Marcela Gómez

Con experiencia de investigación en temas de desarrollo, género, desigualdad y pobreza. Campeona de más de 6 torneos internacionales en Colombia, EE. UU., Venezuela y torneos digitales. Mejor oradora de torneos en Colombia, Venezuela, Panamá, Canadá (ESL) y México. Semifinalista en CMUDE 2019. Miembro de la Selección Nacional de Debate México-Banorte 2018 y 2019. Sub campeona nacional (CND 2019) y mejor oradora novata (CND 2018). Además de (Co)Jefa de adjudicación de más de 10 torneos en Chile, Panamá, Venezuela, Perú, España y México. Esta es Marcela Gómez Valdés.
FOTO MARCELA GOMEZ

Buenas Marcela. Como siempre nos gusta preguntar, ¿cómo y cuándo entraste en el mundo del debate?

Mi primer acercamiento al formato BP fue en la sociedad de debate de Exeter — en donde hice un intercambio académico en 2017 — que tenía un formato extremadamente casual: la mayoría de los debates eran en pubs e involucraban temas divertidos. En 2018, cuando regresé a México, fundé DebSoc en la Universidad de las Américas Puebla y fui a mi primer torneo BP en el país, WUDC 2018. Mi primer torneo en el circuito de debate mexicano fue la Liga de Debate del Bajío 2018, y fue muy significativo para mí ser co-jefa de adjudicación del mismo torneo en 2020, cuando este tomó un carácter político al ser el primer torneo por la comunidad LGBTIQ+. 

Así que, en concreto, llevo dos años participando competitivamente en debate parlamentario.

Ya que has vivido en varios circuitos, ¿cuáles son las diferencias principales entre el español y otros como el latinoamericano?

Con respecto al circuito español, en primer lugar, creo que es importante reconocer la cantidad de personas que compiten en el circuito anglosajón, lo que hace que su circuito se asemeje más y se adapte de forma más veloz a los cambios y evoluciones del circuito el inglés. En segundo lugar, creo que en España el espectro ideológico es mucho más variado, por lo que el contraste de ideas en temas sobre política o religión es sumamente diverso, comparado con países como México, en el que el circuito de debate tiene una tendencia más clara hacia religiones e ideologías políticas particulares. Finalmente, una práctica que me sorprendió bastante es el ver las aportaciones de los equipos de adjudicación de forma mucho más individualista, con frecuencia dando crédito a una persona por aportaciones como una moción en particular; en mi experiencia en el circuito latinoamericano, el trabajo se reconoce con más énfasis en los esfuerzos colectivos.

Debido a que el circuito latinoamericano es un circuito regional, hay mucha más variedad en los estilos de debate y adjudicación de las personas, lo que es a la vez un reto y una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. 

En mi experiencia personal, el circuito mexicano puede ser mucho más violento, hostil y machista que el circuito español, y las personas tenemos que enfrentarnos constantemente a prácticas problemáticas como intimidación, discriminación y violencia. Esto agrega una capa de dificultad que afecta significativamente nuestro desempeño en debate debido a los obstáculos emocionales y psicológicos a los que tenemos que enfrentarnos. 

Ya que mencionas este tipo de conductas desagradables… ¿Qué crees que le falta y le sobra al mundo del debate?

En debate nos falta hacer esfuerzo por ser incluyentes. Debate no tiende a ser un espacio seguro para identidades minoritarias — de género, sexuales, religiosas y étnicas —. Existe un acuerdo preestablecido respecto a la importancia de ser incluyentes; sin embargo, los esfuerzos para lograr serlo son mínimos. Creo también que nos falta reconocer nuestros privilegios; es sumamente común pensar que algunas personas somos exitosas únicamente debido a nuestro talento y trabajo, sin reconocer que somos sumamente privilegiados. Es importante reconocer el papel que juegan oportunidades como hablar inglés y tener acceso a una gran cantidad de material académico, poder viajar a torneos y aprender de otros circuitos, tener pasaportes que nos permiten competir en otros lugares, contar con una sociedad de debate que brinda oportunidades para entrenar y competir, entre otras cosas. 

Creo que en debate sobran muchos egos. Es increíble la cantidad de equipos que asumen que no pueden perder un debate y se niegan a escuchar a los jueces o aprender de sus errores. Eso no solo trunca el crecimiento de dichos equipos, sino que también afecta significativamente la forma en la que los jueces se sienten respecto a juzgarles. Creo que nos sobran las réplicas de actitudes problemáticas en la arena política ‘real’; nos sobran favoritismos, favores políticos, elitismo… Todo eso hace que las interacciones en el circuito sean extremadamente complejas. 

Entrando más en profundidad en tu paso por el circuito, ¿cuál es el momento más complicado al que te has enfrentado como debatiente?

