Carlota Monedero

Carlota es graduada en Biotecnología y estudiante de Farmacia en la Universidad Francisco de Vitoria. Tiene una gran experiencia como debatiente, llegando a ser Cuartofinalista de CMUDE 2021, y como jueza, habiendo breakeado en varios torneos y formado parte del equipo de adjudicación de muchos otros.
WhatsApp Image 2022-04-04 at 20.57.31

Bueno, Carlota. Un placer entrevistarte. Este diario es fiel a sus raíces y siempre empezamos con la misma pregunta: ¿cómo entraste en el mundo del debate?

La verdad es que siempre me ha interesado el mundo de la palabra y hablar en público. Cuando estaba en el colegio siempre pasaba el rato inventándome historias y me encantaba hacer exposiciones orales delante de mis compañeros. De hecho, incluso llegué a formar parte del club de teatro (soy muy dramática), aunque aquello no llegó a proliferar. Así que cuando llegué a la universidad y me enteré de que había una Sociedad de Debates sabía que era el sitio donde tenía que estar,

Nos ha contado alguna que otra fuente que eres muy de BP… ¿Lo prefieres al académico? Si es así, cuéntanos por qué. Y si no, pues también. Queremos saber todo sobre ti.

¡Sin duda! En mi Sociedad siempre hacemos un primer año dedicado al formato académico para sentar las bases del debate y las técnicas de hablar en público, pero siempre sentí que no era lo mío. Sentía que cada torneo requería de una preparación muy exhaustiva y que muchas veces acababa agotada de preparar un mismo tema durante tanto tiempo.   

Sin embargo, cuando descubrí el BP fue amor a primera vista. Me encanta la fluidez del formato, que te obliga a estar informado de lo que pasa en el mundo. Además, el hecho de tener muy poco tiempo de preparación hace que tengas que ser capaz de pensar rápido, improvisar y saber adaptarte a lo que pasa dentro del debate. Es cierto que es un formato muy exigente, tanto a nivel intelectual como emocional, pero para mí la emoción de un torneo BP es algo que no puede compararse con nada. 

En ese sentido, ¿qué diferencia más importante ves en la preparación de BP frente a académico?

En mi opinión, lo más importante dentro de un académico es tener el máximo nivel de preparación previa posible. Los torneos académicos se basan en el estudio profundo de un tema en específico, que sabes con antelación y que preparas a lo largo de un mes (o más). Además, como investigas ambos lados de la pregunta, puedes tener una idea de cuáles son los argumentos que tiene el A Favor y el En Contra, lo que te da la posibilidad de pensar refutaciones y contra-refutaciones con antelación.

En BP pasa todo lo contrario. Como las mociones cambian en cada ronda y no hay manera de saber la temática de las mismas, no puedes enfocarte en un tema en específico, sino que tienes que tener un conocimiento general de todos los temas posibles. Eso te obliga a estar muy informado e investigar por tu cuenta para no quedarte en blanco cuando te hablan de temas como feminismo, LGTBQI+, economía o relaciones internacionales. 

Por otra parte, dado que no puedes predecir la temática de la moción, tampoco sabes lo que va a pasar dentro del debate. Esto te obliga a tener capacidad de improvisación y saber buscar errores en la lógica de los equipos de manera rápida, algo que requiere de práctica y experiencia debatiendo en el formato. Además, es un formato muy “técnico”, como una partida de ajedrez, con muchas reglas específicas y estrategias con las que puedes jugar dentro de la sala. Es por ello que en BP no puedes prepararte para un torneo, sino que es un formato que se aprende con entrenamiento constante, incluso si no hay torneos a la vista. Prácticas individuales, debates con otros equipos, ver debates grabados y analizarlos… todo ello es importante para poder mejorar en este formato. 

Te vamos a poner ahora en un aprieto…Seguro que tienes una moción que recuerdas como la peor. ¿Cuál es y por qué?

Puf… Hay muchas que fueron horribles, pero casi nunca fue por las mociones en sí. Recuerdo una de nuestras primeras semifinales, donde Javi (mi pareja de debates) y yo éramos BG en una moción económica. Javi sabe muchísimo de economía, y yo colapsé muchísimo durante el tiempo de preparación, así que él hizo extensión y yo látigo (algo que no hacemos casi nunca). Resulta que AG sacó un contrafáctico completamente diferente a lo que teníamos pensado y no tuvimos la capacidad para gestionarlo y tirar el caso a la basura, así que quedamos cuartos por acuchillamiento. Moraleja: no prepares caso en bajas.

¿Y cómo crees que se sustenta el mundo del debate? Es decir, si tuvieras que sacar 3 aspectos positivos del debate para tu vida diaria, ¿cuáles serían?

Debate me ha servido mucho para aprender a tener espíritu crítico y analizar la información de manera más consciente. Cuando leo una noticia o un artículo de opinión siempre intento ver las dos partes y cómo interactúan entre sí. También me ha ayudado a ser crítica con los argumentos de otras personas: saber cuando tienen fallas lógicas, cuando se dejan llevar por sesgos personas y en función de eso cómo explicarles por qué no tienen razón en lo que dicen de una manera más clara. 

Por otra parte, debates me ha ayudado a crecer como persona. Vivimos en un mundo en el que tenemos muy poca capacidad de agencia sobre lo que queremos hacer con nuestras vidas, hacia dónde queremos orientarlas y cómo queremos ser. Esto se debe en parte a que crecemos en círculos cerrados donde las experiencias y cosmovisiones tienden a replicarse, por lo que es difícil encontrar elementos de contraste que nos ayuden a ampliar nuestras visiones y replantearnos nuestras opiniones. A través de debate he conocido personas que me han aportado muchísimo, tanto a nivel intelectual como a nivel personal y que han compartido conmigo sus vivencias, opiniones y forma de ver el mundo. Es a raíz de ellas que he podido poner muchas cosas en perspectiva, reflexionar acerca de mi vida y cómo quiero dirigirla y, en última instancia, crecer como persona. Sin el ambiente diverso, inclusivo y seguro que proporciona debates este crecimiento nunca podría haberse dado y creo que es algo que debemos reconocer y fomentar para que más personas puedan beneficiarse de ello. 

