Juan José Jiménez Rivas

Graduado en Educación Primaria, voluntario en numerosos proyectos de ayudas sociales, participante y juez en más torneos de los que podemos nombrar, formador y espina dorsal del Centro Universitario SAFA… ¿Sabes ya de quién te hablamos? Sí!! Se trata de Juanjo Jiménez… Si quieres conocer su lado más cercano y personal lee esta entrevista, no te arrepentirás!!
CANOVAS2019-960w

Buenas Juanjo! Para romper el hielo… ¿cómo entraste en el mundo del debate?

Obligado. Compartía piso con Alejandro Molina cuando en una conversación de lo más intrascendental me preguntó que si tenía planes para un fin de semana, a lo que contesté que no. Como respuesta obtuve un “Bienvenido al equipo para participar en Babel”. Y desde ese torneo, con mis idas y venidas, he seguido involucrado de un modo u otro en el mundo del debate.

No se me ocurre mejor manera de empezar… Benditas esas personas que nos dan el empujoncito!!

Y después de tantos años aquí dentro, ¿cómo definirías el mundo del debate hoy día?

Creo que el debate está viviendo una etapa de expansión tanto vertical como horizontal, y me explico. Cada día son más las universidades que apuestan por el debate en sus aulas, de hecho, me atrevería a decir que son muy pocas universidades las que se mantienen al margen; pero también es una disciplina que cada día más se extiende en colegios e institutos, otorgando a los alumnos muchas más oportunidades de conocer el mundo del debate desde antes de llegar a la universidad, lo que en mi opinión es maravilloso. Y, por último, el mundo del debate está ofreciendo también muchas más alternativas al salir de la universidad, pues el valor que ofrece la oratoria y el debate está cada vez más reconocido.

¿Con tu trayectoria a las espaldas, en qué punto de tu carrera como debatiente crees que te encuentras?

Retirado, por cuarta vez creo. Después de 6 años ligado al mundo de los torneos creo que es momento de dar un paso al lado y dedicar mi tiempo y mis esfuerzos a otras labores que puedan contribuir dentro del mundillo.

Jajaja… estamos seguros de que no eres el primero ni serás el último que recae… pero desde luego que no hay nada más bonito que darte cuenta de todo lo que puedes aportar desde otros roles diferentes

¿Teniendo en cuenta tu experiencia, qué características dirías que debe tener un buen debatiente?

Compromiso y ganas de superación. Creo que una persona sin compromiso sería incapaz de llegar a ser buen debatiente, pues tanto a la hora de trabajar en equipo como de hacerlo individualmente debe ser capaz de hacerlo en los tiempos que se han marcado para ello. Y por otra parte las ganas de superación son indispensables como combustible para mantenerse dentro de este mundo. Sin ganas de dar más de ti y de ser cada día un poco mejor puede que se caiga en la monotonía o la desidia.

¿Y qué características crees que tienes tú como debatiente? Venga va, señálanos una virtud y un defecto que tengas como orador.

Creo que una de mis mayores virtudes es que no me pongo nervioso ni siento demasiada presión. Hace tiempo aprendí que en debate lo fundamental es aprender y disfrutar, y así lo intento en cada oportunidad. Esto se traduce en que, aunque todo mi equipo esté nervioso, soy la voz de la tranquilidad. Y por suerte es algo que mi compañero Sergio Calzado también hace cada vez más. Y como defecto probablemente sea mi forma de esquematizar mentalmente las refutaciones. Apenas uso el papel, todo lo llevo de cabeza, me sale más natural y más fluido, y evidentemente tiene sus cosas negativas, como el hecho de que se me pueda olvidar algo o la cara de angustia de mi conclusora Tamara Ordoñez las primeras veces cuando me pedía el papel por si se le había escapado apuntar alguna refutación y lo encontraba prácticamente en blanco. 

Ni te imaginas la suerte que tienes con esa virtud… tampoco nos queremos imaginar los nervios que sufrirían los pobres conclusores por tu culpa jajaja

Sabemos que tu club es muy importante para ti, ¿qué podrías contarnos sobre él y sobre la importancia del sentimiento de pertenencia a uno?

