Desireé Herrera y Alejandro Bellanco

Desireé Herrera (D) y Alejandro Bellanco (B) son debatientes y formadores dentro del club de URJC. No solo participaron en el CMUDE 2019, sino que además fueron capaces de llegar hasta la final de este, proclamándose junto a otro equipo español subcampeones del mundo.
WhatsApp+Image+2019-09-07+at+17.12.37+(1)-960w (1)

Bueno ya que me parece interesante saber sobre vuestro recorrido este año hasta llegar a CMUDE, ¿cuáles han sido los torneos a los que habéis ido a lo largo del año?

D: Creo que sería necesario explicarte primero brevemente como funciona URJC. El club posee un sistema diferente al de muchos otros a la hora de elegir qué parejas van al CMUDE. En este caso, es la Junta elegida por los votos de los socios y socias, quien decide según una serie de baremos como el esfuerzo o el trabajo, qué personas merecen ser enviadas a competir al mundial. Pero esta decisión es tomada meses antes de ir al mundial (entorno a finales de marzo). Es por esta razón por la que ambos solo debatimos dos torneos juntos antes de ir al mundial: BP SUMMER y el Pre-CMUDE UAM.

B: Por esa razón, nuestro recorrido en BP durante este año ha sido mayormente por separado. En mi caso participé así que recuerde, en el BP UAM, y otros muchos seguidos, URJCEU, Murcia, UCO, CEU y Verín.

D: Yo en el primer cuatrimestre hice Elías Ahúja, Clara Campoamor y BP UAM. Y hablando de los del segundo: CEU, UCO, Verín, Compostela y en académico solo participé en Complu-IE.

Por lo que me contáis tuvisteis poco tiempo para preparar como pareja, entonces, ¿cómo ha sido la preparación?

B: Yo personalmente creo que la preparación es a lo largo de todo el año, independientemente de que tengas o no una pareja predefinida desde el principio. De hecho, para todos los torneos hace falta una preparación. Por ejemplo, Desi y yo formamos en los cursos de Debate y Oratoria de la URJC, que son una parte importante. Luego damos la formación a novatos, de los que siempre se aprende más de lo que enseñas. 

Además, está el proceso de mantenernos constantemente informados sobre los temas a lo largo de todo el año, para evitar la situación de llegar al CMUDE y no saber de qué se está hablando, y tener que hacer todo el trabajo en el último momento preparando un casefile

La cuestión, básicamente, es ir trabajando poco a poco a nivel individual, y luego entraría el trabajo en pareja, como tal, que supone un CMUDE.

D: Bueno, yo creo la relación de una pareja que va a participar en un CMUDE no puede limitarse a simplemente caerse bien. CMUDE son dos semanas muy intensas, en las que convives a la par que compites a un nivel de exigencia y presión muy fuerte, y eso suele sacar pues lo peor de cada persona, ya sea por sensibilidad, por competitividad o por las distintas reacciones y actitudes ante los contextos que te puedas encontrar. 

En nuestro caso, aunque siempre nos hemos llevado muy bien, lo primero que hicimos cuando nos enteramos de que iríamos a este CMUDE juntos fue empezar a conocernos más y describir las formas en las que funcionamos en distintos escenarios. En mi caso pues soy más sensible que Bellanco, y hablábamos de cómo debía tratar conmigo en ciertos escenarios. Saber si teníamos que preguntarnos cómo estábamos o si prefería que yo no le dijese nada, cómo afrontar el tema del descanso y las fiestas…

En realidad, el primer paso fue más hacernos amigos que formarnos como una pareja competitiva del estilo: tu refutas y yo construyo. 

B: Claro, el punto está en que tu ya tienes esa base de debate, por lo que de donde debes partir es esa construcción. Y ya después de eso, solo queda, durante la parte de preparación, pulir los fallos que teníamos individualmente y entendernos y complementarnos como pareja. Creo que son los dos puntos que llevamos a lo largo de CMUDE, y sobre todo el “no hemos debatido juntos en la vida, así que vamos a dedicar los esfuerzos a entendernos”.

Ahora vamos a hablar un poco de lo que pasó dentro del torneo. ¿Cuál ha sido la moción que más os ha gustado a cada uno y por qué?

D: Creo que voy a ser algo tramposa porque no puedo elegir solo una. Las que más me gustaron fueron la de octavos:

“ECL la narrativa de que el trabajo es la mejor forma de empoderar a los grupos vulnerables como personas en situación de pobreza, exconvictos, con adicciones, etc.”

