo y sacarle más provecho, pero creo también en la importancia de saber cuándo has sabido exprimir todo el jugo y es hora de marcharse.

Ojalá todos los que te lean, te hagan caso. Es tan importante disfrutar sin obsesionarse.

Te retamos una vez más: En una palabra, ¿qué es el debate para ti? Intensidad

¡Imposible negártelo!

Y la última respuesta no va acompañada de pregunta, te pedimos una última reflexión.

Di que de la cárcel se sale, pero del debate no. Ahora que ya no participo en el circuito me doy cuenta de lo que echo de menos hacer comparativas, ver lo que han hecho otros equipos en sus salas mientras los jueces deliberan, e incluso de vez en cuando me sale ese tonillo de voz de debatiente de BP. Doy gracias de haber vivido esta experiencia y de todas las vivencias y personas que me llevo.

Qué palabras tan bonitas nos dedicas Bea. Muchísimas gracias por todas ellas y por dedicarnos tu tan preciado tiempo libre. Te mandamos un saludo cargado de cariño. Te deseamos lo mejor en todo lo que te espera.

Artículos relacionados

WhatsApp+Image+2017-12-12+at+16.20.29-678w (1)
Carmen compagina la medicina con su rol de debatiente, juez, formadora de escolares y universitarios –a los que Iñigo Vallejo califica de “hooligans”-y coordinadora de la Escuela de Debate Cánovas-UMA. Todo esto le ha permitido conseguir ganar varios torneos, colarse entre los mejores oradores y acudir a sus tan deseados CMUDE pero sobre todo nos ha permitido a los demás conocer una persona que –pese a su estatura- es muy grande.
WhatsAppImage2021-03-22at17.57.421-960w
El entrevistado de esta semana no es ni más ni menos que el actual presidente de la Asociación de Debate Dilema. Su currículum es cuanto menos interesante: estudiante de 4º de Cine y Cultura en la UCO, alumno colaborador del departamento de Historia del Arte, Arqueología y Música en el área de Cinematografía y un apasionado del cine español. Su trayectoria en el mundo del debate incluye tantos torneos que sería más fácil nombrar los que no ha participado que en los que sí.
EQUIPOS
Campamento PreCmude surge como una actividad innovadora que combina debate, aprendizaje y convivencia. Bajo el lema «mucho más que un torneo», su Equipo se ha afanado en sacar adelante la iniciativa y hoy nos acompaña aquí, en ElDebatiente.
X