Mi último semestre en el circuito mexicano fue particularmente difícil. En primer lugar, porque la violencia es algo sistemático y personalmente tuve que enfrentarme a violencia de género, sexual y psicológica que tuvo un efecto significativo en mi bienestar y desarrollo. Además de esto, alzar la voz ante dichas problemáticas generó un recrudecimiento de la violencia y revictimización. CMUDE 2019 fue particularmente difícil, ya que tuve que cargar con todos los problemas previamente mencionados, y además enfrentarme a una situación sumamente injusta en la que arbitrariamente se cuestionó la legitimidad de mi participación en el torneo, saltándose muchas reglas del proceso institucional.

En esos meses debate se convirtió en un espacio que más que brindar oportunidades de crecimiento, generaba sentimientos de ansiedad, vulnerabilidad e impotencia. Sin embargo, creo firmemente que debate es un espacio que me pertenece y más que apartarme del mismo, debo seguir alzando la voz y luchando para que sea un espacio seguro en el que no se replique la violencia sistemática presente en diversos ámbitos de la vida diaria. 

Según lo que me cuentas, ¿crees que es importante la figura de equity? ¿Crees que se le da suficiente importancia por parte de los debatientes?

Para mí la figura de equity es fundamental. En primer lugar, personalmente he dedicado mis esfuerzos académicos y de activismo a temas relacionados con género y sexualidad, por lo que los problemas relacionados con la identidad de género y sexuales son sumamente cercanos a mí. Creo que es sumamente importante tener organismos que entiendan dichas problemáticas, estén capacitados para tratarlas, y además puedan aumentar los niveles de conciencia respecto a los mismos. 

En segundo lugar, debido a las diferentes experiencias relacionadas con violencia que he vivido, la figura de equity ha sido determinante para que me sienta protegida o en un espacio relativamente seguro. Incluso ahora, cuando me enfrento a ciertos equipos o personas, la presencia de una figura de equidad me da seguridad y tranquilidad, permitiéndome proteger mi bienestar y cuidar mi desempeño en debate.

Creo que, desafortunadamente, nos falta muchísimo trabajo de fortalecimiento en la figura de equidad. Este es un organismo que tiene que prepararse de la misma forma en que se preparan las personas para debatir o adjudicar. Creo que muchas veces pensamos que es suficiente con que una persona pertenezca a una minoría de género o sexual para tener un desempeño adecuado en equity. Y aunque esto probablemente implique un mejor entendimiento de las circunstancias a las que se enfrentan ciertas personas, definitivamente no significa que tengan la capacitación o preparación para contener problemas emocionales, interpersonales o de violencia. Creo que como circuito tenemos que tomarnos mucho más en serio la figura de equidad, e invertir significativamente en recursos para capacitar y preparar a las personas en dicho ámbito. 

Hemos abordado el tema de pasada antes, pero ¿crees que el debate funciona como una actividad inclusiva a la comunidad LGTBIQ+? ¿Qué cosas se están haciendo bien? ¿Y mal?

Nada me gustaría más que decir que sí. Creo que hay esfuerzos sumamente importantes que merecen ser mencionados y reconocidos. La Liga de Debate del Bajío 2020 fue el primer torneo por la diversidad sexual y, además de tratar temas relacionados a las disidencias de género y sexuales, presentó talleres que permitieron a la gente aprender más sobre el tema. La Asamblea de Personas no Binarias de Chile ha hecho un gran trabajo informando a la comunidad de debate sobre las personas no binarias, concientizando y explicando la importancia del lenguaje incluyente, y luchando por la creación de espacios seguros.

Creo, sin embargo, que estos esfuerzos no son suficientes para contrarrestar la exclusión sistemática a la que se enfrenta la comunidad LGBTIQ+, no porque los grupos que he mencionado no estén haciendo suficiente, sino porque la responsabilidad es colectiva. 

Nos corresponde a todas las personas que formamos parte del circuito crear más espacios de inclusión, debatir más temas relacionados con la comunidad, cuestionar los comportamientos y comentario problemáticos, y garantizar la creación de espacios seguros. 

Si tuvieses que dar un consejo a la gente que va a empezar en debate, ¿qué les dirías?

Antes que nada, tienes que saber que este es tu espacio y perteneces aquí. El hecho de que haya personas con mucho tiempo y experiencia debatiendo no debe intimidarte, tómalos como un ejemplo, pero no minimices tu trabajo y talento comparándolos con los suyos. Recuerda que este es un espacio de crecimiento y aprendizaje. Escucha todo lo que las personas tengan que decir, y piensa críticamente en lo que debes tomar y lo que debes desechar. Escucha los consejos de las personas, siempre, incluso cuando creas que son equivocados, ya que esto puede por lo menos permitirte entender la forma en la que piensan y toman decisiones. Recuerda siempre que vale más la pena ser una buena persona que ganar debates, no sacrifiques tu esencia o tus valores por ganar torneos.

