Laura Alejandra López Pineda y Ana María Díaz Ávila

Esta semana traemos un número muy pero que muy especial, no solo por ser una entrevista doble, sino también porque hemos viajado al otro lado del charco para poder conocer de la mano de nuestras invitadas de esta semana el mundo del debate en Latinoamérica. Ellas son Laura Alejandra López Pineda (L) y Ana María Díaz Ávila (A), ambas estudiantes de la Universidad del Rosario en Bogotá e impulsoras del proyecto “Detrás del Atril” del que nos hablaran a lo largo de la entrevista.
latinoamerica-960w

¡¡Buenos días a las dos!! Para ir comenzando y rompiendo el hielo nos gustaría que nos hagáis una pequeña introducción ¿Quiénes sois? ¿A qué os dedicáis? ¿Estáis estudiando? ¿Qué estudiáis? 

L: Bueno, yo soy estudiante de último año de Periodismo en la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia. Actualmente hago mis prácticas en la Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia y justo ahora estoy un poco retirada del mundo del debate. Solo he debatido en un par de torneos este año y he adjudicado otros pocos, pero nada muy intenso, como solía ser.

Ah, y este año con Ana, en medio de la pandemia, decidimos hacer nuestro propio podcast con entrevistas a gente de debate (que lo encuentran en todas las plataformas de podcast como Detrás del atril).

A: Soy estudiante en proceso de grado de Jurisprudencia (Derecho) en la Universidad del Rosario. Actualmente estoy atrapada en Estados Unidos por la pandemia jaja, vine de visita y no he podido viajar a Colombia para terminar mis últimos requisitos de grado, así que espero poder graduarme pronto. Actualmente me encuentro un poco más retirada del mundo del debate y solo participo en equipos de adjudicación, pero ya no debato más.

Encantados de conoceros a las dos y muchísimas gracias por brindarnos este ratito tan agradable.

Y ya a partir de aquí nos gustaría que nos contarais. ¿Cómo empezasteis en esto del debate? 

L: Ana y yo entramos a la Sociedad de Debate del Rosario en el segundo semestre del 2016. Ana para ese momento ya tenía un poco más de idea sobre este mundo, mientras que yo inicié de ceros, no tenía amigos en debate y no sabía qué era un látigo o un primer ministro. Decidí inscribirme y hacer la prueba para ser miembro de la Sociedad porque siempre me había gustado hablar en público y me parecía muy “cool” poder viajar y representar a la universidad. 

A: Justo como lo dice Lau, ambas ingresamos en 2016. En mi caso conocí debate un año antes, al ser voluntaria en CMUDE 2015. Allí debate me conquistó y tenía muchísima ilusión de poder hacer parte de la mejor Sociedad de debate en español, así que me postulé al proceso de selección muy nerviosa esperando pasar y fui demasiado feliz al lograrlo. 

Qué bonito es siempre recordar los inicios.

¿Qué creéis que os ha aportado el mundo del debate?

L: Creo que lo principal son los amigos. Muchas de las personas que conocí en debate son hoy parte de un círculo muy cercano e importante para mí. Debate también me ha enseñado habilidades para la vida, por ejemplo, la resiliencia o tener mejor inteligencia emocional para asumir momentos difíciles. Creo que sin debate difícilmente me hubiera enfrentado a retos emocionales tan grandes, como es estar en un CMUDE, por ejemplo. 

A: Personas muy especiales y muchísima confianza en mí misma. Gracias a debate conocí a muchos amigos muy importantes para mí, que sin debate no hubiese podido conocer al ser de otras carreras o incluso otros países. También gracias a debate conocí a mi actual pareja, Ignacio Prieto, debatiente español. Finalmente creo que debate me ha permitido confiar mucho más en mí y en mis capacidades, ya que he podido superar retos y lograr metas de las cuales no me veía capaz cuando entré al mundo del debate.

Algo tendrá el mundo del debate para que casi todos los que tenemos trayectoria en él coincidamos en que lo mejor de todo este camino son siempre las personas que nos acompañan.

