Marta Barrón Gámiz

Desde ElDebatiente conocemos muy bien a nuestros clubes cercanos, siendo CDU a uno de los que le tenemos especial cariño. Hoy sois vosotros quienes tenéis la suerte de poder conocer el lado más personal y cercano de su presidenta
MartaBarron-960w

Para romper el hielo Marta, ¿cómo entraste en el mundo del debate?

Mi primer acercamiento con el mundo del debate tuvo lugar nada más empezar la carrera, en mi primer año. Me llamó la atención el tener una asignatura llamada Oratoria, y fue ese el motivo por el que supuse que hablar en público iba a ser muy importante. 

A raíz de ello, empecé a preguntar qué era todo eso de los clubes de debate, y enseguida me recomendaron asistir a la presentación del curso de CDU. No quería ir sola, así que hablé con otra chica de mi clase, Paula Higuera (Vicepresidenta de CDU), que estaba también interesada, para ir las dos juntas. Al terminar la presentación, las dos tuvimos claro que volveríamos el domingo siguiente.

Ninguna de las dos podría imaginarse entonces cómo cambiarían nuestras vidas. El entrar en este mundo ha sido, sin duda alguna, una de las mejores decisiones que he tomado nunca.

Desde luego que explorar las actividades que te brinda la vida universitaria junto a amigas puede ser de las mejores experiencias que llevarse.

Después de varios años en este círculo, ¿cómo definirías el mundo del debate hoy día?

Los tiempos tan convulsos que estamos viviendo (políticamente hablando), inducen a las personas a difundir sus puntos de vista e ideas y a expresar sus opiniones, y estas buscan hacerlo de la mejor manera posible. Es por esta razón que el mundo del debate está adquiriendo cada vez más la relevancia que merece como herramienta comunicativa, y no sólo en el ámbito universitario, si no también en el escolar. 

Sin embargo, aún queda mucho camino que recorrer, y para institucionalizar esta disciplina, debemos ser nosotros, los debatientes, los que la demos a conocer. Para aquellos que nos encontramos dentro de este mundo, es fácil percibir la trascendencia y el valor de las habilidades que adquirimos, pero para la gente de fuera, debate es un pasatiempo más, algo totalmente prescindible. 

Si de verdad queremos crecer, es nuestra tarea hacer que la gente entienda el valor que tienen las palabras en el día a día de cualquier ser humano. Al fin y al cabo, ¿de qué sirven nuestros pensamientos, qué trascendencia pueden tener, si no sabemos comunicarlos con eficacia y jamás llegan a conocerse?

No podrías haber encontrado palabras más acertadas 

¿En qué punto de tu carrera como oradora crees que te encuentras?

Este es mi tercer año en debate, y aún me queda mucho por aprender. