Fabián Yaksic Muñoz

Licenciado en Historia y Educación. Es co-fundador de Polimnia Academia de Juezes, Copa Disidente y Copa Demian de Discursos. Como orador, ha sido campeón de TODI 2019, Cuartofinalista CMUDE 2019 y Mejor orador de Round Robin Hispanohablante. Como juez ha sido mejor juez de CMUDE 2020 y panel de la final de CMUDE 2021. Como adjudicación, ha tenido múltiples trabajos, destacando ser co-jefe de adjudicación CMUDE 2022. Os presentamos a Fabián Yaksic Muñoz...
IMG-20211122-WA0043-1920w

Licenciado en Historia y Educación. Es co-fundador de Polimnia Academia de Juezes, Copa Disidente y Copa Demian de Discursos. Como orador, ha sido campeón de TODI 2019, Cuartofinalista CMUDE 2019 y Mejor orador de Round Robin Hispanohablante. Como juez ha sido mejor juez de CMUDE 2020 y panel de la final de CMUDE 2021. Como adjudicación, ha tenido múltiples trabajos, destacando ser co-jefe de adjudicación CMUDE 2022.

Os presentamos a Fabián Yaksic Muñoz… 

Como siempre, ¿Por qué entraste en el mundo del debate? ¿Te acuerdas de cuál fue tu primer torneo?

Yo entré al mundo del debate de manera extraña. Estaba en un programa extracurricular donde los estudiantes tomábamos cursos. Un año quise tomar una clase de cine, pero los cupos se acabaron y quedé en segunda opción, que era un curso sobre pensamiento crítico. Así, en 2010 aprendí a argumentar y debatir, dando inicio a un Fabián que tomaría cursos los siguientes dos años. Fue en 2012 que entré a mi primera sociedad de debate, con 14 años. Fui el miembro más pasivo los primeros dos años, ya que solo debatía a nivel interno y apoyaba a mis compañeros en los torneos a los que iban, pero en 2014 todo cambió y fuí a debatir a mi primer torneo, que también era mi primer BP.

Este, que era el Torneo escolar del Liceo 7 de Providencia, fue una experiencia muy especial porque pude debatir contra otros equipos y gente diferente, pero además, porque pude consolidarme como orador, recibiendo y aprendiendo en cada feed. Además, fue un torneo especial porque conocí a personas que luego me acompañarían en debate universitario, como Magda, mi dupla de CMUDE 2017 o Eiden, mi dupla de CMUDE 2019. Sin saberlo en ese momento, estaba entrando a un mundo que jamás dejaría de estar a mi lado.

A raíz, de tu primera toma de contacto con el mundo del debate, cuéntanos tu mejor y peor experiencia dentro de este mundillo

Creo que la mejor experiencia que he tenido en debate ha sido el Todi 2020. Fue un torneo donde pude reencontrarme con amistades muy bonitas que llevaba tiempo construyendo, me sentía muy cómodo debatiendo y en cada ronda sentía que estaba aprendiendo. Además, fue un torneo donde creé nuevos lazos que me permitieron reconectarme con debate y volver a sentirme muy feliz con la actividad que tanto amo. 

Ahora bien, creo que de mis peores experiencias ha sido siendo adjudicación de un torneo que no mencionaré, pero donde el equipo con el que trabajaba desapareció y tuve que manejar todo solo. Hubo también crisis de jueces en el torneo, lo que hizo que cada draw fuera una experiencia dificultosa, llamando gente para juzgar, viendo que el resto de equipos como tab o equidad entraran a cubrir. Fue una situación de mucho estrés. Al final el torneo salió bien, se logró el cometido. Pero sí, fue muy duro el proceso.

Y bueno, cuál es la mejor moción o pregunta que has escuchado o que has debatido

Creo que una de mis mociones favoritas fue la final del Debatoon 2.0, que fue sobre el mundo mágico de Harry Potter. La experiencia de debatir la ronda fue increíble, no solo porque tenía amistades en toda la sala, lo que hacía incluso más increíble debatir la moción (literalmente era amigo de todos los equipos), sino porque el tema me gustaba mucho.

El preptime de la moción fue el verme a mí como un niño en una juguetería, construyendo extensiones sin poder parar de sonreír, y durante el discurso solo celebraba todo lo que pasaba. Fue de verdad un momento muy bonito. Además, la temática era muy curiosa al permitirnos debatir sobre mundos de fantasía, pero que ocultan debates relevantes de la sociedad, siempre es positivo. Yo espero que eso se siga haciendo por parte de los equipos académicos.

Estamos seguros de que todos los fans de la saga darían lo que fuese por debatir esa moción! 

Como has mencionado antes, has formado parte de la organización de varios torneos, ¿Cuál ha sido el que mejor te lo pasaste y por qué?

