IV Torneo Nacional de Debate Académico «Universidad de Jaén»

CRISPR, niñas trillizas y muchas risas caracterizaron la IV edición del Torneo organizado por el Aula de Debate de la Universidad de Jaén. ¿Quieres saber cómo fue el torneo quiénes ganaron? Lee y disfruta del reportaje al completo. Fotografías disponibles.
IMG_0011-1

Comienza el día dirigiéndonos hacia la inauguración del torneo en el Campus Las Lagunillas, desde donde vimos llegar a la gente acalorada, con la hora pegada y la comida a punto de salir por las prisas y carreras para no llegar tarde. Tras unas palabras de varias personalidades de la propia Universidad y del Presidente del Aula de Debate de la Universidad de Jaén, José Miguel Cueto, queda inaugurada la IV edición del Torneo Académico de Debate “Universidad de Jaén”.

Muestran en la pantalla el primer enfrentamiento de los cuatro grupos en los que se dividían los 24 equipos que se desplazaron hasta Jaén para debatir ¿es ética la modificación de los embriones durante el embarazo? Y en ese momento comenzaron los nervios camino al edificio A4 o mejor dicho hacia “el flan”, que cualquier persona que haya ido a la Universidad de Jaén o vaya a ir entenderá porqué a este singular edificio se le llamada de esta manera (lo vas a reconocer desde que lo veas), para poder empezar la primera ronda.

Tras las tres intensas primeras rondas del primer día y bastante buen sabor de boca, la universidad se vacía y los equipos se van a descansar, pero no sin antes hacer una parada para socializar y beber mucha agua en un bar cercano 😉

Comienza el segundo día a las nueve de la mañana con las dos últimas clasificatorias antes de cuartos, mucho sueño, pero muchas ganas de darlo todo. Cualquier persona que hubiese entrado de público sin saber un poco del tema o la pregunta que se debatía se hubiera quedado anonada con la tecnicidad de las palabras que se usaban, pues los debatientes se hacían unos profesionales de la genética. Desde fuera, parecía que hablaban de cereales, sobre dos o tres niñas chinas famosas (según el equipo, y su evidencia, aparecía o desaparecía una de estas hermanas jajajaja) y de los corazones de unos ratones. Desde dentro, sabemos que esto no es así, que no hablaban de “crispis”, sino del CRISPR (un método de modificación del ADN), de estas niñas de China como único caso probado en los humanos y de cómo en estos corazones en ratones ha funcionado. Aun así, ElDebatiente se quita el sombrero ante el buen nivel investigación y el mérito de los equipos ante una pregunta que a cualquiera supone un reto.

Tras el anuncio de cuartos y sus respectivos enfrentamientos, llega la comida, en la que los debatientes pudieron disfrutar del famoso pollo de la UJA en su cafetería y, una vez ya con la barriga llena, llegan unas semifinales que nos dejaron disfrutar del enfrentamiento entre la Universidad Carlos III y la Universidad de Zaragoza y, por otro lado, la Universidad de Almería y el Centro Universitario ‘Sagrada Familia’ de Úbeda.

Terminan semis y queremos conocer los resultados, pero no sin antes volver a las puertas y las escaleras del “flan” para hacernos la foto de familia de un evento que querremos recordar, aunque a algunos les costó colocarse para salir bien guapos.

Llega la final y se anuncia que a ella consiguen pasar la Universidad de Almería (Jesús Gómez, Pablo García, Matteo Venettoni, Irene Sancho) y la Universidad de Zaragoza (Jorge Alagón, Teresa Rubio, Rodrigo León, Ana Molins). Todo se llenó de caras de emoción, nervios, argumentos y refutaciones envidiables para cualquier debatiente. Con la final, llega el momento de más tensión: la deliberación y la pregunta que todos se hacen ¿quién ganará? Nadie lo tenía claro, ni los propios jueces, pues el resultado fue de cinco votos contra cuatro.

Finalmente, se alzó con la victoria y una plaza para la LEDU 2023 la Universidad de Almería, un premio por el cual llevaban mucho tiempo luchando.

Y si la deliberación es el momento de más tensión, es indiscutible que la clausura es el más emotivo. Se repartieron los premios, tanto a los ganadores, como a subcampeones y al equipo ideal formado por Adriana Lado (mejor introducción), Carmen Ramos (mejor primera refutación), Nuria Quesada, Laura Ortega, Aritz Jauregui e Isabel Gil (mejores segundas refutaciones), Rodrigo León (mejor conclusión) y Álvaro Vallejo (mejor orador). Además hubo un premio especial «Juan Manuel de Faramiñán» al mejor orador novato que fue entregado a Marc Forcadell.

Ya lo decía José Cueto cuando le preguntábamos como definiría el torneo en tres palabras: «esfuerzo, calidad y ambiente», al que además le entregaron un ramo de flores cuando, emocionado, se despedía del que sería su último torneo como Presidente del Aula.

El torneo no acabó aquí, pues el broche final lo puso la cena donde todos, bien guapos, pudimos disfrutar de una velada magnífica para cerrar este torneo.

Os dejamos el enlace a las fotografías del torneo.

No podemos extendernos más, pero nos vemos pronto aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate en español.

Artículos relacionados

1-7
La SIPA es sinónimo de «casa» para muchos de los acostumbrados a argumentar porque es crecimiento, porque son lágrimas de felicidad y es familia.
13f7b937-2c5a-4879-8511-1f8bb20008f5
Como cada año, los debatientes más jóvenes se reúnen en el CEULAJ de Mollina para luchar por el pase directo a la Final Nacional en el Senado, llevándose todos, de paso, muchas risas y nuevos amigos ¿A qué esperas para descubrir (o recordar) el encanto de este torneo?
1-2
CDU es sinónimo de esfuerzo, trabajo, diálogo, cariño y, sobre todo, familia. Hoy sus socios se paran a charlar con ElDebatiente para contarnos qué hace tan especial a su club.
X