No solo por el tema, sino por la línea que llevábamos, quién estaba en sala y demás; y la de semifinales, ya que generalmente disfruto mucho de este tipo de mociones:

“EC prefiere una sociedad que enfatiza el colectivismo por encima del individualismo”

B: En mi caso, con la que me quedo, sin duda alguna, la moción de la final. (Desi se ríe y afirmando que estaba segura de que sería su respuesta): 

Info Slide: Según las cifras de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación peruana, el conflicto interno de Sendero Luminoso en los 80 causó aproximadamente 70.000 muertes, de las cuales en torno al 54% fueron causadas por la organización terrorista y un 34% por las Fuerzas Armadas. A efectos de este debate, existe un nuevo estudio que demuestra, de manera irrefutable, que las cifras fueron manipuladas y que la mayor parte de las víctimas las causó el Estado, siendo Sendero responsable del 30% de bajas y no del 54%. El autor ha fallecido, por lo que el estudio no podría repetirse, y tienes en tus manos la única copia existente. 

“EC destruiría el estudio.”

A parte de que el tema sobre Sendero Luminoso me parece tremendamente interesante, personalmente, me gusta ver cómo esto puede ser relevante en una sociedad. Esta moción es muy buena, en parte, porque es muy amplia, lo que da pie a que puedas defender una parte moral y una parte más práctica. Y más allá del tema, es ver cómo esto afectó a la propia sociedad en el pasado y qué cambios podría haber. Además, es interesante porque es algo que, aunque no esté siendo muy sonado, si es un tema que está planteando incluso cambios de estudio. No es una moción de estas de “Black Mirror” en las que debates y está divertido, pero no va a pasar en la vida. 

Y, siguiendo en la misma línea, ¿qué moción os hubiera gustado debatir?

D: Yo, por lo general, me quedé muy satisfecha, gracias a que en el torneo primo más un buen desarrollo lógico de las ideas, que el tener conocimiento específico sobre ciertos temas. Creo que eso está bien porque premia al debatiente que piensa y hace un esfuerzo por hacer razonamientos lógicos, y no tanto por soltar toda la información que leyó un día en un artículo resumen de cualquier tema.

Eso sí, si tuviera que elegir una moción que me hubiese gustado, sería en relación con los movimientos sociales, sobre si la manera adecuado de hacerlos crecer o construirlos es utilizando mecanismos que hagan que aumenten la cantidad de personas que forman parte del mismo o si por el contrario, no se debería primar la cantidad de personas que comparten la idea que defiende el movimiento, sino la calidad o compromiso que estas personas tienen, su espíritu crítico con el que han entrado, la fidelidad que muestran o que están dispuestos a entregar… 

O una de religión (dice con una sonrisa), aunque de esa también hubo.

B: A ver, es lo típico, siempre tienes una moción que te gusta mucho, pero lo divertido es que te pille completamente descolocado. Creo que, al final, más que una moción como tal, algunos temas que me hubiesen gustado que salieran o que me faltaron: una moción fuerte de Relaciones Internacionales, ya sea de la ruta de la seda o cualquier otra cosa.

Probablemente me hubiera gustado algo más específico o algo más desconocido al margen de China o Estados Unidos. Y también, como estudiante de derecho y criminología, pues siempre se agradecería una de criminología. Pero como te digo, no me falto como tal ninguna específica.

Vale, creo que un par de preguntas interesantes para la gente que tiene un bagaje dentro del mundillo, (y entiendo por lo que estoy hablando con vosotros que lo tenéis), serían: ¿Recomendáis a los novatos empezar en el formato BP y por qué? Y ¿Recomendáis a un novato a ir a un CMUDE?

B: Creo que la cuestión es combinar los formatos. Soy fan de ir a BP sin descuidar el académico o no ir solo a académicos y solo de vez en cuando a un BP. Ambos formatos te aportan muchas cosas y ambos son necesarios. Y lo que muchas veces se hace con las personas que están empezando es introducirte por el académico hasta que después de un tiempo pasas a BP. 

Verdaderamente, creo que la formación es complementaria, y por ello, no veo el académico como un paso previo al BP, sino que son formatos simultáneos. Es decir, si eres novato tampoco te tienes que asustar por el hecho de no tener algo preparado, porque te basta con tu formación para estar seguro de que no vas a hacer el ridículo y que poco a poco vas a ir mejorando. 