Finalmente, en lo que más me ha ayudado debate es en lidiar con el fracaso y la frustración. La mayor parte de las veces las cosas no salen como esperamos: ponemos todo nuestro empeño y dedicación en algo y el resultado no siempre acompaña. Esto es aún más cierto en el contexto de debates, un mundo especialmente competitivo. Lidiar con esas derrotas y sacar un aprendizaje de ellas, con el fin de mejorar en el futuro es algo que pocos ámbitos pueden enseñarte. Como una vez dijo alguien muy sabio, “el debate más importante es siempre el siguiente”.

Y, para cerrar esa magnífica descripción que has hecho del debate, ¿qué crees que debería cambiar?

Siempre lo he dicho, para mí debate es un mundo muy elitista, que da pocas oportunidades a las personas que si bien tienen talento no son conocidas o no tienen los contactos necesarios para abrirse un hueco. Es muy complicado formar lazos de amistad con personas que no conoces y eso es aún más evidente dentro de debate, donde el factor del reconocimiento y la competitividad es enorme. Por eso soy una firme defensora de iniciativas como los tops de personas oradoras novatas o las postulaciones abiertas a equipos de adjudicación, porque creo que dan oportunidades a darse a conocer y tener un espacio de crecimiento mucho mayor dentro de la comunidad.

Hemos hablado de la perspectiva personal, pero ¿en qué medida te ha ayudado la oratoria en tu carrera y en tu vida laboral o profesional?

La verdad es que es algo que me ha ayudado muchísimo, tanto a nivel de exposiciones orales como a la hora de estudiar (sí, sorprendentemente). Desde que estoy en debates he aprendido a transmitir información de manera mucho más clara, concisa y convincente, a no ponerme tan nerviosa al hablar en público, a mostrarme más confiada… A nivel de estudios, diversas habilidades como seleccionar la información importante en textos o apuntes, utilizar la memoria de trabajo de manera activa o incluso establecer interrelaciones entre conceptos también las he desarrollado gracias a debates. 

Seguro que piensas en debate e instantáneamente te acuerdas de alguien. ¿De quién y por qué? ¿Qué ha sido esa persona en tu vida?

Como no puede ser de otra manera, la persona que me viene a la mente es Javier Abellán. Como él mismo suele decir, es “mi roca, una roca con la que cargaré durante mucho tiempo”. Desde que empezamos a debatir a finales de 2020 se ha convertido en una de las personas más importantes de mi vida, tanto fuera como dentro de debates. Todo lo que tengo en debates lo hemos conseguido juntos: los logros, las derrotas, los aprendizajes, las risas, los llantos… y aunque gane en todos los torneos en los que no soy su dupla, sé que siempre prefiere perder las finales conmigo a ganarlas sin mí (espero).

Aprovechamos para mandarle un saludo a Javier, que estamos seguros que estará encantado con las palabras que le has dedicado.

Retomamos un poco lo personal antes de despedirnos. Cuéntanos tu momento más vergonzoso en algún torneo. Ya sea por nervios, por poca preparación o por cualquier otra variante.

Prácticamente en todos los torneos tengo un momento vergonzoso. Soy muy patosa y siempre ando haciendo el ridículo de una manera u otra. Si tuviera que escoger uno fue aquella vez en la que estuvimos en AO en la top room, con Marcela Gómez como principal y con una moción sobre Israel para la cual no habíamos estudiado. En esa moción no quedamos cuartos, quedamos novenos, pero fue uno de los feedbacks más increíbles que he tenido nunca. Gracias a Marce por tener la paciencia de escuchar unos discursos tan horribles y de nada al resto de la sala por las risas que se debieron echar. 

Y por último, si tuvieras que definirte en una frase como oradora/debatiente, ¿cuál sería?

“Yo no tengo ideas propias, pero robo ideas muy bien.”

Muchísimas gracias Carlota por tu tiempo, ha sido un placer contar con alguien de tu valía y esperamos seguir contando tus éxitos aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate en español.

Artículos relacionados

28700726_856653744541264_8956776086451029793_o-960w (1)
Tiene los suficientes títulos murcianos como para considerarlo alcalde. Presidente del Club de Debate de Murcia, Director de los proyectos conjuntos con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Coordinador de las formaciones de la Universidad de Murcia, así como de los Centros de Secundaria, entre otros.
IMG_0868-960w (1)
Exdirector de la Escuela de Debate Universitario de Cánovas Fundación, consultor de Cumplimiento Normativo para el Banco Santander, debatiente multifunción, desde académico hasta BP, pasando por simulaciones parlamentarias (nótese especial cariño a la SIPA), dos CMUDEs uno debatiendo y otro de juez, y hasta MUN. Este es Javier López Padilla o, de forma cariñosa, JaviLop:
WhatsApp-Image-2022-03-13-at-14.21.47
Estudiante de cuarto curso del Grado de Derecho en la Universidad de Córdoba y socia del Club de Debate de CDU desde el año 2018, actualmente es Vicepresidenta y Representante de la Liga Escolar de CDU por segundo año consecutivo, así como participante y jueza en numerosos torneos de debate a nivel nacional, y ganadora de distintos premios en la materia. Conoce a María Gavilán.
X