Javier Sánchez Villegas

Debatiente de Elías Ahúja y estudiante de Derecho en la UAM, conclusor en académico, extensión en BP. Es el subcampeón de nueve torneos nacionales, con más de 15 breaks nacionales e internacionales a la espalda. Recuerda que una vez le ganó a Oxford en el Trinity IV. Este es Javier Sánchez Villegas
WhatsApp+Image+2019-10-13+at+12.45.26-960w (1)

Como siempre, vamos con la primera. ¿Cómo y cuándo entraste en el mundo del debate?

A efectos reales, aunque había debatido algún torneo antes, mi comienzo de verdad en el mundo del debate fue a finales de 2017. La verdad es que entré porque mi hermano ya había debatido por Comillas de la mano de Paco Valiente, en aquellos años en los que sólo existía el académico y había cinco torneos al año. Le había gustado mucho la actividad y convencí a unos cuantos locos del colegio mayor para empezar a debatir

Y en los casi dos años que llevas debatiendo, ¿ha cambiado mucho el mundo del debate? ¿Crees que actualmente está en un buen momento?

Creo que desde que entré hasta ahora ha cambiado muchísimo. En parte porque cuando Carmen y yo empezamos nuestra preparación para CMUDE Chile 2018, no era raro ir a algún torneo y escuchar un feedback que te dijese: “eres cuarto porque has sembrado el caos”. Sin embargo, poco a poco esto ha ido mejorando y el estándar de “profesionalidad” que exigimos ha ido subiendo progresivamente más. En cualquier caso, creo que este curso es especialmente diferente. No quedan tantos veteranos debatiendo de una forma activa y, sin duda, es un año en el que el relevo generacional es muy importante, por lo que el compromiso de juzgar y de formar debe ser muy grande por parte de estos veteranos retirados o semi-retirados. Aun así, sí que creo que vivimos un buen momento con cada vez más torneos y mejores debatientes.

Vamos a hacer feedback de los aspectos a mejorar del mundo del debate. ¿Qué crees que le falta y le sobra?

Creo que le faltan dos cosas esencialmente. Por un lado, saber ponernos más en la dificultad que tienen determinados roles en debate; especialmente en el caso de juzgar y adjudicar. En las últimas semanas, que he tenido la oportunidad de estar preparando por primera vez la adjudicación de un torneo, he sido más consciente de la dificultad que tiene pensar mociones novedosas y que estén debidamente balanceadas y creo que es algo con lo que todos deberíamos intentar empatizar más, aunque a veces se nos haga difícil. Y por el otro, le falta fiesta, creo que precisamente derivado de la mejoría de la que hablaba del circuito. A día de hoy los social son más aburridos porque al día siguiente hay rondas finales y los equipos que han breakeado no se animan a salir para descansar más. El año pasado, me acuerdo cuando mi compañero y yo nos vimos como el único equipo que había breakeado en la fiesta del BP UAM, y nos sentimos un poco “raros”.

Le sobran sesgos personales. En definitiva, en debate se encasilla muy rápido a la gente con «este es de los buenos» o «este es de los malos» y me parece que es algo súper feo, pero, sobre todo, que en muchas ocasiones conduce a que haya resultados injustos en algunos debates.

Cambiando un poco de tema, se que has sido presidente de la Sociedad de Debate de Elías Ahúja… ¿Cómo es dirigir un club? ¿Es compatible con debatir al mismo ritmo?

La respuesta es sí, evidentemente sí. Todo es cuestión de organizarse, aunque son cosas muy distintas. No es lo mismo el trabajo de “gestión” con formaciones, oferta de torneos, organización de tus propios torneos, etc. No tiene nada que ver con debatir, pero por otro lado, es muy gratificante ver cómo, especialmente en este caso, un club nuevo va creciendo y consolidándose poco a poco. La verdad es que en mí caso, creo que fue extremadamente sencillo. El Colegio Mayor nos dio todas las facilidades del mundo, especialmente el actual subdirector, Álvaro Nieto. Es una persona a la que debemos muchísimo por todo el trabajo y apuesta que puso en debate en nuestro Colegio Mayor. 

Esta es clásica. Si te diesen a elegir… ¿Académico o BP? ¿Por qué?

Los que me conocen un poco en debate, saben que siempre elegiría el BP. Creo que el académico tiene algunas cosas buenas y que incluso es “más útil para la vida”, pero el BP me parece que como elemento competitivo en sí mismo es superior. La homogeneización de criterios, el reto que supone y, sobre todo, el no debatir un mismo tema ronda tras ronda, hacen que siempre elija el BP frente al académico. 

