I TORNEO NACIONAL UJA

Un fin de semana lleno de refutaciones y anécdotas en un torneo muy completo.
b4c37376-c9b5-4a90-960d-02c85273bea4-960w-1

Una pregunta, una maleta y muchas ganas. Eso es lo único que me hizo falta para coger un coche directo a Linares para participar en el I Torneo Nacional organizado por la Universidad de Jaén. Sorpresa la mía cuando llegué al Aula Magna de del Campus científico-tecnológico y organización no tenía preparada una acreditación, seguramente porque sabían que una vez más tenía que quedarme fuera de los atriles.

La sala empezó a llenarse con los equipos provenientes de Córdoba, Alicante, Madrid, Málaga, Granada y Jaén, aunque a juicio de Alejandro Molina éramos menos ciudades. Y después de un breve resumen sobre temas logísticos del torneo la vicerrectora y el director académico no dudaron en hacer hincapié en la estupenda gastronomía de Linares basada en cañas y tapas.Y llegó el momento de mostrar los enfrentamientos, pero con un giro argumental de la trama. En el último instante se formó un equipo swing integrado por Antonio de la Cruz, Fernando P. Moreno y José Miguel (UJA) que debatirían como un equipo más, aunque consiguieron diferenciarse bastante a lo largo del torneo gracias a unas intervenciones un tanto fuera de lo normal.
Los pasillos en completo silencio, pero, dentro, en las salas se enfrentaban los equipos en lo que serían las tres primeras rondas. Un espectáculo lleno de refutaciones, evidencias y nexos causales (aunque Pedraza opinase lo contrario). ¡Ah! y sí aún no lo sabías la pregunta era: ¿Son culpables los países occidentales del auge del terrorismo yihadista? Tampoco faltaron los exordios, aunque la destreza del equipo swing les jugo una mala pasada y lo que pretendía ser el ejemplo perfecto se convirtió en una sala donde hasta los jueces no pudieron aguantar la risa.

Yo esperaba con ganas que terminasen lo feedbacks, no por nada, sino porque tras cada debate se mostraban los resultados. Así que, como entenderéis no hubo ni un momento para poder estar tranquilo. Menos mal que tuvimos una pausa para la comida, en la que los equipos pudieron cambiar las líneas, mientras que otros oradores no podían esperar a que organización llegase para empezar a servirse el menú de la facultad.

Sin darnos cuenta y tras muchos cambios de sala, Alejandro Molina ya anunciaba el fin de la primera jornada de debates y recordando lo “importante”. La cena y la fiesta de después. Pero más allá de las risas por ese orden de prioridades, nos recordó que al día siguiente nos esperaría el bus que nos acercaría hasta la Universidad de Jaén.

Esa noche decidí irme a dormir temprano (ya habría otros momentos para salir de fiesta) porque me esperaría ardua tarea al día siguiente, menos mal que conseguí un alojamiento a tiempo. 

A la mañana siguiente, emprendimos nuestro camino en el autobús hasta el Campus de Lagunillas, que podríamos denominar como entretenido, ya que estuvo amenizado de la mano de un ukelele, una armónica y un xilófono.

Y aunque llegamos con cierta confusión del destino por parte del conductor, fue una mañana entretenida en la que disfrutamos de la calidad argumentativa de los oradores.

Todos sabíamos que la comida de las máquinas no era suficiente para mantenernos en pie, por eso organización, tenía previsto una comida en el colegio mayor, a base de “aceitunitas”, estábamos en Jaén ¿qué esperabais? y paella.

Así fue como por la tarde llegó el momento de saber qué equipos disputarían las semifinales. En este caso, los enfrentamientos fueron entre Cánovas UMA 1 y CDU 1, y en la otra sala Universidad de Alicante y Cánovas UMA 2. Lo que no me gusta de las semifinales es que nunca sé en que sala meterme, porque seguramente me arrepienta de mi elección.

El suspense dejó a todos los oradores en tensión. Los equipos se cogían de las manos a la espera de que se publicase el enfrentamiento final. Pero esto ya ha pasado, así que no tiene sentido que te alargue la espera (como hacen todas las organizaciones de torneos). 

La final se disputó entre la Universidad de Alicante (Ignacio Sánchez Montero, Andrea Arnau Alhambra, Rocío Saadeh Gómez) y CDU 1 (Bernabé Ramírez Sánchez, Marta María Ortiz López, Mathieu Hernández Vélez y Patricia García Álvarez). Una final ajustada que conllevó una larga espera en la deliberación.

Todos volvieron a ocupar sus sitios a la espera de anunciar el equipo ganador, que en este caso fue la Universidad de Alicante la que se llevó el trofeo. Aunque aún me quedaban ilusiones de salir como mejor reportero en los premios individuales, otra vez, me quedé detrás de la cámara haciendo fotos a el mejor introductor (Bernabé Ramírez Sánchez), el mejor primer refutador (Rodrigo Soriano Palomo), la mejor segunda refutadora y oradora (Rocío Saadeh Gómez) y la mejor conclusora (Andrea Arnau Alhambra).

Pero este evento no finalizó aquí, se procedieron los discursos de María Luisa del Moral Leal (Vicerrectora de Estudiantes) y Juan Manuel de Faramiñan (Director Académico del aula). Además, la organización del torneo no dudó en sacarle una lágrima a Alejandro Molina, con unos emotivos discursos y trofeo incluido, que le dejaron sin palabras.

Esto se iba acabando, pero aún no poníamos punto final a esta gran experiencia. En menos de una hora ya estábamos todos en la puerta del restaurante Portofino y cenando con los que hasta entonces eran contrincantes amistosos, ahora compañeros de mesa. Aunque esto no quedó ahí, porque la fiesta continuó en la discoteca Tomate, donde resultó que algunos de los debatientes fueron acusados de “tener menos flow que hacer una refutación en la intervención de la conclusión”. 

Esto y muchas cosas más pasaron, pero hay veces que los recuerdos debemos quedárnoslos para nosotros, además de que hay cosas que no tengo permiso para contar. Así que hasta aquí llega el torneo de un fin de semana único e inolvidable.

Eso sí, nosotros nos vemos la semana que viene con otro torneo en otra ciudad, pero siempre con ganas de más debate.

Artículos relacionados

WhatsAppImage2018-04-07at17.46.49-526w
El último debate celebrado en Granada, en el que se debatió la ultima tendencia económica del siglo XXI
ronda1_7-626w
Te contamos en detalle como fue el torneo más «internacional» de Madrid
f7225535-8752-4661-98dd-6033655d106e-654w
Muchas mociones con tintes europeos y, sobre todo, mucha emoción.
X