¿Cómo definiríais el mundo del debate hoy día? Y en este sentido, ¿Qué le sobra y qué le falta?

L:Bueno, creo que es un mundo muy diferente al que yo conocí en 2016. En ese tiempo, en Colombia por ejemplo, solo había dos o tres universidades cuyos equipos eran muy buenos, creo que ahora muchas otras instituciones han conseguido un gran nivel. Lo mismo creo que ha ocurrido a nivel internacional. 

Y ahora, sobre lo que le sobra y le falta, creo que le sobra gente con grandes egos o personas que no les interesa ayudar a los demás a crecer. Además, y esto puede sonar un poco controversial, pero creo que nos hacen falta personas que sean coherentes en sus discursos. De nada nos sirve que haya debatientes que públicamente hablan sobre el valor de la inclusión, de crear espacios seguros y demás, pero que en entornos más privados hacen todo lo contrario. 

A: Creo que el mundo del debate ha evolucionado mucho y si bien ya no hago parte tan activa como antes, sí creo que lo define mucho las ganas y el esfuerzo que están teniendo todos los debatientes en la actualidad para poder seguir entrenando y creciendo justo en este punto donde hay muchísimo relevo generacional. También creo que le sobra, o más bien nos sobra a todos, un poco de intensidad -que no es mala per se- pero ha sido muchas veces llevada al extremo y hace que nos definamos por lo que hacemos en debate. Nos sobra entender que no nos definen los malos debates y tampoco los mejores, simplemente somos personas que dedicamos mucho tiempo a algo que nos apasiona, pero no debería influir en cómo nos concebimos a nosotros mismos o a los demás.  

Le falta más compañerismo sin duda. Muchas veces sólo ven a las personas en función de la competencia y no están interesados en ayudar a crecer a otros, se niegan a dar formaciones o incluso sólo las hacen para verse bien o cosas por el estilo. Falta muchísima ayuda desinteresada y ganas de ver a los demás crecer y ganar. 

Qué reflexiones más interesantes, sobre todo cuando habláis de lo que le sobra a este mundo.

Toca elegir, ¿BP o Académico?

A y L: Jajajaja creo que acá tenemos ventaja para responder, porque en Colombia, y en general en latinoamérica, no tenemos el formato académico. Entonces claramente nos quedamos con BP. 

Ahhh bueno, jugáis con ventaja jajaja…

Entendemos que las diferencias no son tan grandes como el mar que nos separa, pero ¿cuáles diríais que son las principales similitudes y diferencias entre el circuito en España y el circuito en LATAM? 

L: En términos de debate, creo que con el pasar del tiempo los criterios entre circuitos se han ido unificando muchísimo más. Hace unos años te hubiera dicho que el circuito en España se concentraba mucho más en el estilo y no tanto en el contenido; claramente eso ha cambiado. 

Esto quizás también ha ido cambiando, pero diría que el circuito de España puede ser un poco más cerrado que el de latinoamérica. Cerrado en el sentido de que los españoles muchas veces no suelen interactuar en espacios más sociales con gente de latam. Por ejemplo, en un CMUDE yo puedo ir a cenar con gente de Ecuador o México, que puede que no conozca del todo, pero sé que todos vamos a querer interactuar. Eso es algo que difícilmente puede pasar con gente del circuito español, a menos de que ya tengas amistades súper establecidas. 

A: La similitud más grande creo que es la manera en la que constantemente ambos circuitos están trabajando muy duro para ser mucho más competitivos, sabemos que en España muchos equipos viajaban a torneos del circuito anglo para poder crecer y aprender mucho, si bien en latam no podemos hacer eso, las personas suelen ver muchos videos del circuito anglo, analizar las mociones de esos torneos, etc. Entonces creo que ambos circuitos trabajan activamente para ser cada vez más competitivos a la hora de enfrentarse. 

Ahora, tal como lo dice Lau, creo que la diferencia principal es en términos sociales. En latam pese a que no todos somos amigos sí existe una intención de compartir e interactuar entre nosotros en torneos internacionales, mientras que la delegación española siempre está interactuando entre ella y es mucho más difícil romper esa “barrera” social. Incluso existe el mito en latam de que muchas de las personas del circuito español sólo van a querer socializar o hablar con nosotros cuando creen que eres bueno o tienes determinado nivel competitivo.  

Tomamos nota de lo que decís para mejorarlo porque es realmente interesante e importante.

Aunque sabemos que desde los mundiales siempre hemos coincidido ¿De qué forma ha evolucionado el contacto en la comunidad del debate en español? (Especialmente con las nuevas tecnologías y el covid). 

L: Creo que esto ha ayudado un montón a que equipos que no van a CMUDE puedan coincidir con personas de otros circuitos. Por ejemplo, cuando entré a debate tuvo que pasar casi un año para que yo me enfrentara a un equipo de otro país. Lo mismo pasa con los jueces, solo en esta época de torneos virtuales un equipo de español puede tener feedback de alguien de latinoamérica, o viceversa. 

A: También creo que las posiciones como adjudicación o tabulación se han ampliado un montón. Por todos estos torneos virtuales, antes era más difícil tener personas extranjeras en equipos de adjudicación y solía dejarse sólo para torneos muy grandes como CMUDE, ToDI o Copa de Leones en Guadalajara. Ahora, gracias a tener tantos torneos virtuales todo el tiempo, los equipos de adjudicación son mucho más variados, incluso en torneos más pequeños, y creo que esto permite visiones más amplias con mayor competitividad. 

Y hablando de mundiales ¿Cómo fue la experiencia de ser subcampeona del mundial?

A: CMUDE Perú fue increíble para mí. Justo antes del torneo pasé por una situación personal muy difícil, que incluso me hizo dudar de si iba a competir o cedía mi lugar como debatiente, pero al final fue como una pausa muy intensa en mi vida en la que decidí enfocarme 100% en disfrutar mi último mundial. Justo cuando conocí debate, en CMUDE 2015, siempre soñé verme en una final del mundo, por lo que lograrlo en esas condiciones, compartir la final con otro equipo de mi Sociedad y hacer un caso del que estábamos muy orgullosos, fue un regalo increíble de despedida que me dio el destino. Fui muy feliz en Perú y además justo ahí conocí a mi novio, así que mejor imposible. 

Sin duda, una experiencia única. Y por como lo cuentas, ¡¡la tuya no pudo ser mejor!!

Hablando de recuerdos ¿Tenéis algún recuerdo favorito de algún torneo o experiencia relacionada con el debate? (Tanto juntas como por separado)

L: Creo que uno de nuestros recuerdos favoritos juntas, en términos competitivos, fue cuando debatimos juntas por primera vez en un torneo. Eso fue el año pasado en el torneo Gabriel García Márquez, donde competimos en masters. Recuerdo que nuestros tiempos de preparación se sentían como de tres horas y eso nos impresionó mucho, como que ya a los siete u ocho minutos teníamos el caso súper armado. Creo que a ninguna de las dos nos había pasado eso antes y nos gustó mucho sentir que, por fin, luego de tres años, llegábamos a ese nivel. 

Bueno, y ya en general, creo que CMUDE 2019 es uno de los recuerdos favoritos que tengo de debate. Junto a unos amigos estuvimos unos días antes viajando por Perú y fue increíble, y luego también en términos de competencia, creo que fue el momento en el que estuve en mi mejor forma como debatiente. 

A: Creo que mi recuerdo favorito juntas fue la noche final de CMUDE Perú, cuando fuimos a tomarnos un coctel a la terraza del hotel. Ambas estábamos demasiado agotadas, pero al mismo tiempo sentíamos la gratificación de “misión cumplida, sobrevivimos a nuestro último mundial” y ya sólo nos quedaba disfrutar de la fiesta final. 