Tengo entendido que mi club tiene cierta antigüedad, pero la realidad es que cuando llegue a esta universidad el club estaba en total desuso, el primer año tan siquiera hubo actividades, ni formaciones, ni torneos…nada. Me pasé el año siguiente persiguiendo al profesor encargado del aula, y la cosa dio sus frutos. Se cambió el modelo de aula, la gestión, los objetivos…los alumnos por así decirlo dimos un paso al frente del club y el único con “experiencia” era yo. Así que así empezó todo. Creo que es justo este inicio el que define el sentimiento de pertenencia al club, debemos tener en cuenta que nuestro centro solo cuenta con 600 estudiantes, por lo que nutrir el club de debate es una tarea cuanto menos, complicada. Por eso creo que cada uno de los integrantes se siente una pieza fundamental dentro del club, todos somos insustituibles e indispensables, y tener ese sentimiento que saber quién eres y qué eres capaz de aportar. Además, en SAFA le damos mucha importancia al tema social, no todo puede ser trabajo duro y dedicación.

Un trabajo que, sin duda, todos nuestros lectores entenderán

 como admirable. Enhorabuena!!

¿Qué opinión te merece el debate online y cómo se ha adaptado este mundo a lo que nos está tocando vivir? 

Evidentemente el debate online ofrece una solución eficaz al mundo que nos ha tocado vivir, pero no me gusta. Al igual que he dicho en la pregunta anterior, creo que el debate online solo refleja una parte del debate, que además es la parte más “sacrificada”. Creo que, sobre todo para las personas que acaban de entrar, se muestra una visión un tanto desdibujada. Creo que se pierden matices fundamentales, más allá de las sonadas fiestas y los recordados viajes. Con el debate online se pierden incluso gran parte de esas charlas post debate con los compañeros del equipo contrario, esos feedbacks más personales persiguiendo a los jueces por los pasillos, esa tensión de la sala cuando están próximos los resultados y esa alegría y emoción desmedida cuando se nombra a algún equipo en el break. Indudablemente internet nos ofrece una alternativa, con infinidad de cosas buenas como ya han dicho otros entrevistados (bajo coste, la posibilidad de ser internacional, la facilidad que ofrece para la organización…) y estoy seguro de que este formato se seguirá utilizando cuando esto remita, pero echo muchísimo de menos los torneos presenciales.

Muy acertado tu punto de vista…

Aprovechando tu posición en tu Club y que es muy próxima la celebración de vuestro torneo, ¿qué podrías contarnos sobre éste?, ¿Qué expectativas tenéis?, ¿Cómo ha sido la organización?…

La verdad es que estamos muy ilusionados con el proyecto, ya intentamos llevarlo a cabo el pasado curso, pero ya sabemos todos lo que la pandemia hizo con los torneos de debate. Este curso no hemos querido quedarnos sin hacerlo. La idea principal que sustenta esta edición y esperamos que sea la del resto, es la de llevar la educación en España a debate, pues consideramos que es un tema muy importante y que no se debate sobre él. En concreto la pregunta de esta edición es “¿Debería centralizarse el modelo educativo español?”. En cuanto a las expectativas por las que me preguntabas anteriormente, realmente lo que tenemos en mente es aprender todo lo posible de esta experiencia para poder aplicarla en los años posteriores. No esperamos un torneo excesivamente grande en cuanto a participación, sino que estamos mucho más orientados a ser un torneo familiar donde prime el aprendizaje y el compañerismo. Veamos si lo conseguimos. En cuanto a la organización he tenido bastante suerte, pues muchas de las cosas han podido ser reutilizadas de la edición anterior que no se realizó, así que puedo decir que la organización está siendo medianamente cómoda.

También aprovecho para invitar a cualquier equipo que pueda estar interesado a participar.

Pues no tenemos otra cosa que desearos muchísima suerte!! 

Pasamos a un clásico: ¿BP o académico? ¿Postura favorita?

Creo que llevando la contraria a casi todos los compañeros que han pasado por aquí, me quedo con académico. Evidentemente esa sensación de desconocimiento e incertidumbre que genera BP es única, al igual que lo es la exigencia tanto a la hora de argumentar como a la hora de refutar. Pese a esto no puedo negar que estoy enamorado del formato académico, mucho más protocolario, en igualdad de oportunidades para todos los debatientes, funciones más concretas para trabajar y desarrollar en cada uno de los roles, la visión de que, indudablemente es importante lo que dices, pero también el cómo lo dices. Y creo que, aunque no conscientemente, esto se va dejando un poco atrás en el formato BP.