Al final, hay cosas como el desarrollo argumental y la profundidad, algo más improvisadas, que “te da el BP” que no te da el académico, y hay otras cosas como la forma o la estrategia que te da el entender bien el académico que no te lo da de manera tan fácil el BP. Si por ejemplo quieren estar un tiempo y divertirse, pues que vayan al formato que más le divierta. Pero si lo quieren es ir mejorando, creo que al final hay que combinar ambos.

D: Tanto Bellanco como yo hemos hecho más BP, por tanto, posiblemente nos sea más fácil sacar más ventajas del BP que del académico, no porque no los tenga sino porque a lo mejor no hemos tenido la oportunidad de conocerlas profundamente como otras generaciones. Pero, sí que invitaría a las personas novatas a participar en BP o dedicarle más tiempo a este formato por dos motivos:

Primero porque creo que da más margen a experimentar distintas posturas, porque ya de por sí existen más que en académico, y así descubrir lo que te gusta y en qué eres bueno. Por ejemplo, yo empecé creyendo que era refutadora (y muy buena), y resulta que ahora hago primeras, porque probé distintas formas de hacerlo, mientras que en académico se limitaría a introducciones y “primeras R”, al ser roles tan marcados y perfiles tan concretos por los cuales se elige el equipo por el que se va a un torneo a competir.

El BP es un formato flexible donde cada pareja puede ir rotando o cambiando ronda a ronda dependiendo de la moción que se presente y de cuánto conocimiento tenga cada uno. Creo que es esa flexibilidad que te da el BP por la que animaría a una persona novata a participar, para que conozca el rol que te gusta y así acabas enganchándote más.

Además, porque al ser un formato menos formal permite que sea un espacio donde se de cabida a más bromas, más referencias al juez, si estás en sala con amigos puedes hacer bromas sobre ellos, porque no te van a penalizar si dices algo que se salga un poco del tema. Esto, para mí, forma un escenario más relajado, que propicia amistad o da pie a conocer a más personas que en académico. En este formato, en cuanto acaba la ronda, empiezas a hablar sobre cómo has visto la sala, te echas unas risas porque no tenías ni idea del tema, acabas y a la siguiente.

B: Me gustaría recalcar que la cuestión no es: eres novato, no vayas a BP. Hay que invitar a venir al formato, e invitar al BP URJC. (ambos se ríen).

Y en cuanto a CMUDE, creo que sí, sí que lo recomiendo, aunque depende de cómo te lo tomes. Obviamente, la cuestión no es decir: “es mi primer torneo, me voy al CMUDE”. Aun así, todo depende de cómo lo afrontes. Si eres novato y solo vas a ir una vez por el motivo que sea, pues mejor ir que no ir. Pero, si puedes elegir entre ahora siendo novato y querer seguir compitiendo un poco en el formato, pues quizás sea mejor esperar al momento idóneo. Hay muchos torneos al año, y CMUDE tampoco difiere tanto del resto, salvo la connotación de que es el Mundial de Debate. 

D: Es lo que dice Bellanco, depende mucho de la circunstancia concreta de la persona y del debatiente. Ahora que ya he vivido un CMUDE, en general, creo que es un torneo donde se respira mucha tensión y presión, porque hay un break que todos quieren pero no pueden pasar, porque están presentes algunas injusticias propias del CMUDE (aunque este año se han visto algo paliadas). 

Por todo esto, posiblemente haga que no sea el mejor escenario para empezar a debatir en este formato porque te puede dar una imagen errónea de lo que, al menos, es el circuito español, y esto puede llegar a afectar al interés que tu tengas a posteriori. A lo mejor es más sencillo empezar por torneos donde convivan veterano-novato (URJC o Elías) 

B: Por supuesto, hay torneos que son con mucha presencia novata como es el Aquinas Roncalli que es 100% de novatos, o (no es por hacer promo pero) URJC donde se hicieron informes para novatos, o BP UAM que tuvo final de novatos.

Creo que lo que un novato debe plantearse es si quiere hacer torneos a lo largo del año antes sin empezar 100% con un CMUDE, y especialmente, la mentalidad con la que vayas a un mundial porque si eres novato está bien si vas a pasarlo bien y no vas con la presión de breakear, porque es casi lo peor del CMUDE por la frustración que te genera poder dar un mal resultado aún tomandotelo de una manera relativamente competitiva. 

Si quieres competir, espera. Si quieres pasártelo bien sin más, ve si quieres. Aunque está bien hacer torneos antes, para hacerte una imagen real de lo que es el circuito como dice Desi.