Ahora, creo que uno de mis recuerdos favoritos en mi paso por debate es justo mientras mi compañero Hernando Castro, estaba dando su discurso en la final de CMUDE. Porque claro, sentía mucha tensión de hacer mi discurso de látigo de forma increíble, pero por un momento viví esa sensación de que todo se congelaba y pensé que nuestra historia en debate no podía tener un mejor final. Habíamos logrado llegar a la final por la cual trabajamos y soñamos juntos por 3 años, en algún momento dejó de importar si ganábamos o perdíamos -que claro que queríamos ganar- pero eso ya no era lo más importante, porque estábamos ahí, sentados en esa final que nos merecíamos. 

Y ahora nos gustaría hablar de cómo surgió la idea del podcast “Detrás del Atril”. Y ¿Cuál es vuestro proceso a la hora de afrontar cada podcast? (organización, preparación, creatividad, seleccionar a las personas que salen, montaje …)

A: El cómo surgió es muy random porque con Lau siempre habíamos querido hacer algún proyecto de debate juntas y no pensábamos precisamente en un podcast, pero yo siempre he sido una adicta a escucharlos, así que un día me metí a bañar y me puse un capítulo de mi podcast favorito y de la nada pensé en la idea de hacer uno juntas. Se me ocurrió el nombre y lo primero que hice al salir de mi ducha fue textearle a Laura la idea, con el nombre y algunas frases para el proyecto. Estuvimos inspiradas un poco en El Debatiente, porque lo leemos desde hace mucho, pero queríamos ir un poco más allá de lo competitivo. Detrás del atril nace como un mix de querer conocer más sobre la vida personal de la gente y, por supuesto, hablar de lo competitivo. 

L: Y en cuanto a la pre producción, lo que solemos hacer es una lista de personas a las que nos gustaría invitar. Luego, cuando las vamos confirmando, hacemos reuniones para pensar en las preguntas que haremos. Aunque hay unas que las tenemos súper establecidas, hay otras que vamos cambiando según lo que sabemos de cada persona. Una buena parte de las ideas que tenemos de invitados, dinámicas y demás, provienen de nuestros amigos (Juanita Hincapié, Daniel Orobio, Jorge Portocarrero y Juan David Quijano) y también de Ignacio Prieto, la pareja de Ana. A ellos les pedimos consejos y nos ayudan en todos estos temas. Los cambios creativos más grandes los solemos hacer antes de iniciar una nueva temporada; justo ahora nos encontramos en ese proceso. 

Qué ilusión nos hace, muchas gracias por la parte que nos toca. 

Haber sido las impulsoras de un proyecto que está teniendo tanto éxito tiene muchísimo mérito. ¡¡Enhorabuena!!

¿Qué experiencia a destacar de este podcast? (Algún invitado o anécdota graciosa)

L: Algo que nos ha encantado del podcast es que hemos podido conocer más a fondo a personas con las que antes, quizá, solo nos habíamos cruzado un par de palabras. Nos gusta (y nos sorprende) un montón cuando las personas nos comparten algo de su vida privada y se nota que están siendo súper honestas. 

A: Creemos que uno de los episodios que más hemos disfrutado justo ha sido el de una pareja española, Carmen Sanchez y Kike Marchán. Fue un capítulo muy divertido porque Carmen no paraba de hacernos reír mientras nos contaba toda su experiencia en la final de CMUDE Perú y cómo se les ocurrió el caso que presentaron. Luego Carmen duró como 10 minutos tratando de decidir las personas que le parecían más guapas del circuito; eso también nos hizo reír bastante, al punto de que tuvimos que cortar muchísimo tiempo de risas en la grabación. 

Jajaja cierto es que las personas que te hacen reír y que sientes que te hablan con honestidad son las mejores.

Y bueno, avisamos, pregunta dura ¿Si tuvierais que elegir solo uno de los podcast cuál sería?

