Cátedra Torrijos: Liderazgo, debate y valores constitucionales

Nace, por primera vez, una Cátedra Universitaria dedicada al Liderazgo, el Debate y los Valores Constitucionales de la mano de Cánovas Fundación y la Universidad de Málaga.
Diseño sin título (4)

Este 2022 cumple diez años aquel proyecto que nació para ser el primero en su clase: Cánovas Fundación. Siempre a la vanguardia, lleva innovar en su esencia y su década de recorrido le brinda la suficiente experiencia como para dar un paso más forjando una cátedra por mecenazgo creada en el seno de la Universidad de Málaga, la primera consagrada a tan importante tarea.

Así, ya desde hace tiempo, Ángel Rodríguez, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Málaga, tramaba la idea de reconocer institucionalmente los valores constitucionales, que son, además, pilar fundamental de la misión de la Fundación.

El General Torrijos, mayor defensor malagueño del constitucionalismo, es quien ofrece el nombre a tan oportuna institución. El adalid de los enemigos del absolutismo del convulso siglo XIX se alza como el rostro de una entidad con voluntad de promover el conocimiento y la difusión de los valores que sustentan nuestra Carta Magna a través del debate y el liderazgo.  

La Cátedra, que nace en un ambiente universitario, hace suya la vocación de promulgar, entre una comunidad de jóvenes estudiantes que no vivió la transición política al actual marco constitucional, ideas de democracia, el valor del pluralismo, el respeto, la tolerancia o del imperio de la Ley.

Los engranajes fruto de la tan necesaria transición precisan de cuidado constante y el riesgo de darlos por sentado presupone el inicio de un camino que conduce a la indiferencia, al desapego y a desequilibrar los pilares del pacto democrático.

Tal fin necesita, pues, de un medio que asegure su consecución y nadie duda de que el debate se prueba como el medio idóneo para ello. Con él se crea la sinergia que dibuja las primeras trazas de la cátedra.

La senda del debate que recorren miles de jóvenes trae consigo fomentar el ejercicio constante y enriquecedor de confrontación de ideas, la apertura de mentes, el diálogo, el entendimiento… En definitiva, el debate no se ha de entender como el fin, sino como el medio. Un medio con el que cuidar nuestro Estado de Derecho y alcanzar el crecimiento y desarrollo personal, la autorrealización y, en definitiva, la motivación.

“Motivación” proviene del verbo “mover”, así como “inspiración” del latín “inspirare”, es decir, inspirar, tomar fuerzas. Entendemos pues que la inspiración es el impulso y la motivación la fuerza tractora que nos llama a mover. Como dice Miguel Ángel Ruiz, Director del Máster y el título Experto en Liderazgo y Comunicación de la Escuela de Liderazgo de la Universidad de Málaga, “la sociedad se mueve cuando está inspirada”.

Liderar implica ser referente, motivar a la otra persona, inspirarle a ser su mejor versión.

La cátedra, entonces, no es más que un instrumento conciliador de la enseñanza del respeto al Texto Fundamental combinando aquello que nos motiva y aquello que nos inspira.

Pero, como nos gusta decir a los debatientes, bajémoslo a tierra. ¿Para qué sirve esto de la cátedra?

Que llegue una cátedra universitaria con voluntad de ser empuje en la formación de los jóvenes implica, en mayor o menor medida, que se fomente el respeto al preciado pluralismo -aportando el bagaje que nos traen el debate y el liderazgo- a los miles de jóvenes que pasan por la Universidad de Málaga cada día. Agregar el valor añadido.

No es más que ampliar la apuesta por los jóvenes, pero, ¿cómo? 

La Cátedra trae consigo la implantación de asignaturas propias de créditos de libre configuración como son las siguientes:

  • Liderazgo.
  • Debate
  • Comprensión del mundo y pensamiento crítico.

Aunque no se remite únicamente a ello. Incluye también becas de colaboración para formación, torneos o la colaboración con actividades como la afamada Simulación Parlamentaria. Pero lo que más le interesa a este medio es lo nuevo, lo desconocido y nunca inventado, lo que sabemos que Cánovas acostumbra a hacer. No han escapado, pues, de nuestro ojo curioso dos actividades de especial renombre:

  • El seminario de valores constitucionales, que congrega conferencias, ponencias y debates con los protagonistas directos de nuestra democracia.
  • La rendición de cuentas: una actividad en la que diputados nacionales y autonómicos se someten a las preguntas de los jóvenes participantes. Básicamente, un control parlamentario que se hace cara a cara con los ciudadanos, un debate directo con la sociedad.

La Cátedra la encamina una Comisión de Seguimiento cuyo Director es el ya citado Ángel Rodríguez, Catedrático de Derecho Constitucional de la UMA, y su Coordinador Académico, Pablo Sánchez Molina, Doctor en Derecho Constitucional y profesor de la UMA. Desde Cánovas Fundación se suman Daniel Quijano y Almudena Cordero, Director Académico y Vocal de la Junta General respectivamente.

Con todo ello, El Debatiente se enorgullece de presentar la primera institución universitaria destinada a fomentar el pensamiento entre atriles y argumentos, acompañada de la enseñanza de los principios fundamentales de la España democrática: la Cátedra Torrijos de Liderazgo, Debate y Valores Constitucionales.  Y usted, lector, ¿quiere formar parte de esta nueva etapa del debate?

Artículos relacionados

WhatsAppImage2018-03-13at20.41.091-676w
La SIPA es la combinación perfecta entre debate, noche, aprendizaje,
1-9
Debate, para muchos, es vida, familia, casa. Así nos lo hacen saber orgullosos desde Compostela cuando les preguntamos qué es CDC:
1-7
La SIPA es sinónimo de «casa» para muchos de los acostumbrados a argumentar porque es crecimiento, porque son lágrimas de felicidad y es familia.
X