Vale, viendo que me habláis de la presión de breakear, ¿cuál ha sido el momento que ambos habéis visto más complicado?

D Y B: (Se ríen). Hubo unos cuantos la verdad

B: Creo que ha sido difícil en general. Osea, hemos pasado el 28 y pasaban 32 equipos el break, después el break estuvo en 16, estuvimos en 16 y puntos… Así que sí, momentos tensos ha habido bastantes y la experiencia en general ha sido como “vaya”. Los dos primeros días íbamos bien, es decir, quedamos un total de 3 segundos y un primero, pero, por ejemplo, te vas a las dos últimas rondas y sacamos en ambas terceros. Creo que es más una sensación con la que sales del torneo como diciendo “mierda, teníamos la oportunidad de posicionarnos bien y acabamos con un punto por debajo de media”.

Probablemente, el momento más tenso fue al salir de la ronda 9 pensando que estábamos fuera, incluso pensando que con un 1º en esa ronda (que al final tuvimos) no pasábamos, y al salir de sala no parábamos de especular pensando que habíamos tenido peores resultados.

D: Yo diría que fue “rondas” como concepto. Sí que es verdad que esos tres días fueron lo mejor, porque verdaderamente el torneo está empezando, conoces a un montón de gente y recibes muchos estímulos nuevos, pero también fueron lo peor porque son el momento en el que más fuerte lidias con la frustración, ya sea porque no se entienda el criterio del juez, el formato de debate que tiene la escuela con la que te estás enfrentando… 

Ya nos habían avisado de que CMUDE es un torneo en el que en general no entiendes nada, aunque no pensé que llegaría a ese nivel.

Creo que los momentos más duros fueron en rondas, también por lo que dice Bellanco. Nos veíamos fuera y ambos habíamos trabajado mucho. No como para decir: “¡Dios hemos reventado CMUDE!”, pero al menos como para ir tranquilos. Nos dimos cuenta de que el circuito latinoamericano había subido muchísimo el nivel y estaba mucho más equilibrado entre todos los equipos que participamos, y era como que había que pelearlo muchísimo y siempre parecía que lo que hacíamos no era suficiente, llevándonos poquísimos primeros. Eso significa que casi nunca lo hacíamos lo suficientemente bien como para ir tranquilos. 

Estábamos con el desconcierto de preguntarnos constantemente cómo podríamos hacerlo mejor, porque estábamos dando el máximo y aún así no llegamos. Creo que eso fue lo más frustrante y donde peor lo pasamos ambos, ya que hace que disfrutes mucho menos de la competición. 

También, siempre está la presión de que íbamos representando al club, que había puesto mucha confianza para que fuésemos, y que queríamos retribuirle de alguna manera eso. Y aunque es muy simple y sabemos que no es así, muchas veces la irracionalidad te lleva a pensar que la forma más clara de retribuirles es consiguiendo buenos resultados que sean un reflejo de todo lo que hemos hecho. Aparte, y en general, los finales de los días fueron los momentos más de bajón.

Ya sé por lo que me habéis comentado antes que URJC tiene normas diferentes con las parejas, pero, si pudierais, ¿repetiríais el año que viene?

B: Se anunció desde CMUDE Ecuador que quieren hacer una competición aparte con todos los finalistas a lo largo de los años, invitarles y pagarles a los participantes la inscripción. Por el tema de que ha sido una experiencia única, por haber llegado a donde hemos llegado y, en parte, de lo que sacrificas… Creo que, si tuviese que ir, seguramente iría con Desi, (Desi sonríe), pero no creo que fuese a la competición general. En el caso de esta competición aparte, ya es cuestión de circunstancias, porque pierdes parte del verano, donde lo normal es que esté en prácticas o trabajando. Si tuviese el tiempo totalmente libre para ir, seguramente sí. 

Al final la cuestión es que CMUDE es una experiencia única que vas a valorarla por el hecho de vivirla una vez, igual incluso más que si la vives dos, pero aún con todo y con eso, iría.

D: A ver, yo sé que soñar es gratis, pero roza lo imposible. En competición general, como dice Bellanco, no vamos a volver a ir por dos factores. El primero, por la forma en que la URJC elige las parejas para CMUDE, y aparte porque no sé yo si el año que viene Bellanco y yo estaríamos dispuestos a sacrificar todo lo que hemos sacrificado este verano.