A y L: Esta fue una respuesta en la que nos costó mucho estar de acuerdo. Finalmente elegimos el episodio con Andy Rincón, de México. En general, nuestros episodios favoritos son cuando las personas son honestas, divertidas y también nos cuentan algo inesperado. Todo eso lo tiene el episodio de Andy, en el que nos terminó contando historias sobre su paso por World Schools que no teníamos ni idea. Además de que también Andy es una gran narradora de historias y hace que estés pendiente todo el tiempo de qué es lo que va a pasar. 

Pues nada, tendremos que escucharlo… ¡aunque sinceramente teníamos pensado escucharlos todos!

Nos gustaría terminar con una reflexión, ¿Cómo veis el futuro del podcast, del debate y de vosotras en debate? Y ¿Si os tuvieseis que despedir de esto qué frases o cita utilizaríais?

L: Sobre el podcast, creo que es algo que mantendremos hasta el momento en el que nos dé el tiempo. Como las dos cada vez vamos a menos torneos, quizás sea más difícil identificar quiénes son esas personas a las que vale la pena entrevistar. 

Sobre mi carrera de debate, honestamente creo que cada vez me veo más por fuera de este mundo. La mayoría de mis amigos más cercanos también ya están saliendo y, el hecho de que pronto me graduaré y empezaré a trabajar, lo hace cada vez más inevitable. 

Y si me tuviera que despedir con una frase diría que debate solo vale la pena si se es feliz, si te hace feliz levantarte temprano para una ronda de torneo, si te hace feliz esperar hasta tarde para un break, si te hace feliz dar discursos. 

Ana: Creo que eventualmente el podcast tendrá que cambiar y redefiniremos cosas para no quedarnos atrás, puesto que ya no estamos tan presentes en debate tendremos que buscar alternativas para seguir haciéndolo interesante e involucrando a las nuevas generaciones, de las que sabemos muy poco. 

A nivel personal creo que ya estoy muy retirada del circuito como debatiente, eventualmente me gustaría hacerme algunos torneos con amigos y personas especiales, pero mis días competitivos ya se acabaron. A la vez, sí que sigo bastante involucrada en otros roles como equipos de adjudicación o brindando formaciones, así que mientras siga teniendo cosas que aportar al circuito y, mi vida de pseudo adulta me lo permita, seguiré poniendo mi grano de arena para contribuir al crecimiento del circuito y las nuevas generaciones. 

Finalmente, si tuviese que despedirme con una frase sería dándole infinitas gracias a debate por todo lo que me ha dado y lo que me ha quitado. Tampoco podría despedirme sin decirle a la Sociedad de debate de la Universidad del Rosario que ser parte de este increíble proyecto será siempre el honor de mi vida. Gracias de corazón. 

Gracias de corazón a vosotras por habernos brindado esta entrevista tan entretenida y divertida. ¡Un saludo enorme!

Artículos relacionados

IMG_9823_2
Mario Martín Muñoz, estudiante de quinto año del doble grado en Economía y RRII. Formador y socio senior del Club de debate de la Universidad Rey Juan Carlos. Más de treinta torneos a nivel nacional e internacional, 15 breaks como debatiente y juez a nivel nacional, finalista del III BP Summer (entre otras derrotas), varias veces dentro del top de speakers y experto en hacer PRO-AM. Actualmente intentando terminar sus carreras y sus TFG. Mientras tanto, intenta concienciarse de que le queda poco tiempo debatiendo.
César-960w (1)
Debatiente desde 2016, ha organizado en varios años la Simulación al Congreso de los Diputados, es formador y ganó el II BP Summer. De Guadalajara y con un placer enorme, el entrevistado de la semana es César Yéboles García.
WhatsApp Image 2020-03-16 at 22.54.38 - copia
Juan José Tello Porcuna, CDU, Doble Grado en Derecho y ADE en la UCO (aunque de erasmus en Praga), R2 (aunque adoro las intros) juez y debatiente en numerosos torneos nacionales y formador de equipos. Ah, y, sobre todo, Consejero.
X