Juanjo Tello Porcuna

Juan José Tello Porcuna, CDU, Doble Grado en Derecho y ADE en la UCO (aunque de erasmus en Praga), R2 (aunque adoro las intros) juez y debatiente en numerosos torneos nacionales y formador de equipos. Ah, y, sobre todo, Consejero.
WhatsApp Image 2020-03-16 at 22.54.38 - copia

Bueno Juanjo, empezando por la primera… ¿Cómo y cuándo entraste en el mundo del debate?

Entré en primero de carrera y ojalá lo hubiera conocido antes. Nos presentaron el primer día de la facultad un club de debate, que no me venía bien porque daba las formaciones por la tarde y yo tenía clase.

A partir de ahí, mis amigos de la facultad me hablaron de otro que daba las formaciones los domingos…y conocí CDU. Y ya ves si lo echo de menos…

“Extrañar no es estar vacío, sino estar lleno de eso que se hace presente a pesar de la ausencia”.

Ya que me hablas del tuyo, ¿crees que el sentimiento de pertenencia a un club es importante? ¿Por qué?

Muchísimo. Cuando uno cree que el debate hace bien a la sociedad, y a partir de ahí encuentra diferentes maneras de hacerlo representadas en la idiosincrasia de los distintos clubes, la motivación es mayor. Estar a gusto en un lado porque la gente comparte tu visión de lo que es o debería ser el debate, es el mejor estímulo que se puede tener.

En CDU somos el fruto de unas ideas que surgieron hace ya bastante tiempo sin las cuales las siglas para mí no valen nada. Eso no quita que tengamos que cambiar conforme a los nuevos tiempos. Pero la esencia, los principios, son aquello que permanece inmutable (aunque adaptable) a pesar de que cambien las circunstancias. Esos principios son CDU: la autonomía, la amistad, el compañerismo, la ambición de ser más grandes y mejores que ayer.

Y aprovechando que tienes experiencia, ¿qué crees que le falta y le sobra al mundo del debate?

Además de la competitividad y el saber vender lo que tenemos al sector privado para patrocinios y demás, creo que abrirse más allá de Madrid. Echo mucho en falta la presencia de equipos de fuera de la Villa en fases finales de torneos, principalmente de BP, pero no solo (con la excepción de Cánovas, bien es cierto).

Ojo, ahí la gran parte de culpa es de los clubes sureños, que entiendo que tenemos que hacer un esfuerzo por traer formadores y jueces del sitio donde “se parte el bacalao”, aunque sea a nuestros torneos internos, para llegar al nivel de otros clubes. Ganas y materia prima hay, pero queremos, o deberíamos querer (aunque no soy muy fan de Blas Infante) “volver a ser lo que fuimos”, especialmente en Córdoba: la co-capital del debate en España con cuatro clubes en una ciudad “pequeña”.

Entrando un poco más en cuestiones “del mundillo”, ¿crees que la figura de Equity es necesaria? ¿Por qué?

Vaya por delante que desconozco exactamente cómo funciona esta figura y hay una parte importante de prejuicios en mi respuesta. Yo no he vivido ninguna situación en ningún torneo ni personal ni indirecta donde haya hecho falta. Ahora bien, creo que la mayoría de los debatientes debate con muchísimo respeto hacia sus contrincantes.

Me resulta difícil imaginarme una situación en la que haya una falta de respeto flagrante y grave hacia otro debatiente, quitando alguna que pudiera tener algún novato fruto de los nervios (yo le dije una vez a José Villar que “iba a refutar sus sandeces”). Además, creo que es un plano increíblemente subjetivo, y que si se diera lo podría paliar la misma organización del torneo.

¿Pueden darse esos casos? Sí, pero cuidado con dónde ponemos el límite. Que alguien se sienta ofendido, no significa que haya habido necesariamente una ofensa. En debate, en ocasiones, se pueden poner ejemplos que se pueden tomar a lo personal y que, en ocasiones, son fruto de que alguien se ha expresado mal. Nada más lejos, en el último Nacional de CDU dije que “si tu abuela te ve con pelos en la axila quizás te pregunte que si ya te has hecho feminista” (tratando de explicar como ya se conocía que existía un movimiento social, que era el feminismo, pero que la posibilidad de difundirlo también implicaba la posibilidad de que se difundiera mal). Hubo quien no lo entendió así y quizá la culpa fue mía.

En definitiva, por ello alguien podría haberse sentido ofendido, pero, a riesgo de ser reiterativo, sin saber los pormenores de cómo trabaja esta figura y creyendo que sigue siendo muy subjetivo, sí que creo que puede ser una especie de “garantía” del respeto y el decoro.

Una un poco más personal. ¿Cuál es el momento más complicado al que te has enfrentado como debatiente?

Todas las eliminaciones de los torneos. Creo que vivir tiene una parte muy importante de “si no lo consigo, que no sea porque no he hecho todo lo que estaba en mi mano”, pero aún no he ganado nada, y si siempre tratas de mejorar y aun así el resultado no llega es muy muy frustrante.

Recuerdo el Torneo Vila de Verín 2019 donde participé con mi Sancho particular (y yo el suyo), mi inseparable amigo Epi. Éramos conscientes del nivel que tenía, pero la verdad, es que cuando habíamos debatido en Córdoba en BP nos había ido muy bien por separado. Pensábamos que sí teníamos (inocentes de nosotros) alguna posibilidad de pasar el break era haciendo un submarino. Aunque, como ya digo, nos daba la sensación de que podíamos dar al menos un buen nivel. El problema llegó cuando en primera ronda lo del submarino dejó de ser algo voluntario… Y la segunda… Y la tercera… Total, que acabamos en el top 3 por la cola.

Recuerdo que íbamos anunciando nuestra estrategia a bombo y platillo por el torneo. En la cena del último día, F. Arruga y J. A. Palomino nos dijeron: “Chicos, creo que habéis entendido mal el concepto de hacer un submarino…”. Todavía nos reímos de ello, pero en el momento fue un shock.

Siguiendo en la misma tónica, ¿cuál es tu posición favorita? ¿Por qué?

Las refutaciones en general y en concreto la segunda.

Creo que mi estilo ha ido evolucionando. Antes era mucho más agresivo, y ahora más didáctico. Creo que es una manera con la que no solo “crees” que tienes la razón, sino que “sientes” que los demás no tienen más remedio que dártela, y eso a todos nos gusta.

Pero las introducciones siempre serán mi “amor platónico”. Creo que son la parte más denostada del debate, pero la más bonita también cuando conectan con el público, más allá de una mera frase bonita o una enumeración. La introducción es la oportunidad perfecta para llamar al subconsciente a empezar a percibir lo subjetivo como objetivo, más que cualquier otra posición.

Si ahora mismo te diesen la oportunidad de repetir un solo torneo, con los conocimientos y la experiencia que tienes ahora, ¿cuál escogerías?

El Nacional de CDU de este año por supuesto, pero hay más.

El Judicial en el que quedamos subcampeones, por todo lo que significó, y su respectiva Copa Máster del 2018, fueron muy importantes para mí, y creo que estuvimos muy cerca de conseguir algo muy relevante (más aún por el contexto en el que participamos).

Y por supuesto el Isabel de España en el que me formó Juanillo… ¡Cómo me gustaban esas líneas!

Hemos hablado ya de todos, pero ¿cuál es tu formato favorito? ¿Por qué?

En académico me siento muy seguro, y creo que así es cuando uno da su mejor versión (porque además la diferencia entre unas líneas que te convencen y otras que no es pura y exclusivamente cuestión de trabajo). Además de que realmente interiorizas un tema, y solo tienes que echarle una ojeada unos años después para recordar grosso modo el asunto.

Pero el BP es el conjunto de todo lo que un orador debe tener, (aunque la oratoria se suela ver perjudicada por hablar rápido), y te saca de tu zona de confort continuamente.

Experiencia… Interés en el BP… ¿Tienes pensado debatir en CMUDE?

Llevo dos años tratando de ir al mundial, pero resulta complicado por la falta de apoyo económico. En CDU reglamentariamente no se financia ni en todo ni en parte si no se va con el nombre de CDU (con lo cual he de decir que para este caso en concreto no estoy de acuerdo) y para participar en CMUDE debería hacerlo como UCO.

El problema es que la UCO no contempla la financiación a otros alumnos de la UCO, (como yo), que no estén en su club de debate (que para mí son cosas diferentes), lo cual creo que es tremendamente injusto. Mi “derecho” no viene de estar en un club de debate, sino de ser alumno de una Universidad. Más cuando, en esa competencia en concreto, la estoy representando. Entiendo que es lo mismo que si debatiera durante el año por un colegio mayor…y no me parece lógico.

Y si hablamos de personas, ¿cuál dirías que es tu referente personal en el mundo del debate?

Tengo muchos: Epi (Epifanio López) por estar siempre alegre a pesar de todo. Franxy (Francisco Hernández) por saber reinventarse y entrar en BP con su edad. Ale (Pena) por currar como nadie. Manuela (Piera) por encontrar su sitio en la sombra (aunque imprescindible). Marta (Barrón) y Paula (Higuera) por su humildad. (José Luis) Pedraza por saber retirarse a tiempo. Juanillo por ser líder sin quererlo. Guille Díaz porque comunica siendo formal, pero podría estar teniendo una conversación con un amigo en lugar de debatiendo…

Ah y Alberite, que sale con cuatro frases en el papel.

Como siempre y para cerrar… Si tuvieses que concluir toda tu vida en el debate con una frase ¿cuál sería?

En debate se viven muchas cosas, así que me quedo con tres:

La primera sería: “Hay murciélagos que han salido por la noche menos que yo”

La segunda, como Ronaldinho en el anuncio de las Danets: “¿Repetimos?”

La de verdad: “A veces para seguir creciendo, hay que agacharse”

Artículos relacionados

WhatsApp Image 2020-04-13 at 19.47.41
5ª Mejor oradora en el CMUDE 2019. Miembro del segundo mejor equipo de la historia de España en el World Universities Debating Championship en Tailandia. Debatiente de la UNED y ex debatiente de Comillas, jefa de ventas y formadora de Train & Talk y copresidenta de SICODI. Esta es Belén Montes García.
2
Hoy nos acercamos hasta Ana Fernández para hacerle unas preguntas sobre este mundillo. “Eso del debate pinta bien” fue como entró en el mundo gracias a una amiga. Ahora, podríamos considerarla una gran oradora que ha ido cogiendo experiencia en todos los torneos.
fabregat++foto-839w (1)
Antonio Fabregat estudia Derecho y ADE por la U.P. Comillas (ICADE, E-3). Empezó en debate en el Colegio SEK-Ciudalcampo y ha acabado como campeón mundial en el torneo celebrado este año en Guatemala. Mejor orador en dos CMUDE, se ha alzado con premios también a nivel nacional. Compagina todo esto con la empresa de la que es co-fundador, Train&Talk, y el papel de formador para –en sus propias palabras- devolver todo lo que ha recibido.
X