Aún así me gustaría repetir experiencia, pero como jueza, porque creo que puede llegar a disfrutarse incluso más por el intercambio cultural, la convivencia, conoces a otra gente… B: “La tranquilidad” (Ambos se ríen)

D: Sí que me gustaría repetir un CMUDE, pero no sé si como debatiente, porque al menos como lo vivimos Bellanco y yo es mucho sacrificio. Creo que hay etapas en la vida donde se plantean unas prácticas o donde se plantea el simple hecho de quedarte en tu casa, por lo que se verá. Si me ofrecieran otra vez ir a CMUDE con Bellanco diría que sí, porque funcionamos bastante bien y estuvimos cómodos, además de todo el trabajo juntos. Además, creo que el uno para el otro somos de las personas con las que hemos estado más cómodos debatiendo, por todo lo trabajado, por nuestra buena relación y porque hemos aprendido a comunicarnos y entendernos.

Yo elegiría a Bellanco sin duda, pero CMUDE, no sé si será por lo reciente que lo tengo aún y por la resaca emocional, pero por ahora no lo repetiría como debatiente. Admiro aun así a la gente que lleva 4 CMUDE y puede con la presión

Bueno, y ya para cerrar la entrevista: En pocas palabras ¿cómo definiríais la experiencia del CMUDE Perú 2019?

D: Intensa 100%. Yo soy intensa, así que evidentemente esa experiencia iba a ser intensa para mí. Diría intensa e impredecible, porque es verdad que habíamos hablado con mucha gente que ya sabía lo que era un CMUDE, y aun con todo eso, yo no entendía nada, hubo cosas que no supe gestionar estando allí, y a parte me dio muchas cosas buenas, de las que nadie me dijo nada y por tanto no esperaba, como el hecho de sentirme acogida por el circuito latinoamericano, el sentirme tan cómoda con Bellanco (porque existe una ligera preocupación a que en el momento de la verdad todo vaya mal porque es un escenario completamente distinto), cómoda en la habitación con Inés aunque no sabía que iba a compartir habitación…

Es como en Gran Hermano que dicen que cada semana se siente por mil, pues con CMUDE es la misma sensación. Son dos semanas en la que estas solo por y para la competición, y entonces es como una burbuja de Debatilandia. Eso sí para mí, el computo es muy positivo.

B: A ver yo no soy para nada tan intenso, pero para mí la palabra también es intensa y además aleatoria. Es como si fueseis niños que os sueltan en un campamento, es algo parecido a una vuelta a la infancia y esta simplemente con la gente es algo positivo. Si te lo tomas de la manera correcta eres capaz de dejar de lado la competición en el hotel. Pero lo que es el momento de competición es tanto intenso como aleatorio, un día puedes estar altísimo y al día siguiente por los suelos. Sin ir más lejos, nosotros un día pensábamos que estábamos fuera, y al día siguiente a esa misma hora plantarnos en la final con rondas muy solventes.

Es una situación extraña, y hay que saber llevarla bien porque sino no la disfrutas. Si nosotros no hubiésemos breakeado seguramente no hubiéramos disfrutado tanto y nos hubiéramos ido con un sabor de boca muy agrio. Lo mismo es que nos lo tomamos demasiado competitivo y no debería ser así en todos los casos y eso puede condicionar bastante a la experiencia que tengas.

Artículos relacionados

WhatsApp Image 2022-04-04 at 20.57.31
Carlota es graduada en Biotecnología y estudiante de Farmacia en la Universidad Francisco de Vitoria. Tiene una gran experiencia como debatiente, llegando a ser Cuartofinalista de CMUDE 2021, y como jueza, habiendo breakeado en varios torneos y formado parte del equipo de adjudicación de muchos otros.
IMG_0319-704w (1)
Graduado en Derecho y en Ciencias Políticas y de la Administración Pública (E5), Diploma en Estudios Internacionales y Máster en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pontificia Comillas-ICADE. Entró en debate con 17 años y desde entonces no ha dejado de debatir. Así que no es de extrañar que afirme tener una pared entera empapelada con acreditaciones de torneos de debate
WhatsApp-Image-2022-03-13-at-14.21.47
Estudiante de cuarto curso del Grado de Derecho en la Universidad de Córdoba y socia del Club de Debate de CDU desde el año 2018, actualmente es Vicepresidenta y Representante de la Liga Escolar de CDU por segundo año consecutivo, así como participante y jueza en numerosos torneos de debate a nivel nacional, y ganadora de distintos premios en la materia. Conoce a María Gavilán.
X