Empecé siendo R1, y con el tiempo acabé siendo R2. Sin duda a día de hoy disfruto mucho más la R2. Me siento más libre de salir con una u otra actitud, de tener una estructura u otra totalmente diferente y todo esto en base a lo que a mí me apetece. Todas las posturas son increíbles, y desde aquí les pido a todos que no se encasillen en una sola, porque se estarían perdiendo gran parte de lo que el debate puede ofrecer.

¿Alguna pregunta favorita o sobre la que te habría gustado debatir alguna vez?

Pues creo que fue hace cuatro ediciones del Cánovas, donde debatimos sobre cambiar los límites de lo publicable. Creo que es un tema que 4 años después ha cogido aún más fuerza que cuando nosotros lo debatimos y que realmente debería ser debatido no solo como un acto académico sino como un tema a tener en cuenta en la sociedad actual. 

Que recuerdes esa pregunta significa que llevas aquí más años que mucho de los lectores que te estarán leyendo jajaja pero sí, llevas mucha razón en que sería un tema muy acertado y que generaría mucha controversia a día de hoy…

¿Algún tema de actualidad que estimes que deba ser debatido actualmente?

El otro día leí que se había eliminado un apartado de un artículo del Código Penal que, básicamente, permitía los piquetes en las huelgas (grosso modo) para ofrecer a la ciudadanía garantías del derecho a huelga. Creo que sería un buen tema a debatir, la verdad.

Pues menos mal que no eres estudiante de derecho…

Sabemos que tu trayectoria ha tocado todos los roles, ¿Con qué te quedas: juzgar, debatir o formar? E independientemente de la que escojas, ¿qué te aporta cada experiencia?

Debatir me ha abierto la puerta a este mundo, ha hecho que conozca a mucha gente, me ha generado ese gusanillo de ganas de aprender más sobre él, me ha enseñado que por mucho que trabajes siempre vas a encontrar a gente que ha trabajado más y que muy probablemente el simple esfuerzo no baste. Mi paso como debatiente, sin duda, también me ha enseñado las dos mayores lecciones que he aprendido sobre debate. Lo importante que es el rol del juez en un debate, y lo imprescindible que para mí sería ser formador.

Juzgar es sin duda una experiencia diferente a la de debatir, tienes que encontrar muy bien el equilibrio a la hora de dar los feedback, que son la piedra angular de un buen juez, y después ver cómo vas a explicar tu visión del debate a los participantes, explicando puntos fuertes y puntos débiles sin caer en la arrogancia, que puede pasar. Ser juez es una faceta complicada dentro del mundo del debate y bajo mi punto de vista también la más importante.

Y como formador no estoy seguro tan siquiera de que ser uno bueno. Por como empecé en debate no tuve la suerte de tener uno, así que mis intentos de formar no sé si han servido de mucho. Yo aprendí a base de estrellarme en torneos y aprender de lo que nos decían los jueces, y aunque también se aprende, creo que el camino del aprendizaje se hace mucho más cuesta arriba. Mi objetivo como formador no era el de hacer que mi club fuera el mejor, ni el de ganar todos los debates. Simplemente quería ahorrarles los primeros tropezones en el mundo del debate para que llegaran más lejos de lo que llegué yo en el camino del aprendizaje. Y estoy bastante seguro de que eso sí que lo he conseguido.

Así que, teniendo en cuenta que soy maestro, me quedo con formar, me parece la labor más bonita y a la vez a la que menos relevancia se le da.

Los pelos de punta de escucharte hablar con esa ternura de tus alumnos y de tus labores en la enseñanza. 

Pasando un poco a la parte más emocional, ¿alguna anécdota o momento de “tierra trágame”?

El primer debate de mi primer torneo, siempre se lo cuento a mis novatos. Fue en el I Babel, y justo nos tocó en la sala más grande de la fase de grupos. Para mi sorpresa había dos clases de instituto viéndonos. Ya he dicho que era mi primer debate ¿no? Pues salí a hacer mi papel de R1 y a los dos minutos ya había acabado, tenía la boca seca y nada que decir. De pronto una chica desconocida, de alguna de las clases que asistían como público dijo: “Vamos Juanjo, que la música no vale para nada” (cabe mencionar que la pregunta a debatir era: ¿Es la música un elemento fundamental en la educación?). En ese momento mi cerebro desconectó y hablé otros tres minutos, aunque a día de hoy sigo sin saber sobre qué.

