Jesús Fúnez de Arcos

Mejor orador y mejor primer refutador en varios Torneos Nacionales Escolares, estudiante de Derecho y Administración de Empresas
8d98e54b-c761-4677-8d0e-afb8f86af1f9-396w (1)

Sabemos que eres un novatillo en el mundo del debate universitario, pero ¿cuánto hace que empezaste realmente a debatir? Y después de este tiempo, ¿qué crees que te ha aportado como persona?

Comencé en mi primer año en Maristas Málaga. Allí entré en el club de debate del colegio básicamente por añadir algo a mi formación académica. Sin embargo, conforme fui avanzando etapas, fui dándome cuenta de todos los valores que siempre destacamos: trabajo en equipo, empatía, esfuerzo, perseverancia… Pero sobre todo si me ha aportado algo ha sido seguridad en mí mismo y en lo que puedo conseguir, pero todo ello bañado con humildad, algo que se va descubriendo poquito a poco.

A nivel personal, también he percibido que soy mucho menos tímido y que sé dejar a un lado el plano competitivo para potenciar el humano.

Hablando de el tiempo que llevas en debate… ¿crees que ha cambiado la percepción que tienes de este mundillo? Si es así, ¿cómo lo ha hecho?

Por supuesto. En un principio pensaba que eran competiciones donde ibas con tu equipo a enfrentarte a otros, ahora los considero jornadas donde, pese a también ir con mi equipo, se comparten experiencias con otros compañeros con los que quizás puedas tener una conversación más allá de debate. Sin lugar a dudas es un placer tener la visión de ahora, ya que es una oportunidad de conocer gente nueva en cada torneo.

Y de todo este tiempo, tengo entendido que la mayoría ha sido en escolar. Ahora que has probado el universitario, ¿cuáles crees que son las diferencias fundamentales entre escolar y universitario?

Yo lo he notado muchísimo en los feedbacks, son más profundos en cuanto al contenido de las líneas. Además, se nos trata con algo más de madurez. También es fácil de percatarnos en la complejidad de las líneas, que tienen que estar algo más blindadas y son tremendamente importantes de identificar las cargas de la prueba que a veces nos autoexigimos y que complican un poco la argumentación.

Obviamente, es cierto que hay un ambiente algo menos familiar que en escolar, pero también es cierto que se suple con la fiesta de después del torneo, son realidades distintas pero que creo que hay que experimentar ambas.

Ya que estamos hablando de que tocas los dos mundos, ¿qué dirías que es lo mejor y lo peor de ambos?

De escolar me quedo con la familia que se forma, que es una base que si consiguiéramos traspasar a universitario sería fantástico. Es increíble la comunión que se puede llegar a generar en apenas 2 días.

De universitario destacaría el reto que supone cada debate, ya que se exige muchísimo tanto durante como después. A nivel mental es bonito, aunque también es cierto que se agradece mucho que te ayuden a afrontarlo sin miedos, una suerte que yo he disfrutado.

Y en cuanto a personas, todos los que hemos debatido tenemos un orador modelo. ¿Cuál dirías que es el tuyo?

Uf, yo aquí lo tengo bastante claro. Mi orador modelo es Alejandro Pena tanto a nivel técnico, que poco más hay que añadir, como a nivel humano.

Aunque también hay que decir que la diferencia de edad es importante, por lo que de mi generación Rodrigo Soriano y Ana Somavilla son mis referentes.

En el caso de que tu fueses el referente de alguien y pudieses aconsejarle una sola cosa para hacer el paso de escolar a universitario un poco más llevadero, ¿qué sería?

Me encantaría transmitir a aquel que tenga ese miedo que las aptitudes suman, pero que la actitud multiplica. Esa frase me la enseñaron en mi colegio para afrontar bachillerato y creo que sería extrapolable a el paso que supone el cambio de etapa.

Si tienes ganas e ilusión, y además lo apoyas con trabajo; no va a existir ningún tipo de problema.

¿Cuál crees que la principal virtud de la nueva generación (la tuya) que ha entrado en el mundo del debate? ¿Por qué?

Sin ningún tipo de dudas, el aura que desprende a nivel familiar. Es algo que reconforta a cualquiera que está presente ya que trata de incluir a todos los que entren, independientemente de quién sea. Es algo maravilloso.

Ahora que me doy cuenta, no te he preguntado exactamente el motivo de que decidieses entrar a debate, así que… ¿cuál fue?

Fue algo tan simple como añadir formación a mi paso por el colegio. Me atraía la idea y un amigo me acompañó a la primera clase. Ahí la verdad es que quedé prendado de la actividad, y desde entonces es un no parar.

Sabemos que a la hora de ir a un torneo es casi imprescindible tener compañeros que generen un buen clima y trabajen, pero cada uno tiene sus manías especiales. ¿Cuál sería el compañero ideal de Jesús Fúnez?

Mi compañero ideal de equipo sería alguien muy organizado (soy tremendamente maniático con eso), que esté comprometido con el equipo y que me conozca lo suficiente como para saber llevarme en los momentos más bajos, que siempre hay alguno en todo torneo. Y si ejerce el rol de la conclusión mejor que mejor… 

Quizás os hagáis una idea de en quién pienso (igual en otra entrevista os desvelo el nombre). 

Y, para terminar, si tuvieses que dar un discurso que resumiese toda tu vida en el mundo del debate, ¿cómo acabarías la intervención?

Tuve la suerte de que me dieron la oportunidad más bonita de mi vida: demostrar el talento que tengo. Ahora es el momento de continuar fomentándolo, pero también de seguir agradeciéndolo, porque quien sabe de dónde viene siempre tiene un horizonte claro de hacia donde ir.

Artículos relacionados

IMG_20181112_210648_243-960w (2)
Debatiente del Grup d’Argumentació i Debat (GAD) de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante de 5ª del doble grado de Derecho y Ciencias Políticas. Refutador y extensionista. Varias veces subcampeón en diversos torneos de debate, a lo largo de sus 3 años y medio de carrera en este mundo, además de militante y responsable de comunicación de un partido político. Este es Gorka Samaniego Asenjo:
WhatsApp Image 2022-04-04 at 20.57.31
Carlota es graduada en Biotecnología y estudiante de Farmacia en la Universidad Francisco de Vitoria. Tiene una gran experiencia como debatiente, llegando a ser Cuartofinalista de CMUDE 2021, y como jueza, habiendo breakeado en varios torneos y formado parte del equipo de adjudicación de muchos otros.
WhatsApp-Image-2022-03-18-at-11.33.29-1
Graduado en Biotecnología, trabaja como consultor farmacéutico y es actualmente uno de los pilares de Elías Ahúja. Desarrolló su etapa como debatiente consiguiendo participar en múltiples finales, llegando a ganar el IV UAM y el V BP URJC. En CMUDE 19 se proclamó 5º mejor orador y octavofinalista. Desde entonces, se dedica a adjudicar y juzgar allá donde sus alumnos le pidan ir.
X