Creo que de lejos los torneos que más me han hecho feliz han sido las dos ediciones de la Copa Disidente. Primero porque es un torneo que creamos junto a Marce y porque solo el hecho de verlo salir bien me genera mucha alegría . La sensación de que una idea que tuviste junto a una gran amiga se logre materializar es una felicidad muy grande.

En segundo lugar, por el valor político del torneo. La idea de un espacio que no solo sea para debatir, sino que para generar comunidad dentro del circuito es muy bonita, sobre todo porque en ambas ediciones hemos tenido personas que estando en el closet se sienten cómodas, incluso por primera vez, para hablar de su identidad y darse permiso a sí mismos de ser quienes son. El saber que un proyecto creado y ejecutado por uno ha permitido que las personas puedan ser, incluso por un tiempo, más libres y felices, me llena el corazón y hace que sea un torneo insuperable. 

Por último, porque ambas ediciones han sido como trabajar en una familia. La primera edición llamó a todos los equipos académicos, lo que hizo que trabajásemos con personas a las que queríamos y que eran grandes amistades (adicionado a su valor académico). Entonces, todo ello resultó aún más mágico, porque daba pie a que forjásemos un espacio seguro entre una comunidad. Pero luego, en la segunda edición, cuando abrimos postulaciones, se volvió a formar lo mismo, incluso con personas que no conocíamos y que hoy son grandes amistades. 

¿Recuerdas tu primer torneo ganado? ¿Cómo te sentiste? ¿Te lo esperabas?

El primer torneo que gané fue la segunda edición del Torneo escolar del Liceo 7 de Providencia, es decir, la segunda edición de mi primer torneo escolar. Fue en formato Karl Popper y la temática de la final era relativa a una nueva constitución para Chile. Recuerdo que me sentí muy feliz por la victoria por dos razones diferentes: la primera, la sensación de ganar por primera vez. Además, el equipo estaba formado por amigos que habían entrado conmigo a debate en el año 2012, entonces era la sensación de avanzar en conjunto un ciclo que habíamos iniciado juntos.

En segundo lugar, fue una sensación muy bonita porque yo había sido el “capitán” del equipo. Para el inicio de este torneo, mi profesora me llamó por teléfono y me dijo “Fabián, debes entrenar para ser capitán del equipo cuando te gradues, así que, tú eres responsable del torneo. Arma el equipo y me informas”. Para mi fue todo un reto el asumir ese rol, ya que sentía que aún no era capaz de dirigir a un equipo y no tenía muy claro cómo elegir a las personas indicadas. El hecho de que el equipo que yo había formado ganara fue una sensación de logro muy grande, porque sentí que había conseguido hacer mi trabajo de buena forma y que sí podía empezar a asumir un rol de capitán luego de graduarme.

Respecto a si lo esperaba o no, la respuesta varió durante el torneo. Al inicio pensé que no nos iría tan bien, era un formato nuevo, no teníamos experiencia y había equipos fuertes en la competencia. Ahora bien, mientras iba avanzando el torneo, nos dimos cuenta como equipo que sí podíamos trabajar bien juntos en ese formato y nos sentíamos cómodos en el mismo, por lo que estando en la final, ya sentíamos que teníamos buenas posibilidades. Creo que el debate en donde más miedo hubo fue el de semifinales, porque el tema estaba muy poco preparado, pero luego de superarlo le dimos toda a la formación de la final.

¿Crees que hay mucha diferencia entre el circuito español y el latino? Si es así, ¿cuáles?

Creo que hay diferencias de dos tipos. En primer lugar, siento que hay una diferencia increíble en lo que consideramos conocimiento de votante promedio informado, no en el sentido de que un circuito sea más exigente que otro, sino que por razones contextuales, hay conocimientos que son considerados de manera diferentes, ya que dependen de las vivencias de cada circuito y de cada continente.

En segundo lugar, creo que hay sutilezas en la forma de juzgar o usar la tabla de Varsovia que también son distintas. Creo que sí son diferencias “reparables”, en el sentido de que no creo que sea difícil unificar criterios, lo que sería ideal, porque fortalece la idea de un circuito único de debate hispanohablante y no la sensación de que somos dos mundos completamente separados.

Bueno, pasamos a los tiempos actuales: la pandemia. Con el COVID, el debate cambió bastante . ¿Cómo viviste tus primeros torneos online?

Los primeros torneos online, y bueno, todos los que han seguido, han sido mi mecanismo para poder superar la pandemia. Luego del encierro, de no poder ver a mis amigos ni salir, debate se volvió mi fuente de escape para poder sentir que hacía cosas y que convivía con gente. Desde ahí, los primeros torneos virtuales fueron un proceso de formar lazos nuevos y reforzar amistades que ya había construido dentro de la presencialidad. En segundo lugar, creo que los primeros torneos virtuales me permitieron empezar a consolidarme como juez en el circuito, yendo a juzgar a múltiples competencias, pero también, juzgando cada vez más y más prácticas en diferentes grupos del circuito. Así, comencé a fortalecer esa área que, si bien existía, aún estaba en un proceso de desarrollo.