Ya que me dices que prefieres BP y se que has estado por algún mundial, ¿volverías a ir a CMUDE? ¿Por qué y con quién?

Pregunta un poco difícil. A priori, es altamente probable que debata en CMUDE Ecuador, aunque, por otro lado, me gustaría poder tener la oportunidad de juzgar algún CMUDE, y en parte puede que implique renunciar a ello. Pero tengo la espinita clavada de no haber llegado más lejos de los cuartos de final de Chile, pese a haber breakeado sextos este año, y me gustaría intentar mejorar ese resultado. Además, CMUDE es una experiencia a la que, siempre que tengas la oportunidad de vivir y que te interese mínimamente el debate, creo que es un deber decir sí. Con quien sí que lo tengo muy claro, salvo que cambiasen muchas cosas, sólo y exclusivamente volvería a un CMUDE con mi compañero actual, con Ignacio Prieto. 

Veo que hay buena relación con Prieto. Si tuvieses que definirla, ¿cuál crees que es la clave para encontrar tu pareja de BP? Y también por experiencia, ¿como te coordinas/te has coordinado con tus parejas?

No soy el más indicado para poder responder a esta pregunta, porque mis dos parejas de debate no fueron “encontradas” por mí. Carmen y yo empezamos a debatir por casualidad, y Prieto y yo fuimos un consejo de Guillermo Serrano, pero imagino que lo más importante es probar y ver como os compenetráis. Hay personas que me parecen maravillosos debatientes, y con los que difícilmente podría hacer una buena pareja. 

Con Prieto creo que nos coordinamos “demasiado” bien. Solemos hacer bastante trabajo individual, de leer sobre noticias o temas que son susceptibles de salir en algún debate, pero también solemos preparar mociones una vez a la semana. Tenemos también la suerte (o desgracia jajaja) de que vivimos juntos y de muchas conversaciones sobre temas cotidianos acabamos sacando casos súper originales. Pero lo más importante, y siguiendo lo que también nos dijo Guille Serrano, es que tu compañero de debate debe ser tu mejor amigo. Es muy importante la confianza en un equipo consolidado.

Hablando de aconsejar… Si tuvieses que dar un consejo a la gente que va a empezar en debate, ¿qué les dirías?

Que no se agobien si en los primeros torneos no hay buenos resultados, que al final todo llega y que no dejen de salir de fiesta y disfrutar del otro lado de debate.

Y si tuvieses que decirme una persona ¿Cuál dirías que es tu referente en el mundo del debate?

Creo que hay muchos y sería muy injusto reducirlo a uno. En grandes rasgos, y remarcando que obviamente hay más, mis cuatro principales referentes creo que han sido y son: Juncal León, Guillermo Serrano, Ángela Portocarrero y Carmen Vallecillo. Cada uno de ellos tiene muchísimas razones que darían para una entrevista, pero, esencialmente:

Juncal, porque creo que es la que más me ha hecho disfrutar de debate y olvidarme de la esfera competitiva que tiene. 

Guille, porque creo que el 80-90% de lo que sé de debate ha sido por él y porque fue el primero que confíó.

Ángela, porque es mi debatiente favorita y siempre ha estado dispuesta a enseñarnos cualquier cosa.

Y Carmen, porque, cuando pensé que ya había poco más que aprender, me enseñó una visión súper distinta de debate.

Y como siempre acabamos, si tuvieses que concluir toda tu vida en el debate con una frase ¿cuál sería?

“Las finales no se juegan, se pierden”.

Artículos relacionados

8d98e54b-c761-4677-8d0e-afb8f86af1f9-396w (1)
Mejor orador y mejor primer refutador en varios Torneos Nacionales Escolares, estudiante de Derecho y Administración de Empresas
IMG_0868-960w (1)
Exdirector de la Escuela de Debate Universitario de Cánovas Fundación, consultor de Cumplimiento Normativo para el Banco Santander, debatiente multifunción, desde académico hasta BP, pasando por simulaciones parlamentarias (nótese especial cariño a la SIPA), dos CMUDEs uno debatiendo y otro de juez, y hasta MUN. Este es Javier López Padilla o, de forma cariñosa, JaviLop:
IMG_5248-960w (1)
Presidente del Club de Debate CDU. Estudiante del Doble Grado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Córdoba. Introductor y conclusor; Campeón Encuentro de debate sobre el futuro de la Unión Europea (Salamanca, 2014). Además de su perfil de debatiente, fue presidente de ELSA Córdoba. Se considera una persona con muchas ganas de aprender. Este es Gerardo Ramírez Baquerizo:
X