II Torneo Nacional UJA

Jaén saluda, por segunda vez, a los equipos que acuden a debatir la pregunta que sirven: ¿deberían eliminarse los derechos forales?
5-II-UJA

Mientras que disfrutaba de las vistas con la noche de Jaén como protagonista desde la terraza del hotel Condestable Iranzo, uno de los debatientes del equipo que había ganado la final se me acercó en tono cordial. Puede que fuese simplemente que un servidor estaba sentimental aquella noche, pero la pequeña conversación que mantuve con Sergio me llegó. Durante los diez minutos en los que charlamos mientras tomábamos algo recordé que detrás de los debatientes, de los trajes, de las argumentaciones de manual y de las medidas formas hay algo que generalmente no se ve: personas.

Ha sido un fin de semana intenso, eso es innegable. Para cuando llegué al albergue donde iba a alojarme ya se me había hecho de noche. Me hacía falta algo calentito y sentarme delante de mi libreta para plantear como iba a hacer esta cobertura. A esto se me planteo una ligera objeción, ya que o la máquina de café era ecologista y había decidido dejar de dispensar plásticos de un solo uso, o algún becario despistado llevaba tiempo sin reponer vasos. El caso es que me quedé sin café calentito, pero pude hacerme un croquis de como iba a funcionar a la mañana siguiente.

El debate se iba a desarrollar por completo en el Campus de Lagunillas de la Universidad de Jaén, así que simplemente tuve que coger la línea de bus universitaria para llegar hasta allí. Mientras que esperaba al autobús miraba en la pantalla de mi móvil, fría por que el sol aún decidía no salir, la pregunta del torneo: ¿Deberían eliminarse los derechos forales de Navarra y País Vasco?

Al subirme al bus, me di cuenta que algunos de los participantes habían tenido la misma idea que yo para llegar hasta allí. Entre ellos había gente de diferentes universidades y clubes. Revisé de nuevo mi lista de entidades participantes para irles poniendo cara a sus debatientes: SAFA-Úbeda, Cánovas-UMA (1 y 2), CDU (1 y 2), UCO, Dilema, Mezquita, Universidad de Alicante y UJA (1, 2 y 3).

Y no voy a mentiros, los debates que me ofrecieron durante las rondas de grupos fueron de calidad. Aunque si tengo que resaltar algo, creo que sería que, tras cada una de estas cinco rondas, se pasaba lista de todos los equipos para ver si habían llegado sanos y salvos a la sala de organización. Hubo un momento en el que pude ver que el ambiente de risas, aplausos y algún que otro cumpleaños inesperado (o no tanto), no era tanto el de un evento frío y competitivo, sino más parecido al de una familia.

La fase de grupos sucedió sin muchas incidencias, mas allá de las bromas por los pasillos o los momentos de disfrute durante la comida. Esta nos dejó dos semifinales: Mezquita vs. Cánovas-UMA 2 y  SAFA-Úbeda vs. Universidad de Alicante. Tras hacer una sincronización de relojes propia de una película de James Bond se dio comienzo a las semis que desembocaron en la gran final que debatirían los equipos Mezquita y SAFA-Úbeda.

Antes de que empezara, los participantes de ambos equipos se dieron un abrazo y se desearon suerte para el enfrentamiento que estaban a punto de tener. Me gustaría deciros que veo esto en cada torneo al que voy, pero eso de mentir intento evitarlo. El debate sucedió, y las refus volaron de una bancada a otra, dándonos a todos los presentes una clase de aplicación de derecho civil y foral. Pero como estaba destinado, la final acabó.

Fruto de la espera para conocer los resultados, nació un clamor popular en la sala, que acabó con el nombramiento del equipo ideal, siendo este:

Mejor Orador: Joaquin Fernández Domenech (UA)

Mejor Intro: F. Javier Juan Muñoz (UA)

Mejor R1: Miguel Merediz (Mezquita)

Mejor R2: Juan José Jiménez (SAFA-Úbeda)

Mejor Conclu: F. Javier Juan Muñoz (UA)

Al final, y entre lágrimas y risas, el equipo de SAFA-Úbeda se subió al escenario para recoger el trofeo que había peleado durante casi cuarenta minutos. Ante aquella situación, Sergio A. Calzado, refutador de SAFA, solo pudo pronunciar las palabras: «Verás cuando se entere mi madre. No se lo va a creer». Habían ganado

Pero aquello no era solo la ocurrencia de un debatiente. Era una muestra de que, en el fondo, tras los trajes, las argumentaciones de manual, y las medidas formas, hay personas.

Esto ha sido todo por esta semana, así que… ¡Nos vemos la semana que viene!

Artículos relacionados

009
MUNIZAR es la primera edición de la simulación MUN, acrónimo de Model United Nations y consiste en proyecto liderado por estudiantes, con fines educativos y formativos. A través de diferentes técnicas de debate y negociación, los alumnos representan a países miembros en los diversos órganos del sistema ONU.
viescolargrande-960w
El sistema de gestión de competencias de las Comunidades Autónomas puesto a debate
DSC_0990-495w
Te traemos la crónica del primer torneo Hernando Colón, que se celebró en Sevilla la semana pasada.
X