Creo que la virtualidad, dentro de todo lo malo del contexto de la pandemia, permitió fortalecer mucho más el circuito y, sobre todo en mi caso, me permitió explorar nuevas parejas de debate de diferentes lugares. Gracias a la virtualidad he tenido la oportunidad de debatir con gente de muchos países, lo que da pie a procesos de crecimiento increíbles.

Hablemos de la competitividad. ¿Crees que es uno de los primeros factores en el mundo del debate? ¿O consideras que hay otros por encima de este?

Creo que la competitividad es un factor relevante para cierta parte del circuito. Siento que el debate es un espacio lo suficientemente variado como para asumir que existe una norma general respecto a la prioridad. Siento que para muchos la competencia es lo primero, mientras que para otros, es un espacio que sirve para formar vínculos, para aprender o para relajarse. 

Al menos para mi, el debate es una triada entre un espacio de relajación, un lugar donde puedo competir y sentirme bien con mis resultados y un espacio para socializar y formar amistades e incluso vínculos más profundos. Desde ahí, si bien los entiendo como iguales en importancia, si tuviera que elegir, me quedaría con el último punto, ya que siento que he formado amistades y vínculos amorosos tan profundos y de crecimiento personal, que son cosas que no cambiaría por nada del mundo.

Ahora, una cosa que sí me molesta en relación a esto, es que mucha gente cuestiona a otras por su orden de prioridades. Creo que nadie aquí tiene una superioridad moral que permita juzgar a la gente por estar en debate solo por competir o para aprender o para hacer amistades. Me parece excelente que mucha gente vea un sentido de desarrollo social en debate, yo también creo en eso como un fin de debate, pero si veo mal que la gente juzgue a otros por no tener esa mirada y solo estar aquí para divertirse.

Si te tuvieras que definir de alguna forma, ¿con qué palabra sería y por qué?

Me cuesta mucho responder a esta pregunta porque siento que es muy difícil y cualquier cosa que uno ponga puede sonar soberbio, pero creo que una buena palabra es creativo. Estoy constantemente flotando en mi mundo de ideas, creando historias y novelas que jamás verán la luz, construyendo fanfics de mis ships favoritos (tanto de animé como del circuito de debate). Imaginando mil cosas.

Eso se refleja un poco en cómo debato, dónde me gusta buscar extensiones extrañas y divertidas y además en cómo improviso cada vez que puedo.

La creatividad es sin duda una de las mejores facetas con las que puede contar una persona y, en especial, un debatiente. 

Y por último, cuéntanos qué has aprendido gracias al debate en todo este tiempo.

Creo que lo que más he aprendido en debate aparte de las clásicas habilidades de oratoria y argumentación, ha sido el conocimiento de áreas que para mí, son complejas. Mi cerebro se ha acostumbrado a debatir sobre temas que desconocía y a absorber más conocimientos. Ahora entiendo más de cosas que antes no, como por ejemplo la economía o cosas similares.

Pero, sobre todo, me ha enseñado que las amistades y el amor no tienen fronteras y que siempre habrá gente que nos apoye y nos acompañe.

Con esta maravillosa reflexión nos despedimos por hoy. Muchísimas gracias Fabián, te deseamos la mayor de las suertes y esperamos verte pronto de nuevo!! 

A todos los demás, nos vemos la semana que viene aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate en español. 

Artículos relacionados

WhatsApp+Image+2020-04-21+at+11.11.32-960w (1)
Apasionado formador y miembro del Aula de debate de la UCO. Debatiente nacional, lleva en sus espaldas numerosos torneos y organizaciones. Mejor orador, que se defiende tanto en académico como en BP. Así es Javier Ruíz Riquelme, más conocido como ‘Riquelme’ a secas.
WhatsAppImage2021-03-08at22.49.57-960w
Graduado en derecho y estudiante del Máster de Internacionalización de Empresas del ICEX-CECO, subcampeón de varios de los torneos de debate más importantes de España (BP URJC, Europe Direct, Elías Ahúja) y el primer español en ganar un torneo Open fuera de España (Open de Oporto). También fue juez principal de la final ELE en CMUDE Chile 2018… y muchos aspectos más que te dejarán con la boca abierta… ¿Sabes ya de quién te hablamos? ¡¡Sí, se trata de Javier González Ripoll!!
EL+DEBATIENTE-678w (1)
Cristina Guerrero es licenciada en Periodismo, Premio Extraordinario de la Comunidad de Madrid, técnico en Comunicación Integral, tiene dos másteres, da clase en otro y además coordina la Sociedad de Debates de la U. Francisco de Vitoria. Jorge es licenciado en Derecho, tiene un máster, es Coach y Técnico Superior de Gestión Comercial y Marketing además de ser subcampeón un mundial.
X