Qué maravilla de anécdota!!! Nos encanta ver que aún quedan personas así en el mundo. Le mandamos un saludo enorme a esta chica anónima desde aquí!!!

Algún recuerdo que guardes con mucho cariño

Este recuerdo se lo debo en parte a Pedraza, que lo saludo desde aquí, y fue el día que ganamos el II Torneo Universidad de Jaén. Hablando después de la final con él me dijo: “ya has ganado casi lo mismo que yo, solo te falta ganar siendo formador”. Y le contesté algo de lo que hasta ese mismo momento ni tan siquiera yo fui consciente: “Acabo de hacerlo, he ganado este torneo con gente a la que yo he formado”.

Fue un momento bonito darme cuenta de que después de tantos años y tantos problemas habíamos llegado por nosotros mismos hasta donde estábamos.

Ufff la verdad que sí, vaya momento para el recuerdo… de esos que te llegan al corazón…

Para ir terminando: En una palabra, ¿qué es el debate para ti?

Vida

¿Qué te ha aportado el debate?

Experiencias únicas

Qué maneras más concisas y bonitas de describir lo que sientes

¿Qué aconsejarías a quiénes se acaban de iniciar en el mundo del debate?

Que no se frustren, que lo más importante no son los resultados del torneo, sino los que obtienes para la vida.

Una verdad como puño…

Y la última respuesta no va acompañada de pregunta, te pedimos una última reflexión.

Nos empeñamos en medirlo y contabilizarlo todo, los éxitos, los fracasos, los errores, los aciertos; en compararnos con otros… Y al final, lo único que queda de todo eso es el aprendizaje de cada uno y el valor que le has dado a cada una de las cosas que nos hemos empeñado en medir. Y ese aprendizaje no puede medirse.

Qué alegría poder escucharte Juanjo, te agradecemos mucho el tiempo dedicado y la ilusión que le has puesto.

Mucho ánimo con todo lo que te propongas porque estamos seguros de que vas a llegar lejísimos, y sobre todo mucha suerte con ese torneo que va a salir genial!!!

Ya lanzaremos en el próximo número una crónica sobre él 😉

Un placer Juanjo!!!

Artículos relacionados

WhatsAppImage2021-03-02at00.40.59-960w
Abogada, politóloga en formación por la Universidad Nacional de Colombia y candidata al Máster en Derechos Fundamentales por la Universidad de Granada. Becaria del Banco Santander y la Fundación Carolina. Voluntaria profesional en SOS Children’s Villages International e investigadora en derechos humanos y migraciones. Ganadora de torneos en Colombia, España, Ecuador y Perú. Mejor equipo en 10 torneos internacionales y mejor oradora mujer en todos ellos. Integrante de equipos de adjudicación en formato BP, académico y competencia de jueces en 6 países.
73ac047f-24db-43b4-8b83-9b87216b59d8-678w (1)
Ana María Fúnez anda siempre buscando la oportunidad de seguir creciendo tanto en el ámbito personal como en el profesional y viendo su historial parece conseguirlo. Poseedora del título de Mejor Jurista Universitaria de España del año 2015, no sorprende que en la actualidad se dedique a la abogacía y como licenciada en derecho vaya un pasito más allá animando a todos los que les interese esta materia como presidenta de La Fundación Española de Debate Jurídico (FEDEJ).
WhatsApp+Image+2019-04-28+at+21.31.42-960w (2)
Carlota Delso González es la presidenta y cofundadora del club de debate de la Universidad Politécnica de Madrid. Estudiante de Ingeniería en Tecnologías y Servicios de Telecomunicación. Con espíritu de refutadora, debate (y gana) en Académico y en BP (nacional e internacional) Algunos ejemplos son el XIII Torneo de Debate Académico UFV, el Barcelona OPEN 2019 en categorías EFL y OPEN, el BP Mujeres… Todo eso compaginado con ser formadora de debate del colegio SEK Ciudalcampo. 
X