A lo largo de tu trayectoria, ¿cuál ha sido tu equipo/pareja favorita en un torneo?

Afortunadamente esta pregunta me pone en una situación muy difícil. Creo que he sido extremadamente afortunada al haber tenido la oportunidad de debatir con personas increíbles y maravillosas que me han enseñado muchísimo sobre debate y sobre la vida. No tengo palabras para describir lo mucho que he aprendido de Tito y lo que hemos crecido juntos. Hemos compartido retos académicos y personales sumamente difíciles, siempre hemos estado para el otro, y confiamos infinitamente en nuestro equipo; gran parte de lo que soy en la vida y en debate se lo debo a mi camino junto a Tito. 

Juan es uno de los amigos a los que más quiero y de los que más he aprendido en la vida, en muy poco tiempo hemos desarrollado una relación de acompañamiento que me ha hecho una mejor persona; Juan ve mis fortalezas incluso cuando yo me siento débil. 

Julia es una de las personas más bonitas que conozco, ha trabajado muchísimo para crecer, y el esfuerzo se ve reflejado en los grandes resultados que ha tenido en su corta carrera en debate; siempre está dispuesta a escuchar y aprender, y tiene mucho más para enseñar de lo que le gusta reconocer. 

Salma es una de las mujeres más brillantes que conozco, y trabaja incansablemente para alcanzar sus sueños y lograr lo que se propone. Además de ser una gran amiga, Salma es una de las personas junto con las que he crecido y forjado mi camino en debate. Sé que le esperan grandes cosas en debate y en la vida, y se merece el mundo entero. 

Mariana es una compañera de debate, de aventuras, y de la vida. Es una de las personas a las que más quiero y admiro. Las cosas que me ha enseñado las guardo en mi corazón y se han vuelto lemas de vida para mí. 

Vale es una de las personas a las que más admiro, es una compañera de luchas, de creencias y de ideales, es un ejemplo de lo que quiero ser en la vida y de la forma en la que debo trabajar para conseguirlo; Vale tiene el corazón más grande y bonito del mundo, y soy inmensamente afortunada de tenerla en mi camino. 

Ale es la personita con la que inicié mis aventuras en debate. Es el balance de libertad a mi intento por controlarlo todo, es el salto a lo desconocido, es perderles el miedo a las emociones.

Y si tuvieses que quedarte con una sola persona, ¿cuál dirías que es tu referente en el mundo del debate?

Esta es la pregunta más fácil: Olivia. 

Como nunca tuve una sociedad de debate de la cual aprender o un coach que me enseñara, desde el principio tuve que recurrir a material en línea. Los videos, talleres y debates de Olivia me enseñaron muchísimo. En CMUDE 2018 tuve el privilegio de conocerla, y desde ese momento ha hecho todo lo que está en sus manos para ayudarme a crecer y mejorar como persona y debatiente. Más allá de lo que ha logrado en debate, admiro infinitamente su compromiso y entrega a la justicia social, creo que el mundo y el circuito necesitan de más personas tan comprometidas con los demás.

Como siempre acabamos Marcela, si tuvieses que concluir toda tu vida en el debate con una frase, ¿cuál sería?

Después de pasar literalmente horas pensando en esta pregunta, lo más honesto es decir que no puedo responderla. Debate genera en mí un mar de emociones complejas y profundas, y me ha presentado una cantidad enorme de retos y oportunidades para crecer. 

Es imposible para mí delimitar mi experiencia en debate a una frase.

Artículos relacionados

César-960w (1)
Debatiente desde 2016, ha organizado en varios años la Simulación al Congreso de los Diputados, es formador y ganó el II BP Summer. De Guadalajara y con un placer enorme, el entrevistado de la semana es César Yéboles García.
WhatsApp+Image+2019-09-07+at+17.12.37+(1)-960w (1)
Desireé Herrera (D) y Alejandro Bellanco (B) son debatientes y formadores dentro del club de URJC. No solo participaron en el CMUDE 2019, sino que además fueron capaces de llegar hasta la final de este, proclamándose junto a otro equipo español subcampeones del mundo.
WhatsApp-Image-2022-03-13-at-14.21.47
Estudiante de cuarto curso del Grado de Derecho en la Universidad de Córdoba y socia del Club de Debate de CDU desde el año 2018, actualmente es Vicepresidenta y Representante de la Liga Escolar de CDU por segundo año consecutivo, así como participante y jueza en numerosos torneos de debate a nivel nacional, y ganadora de distintos premios en la materia. Conoce a María Gavilán.
X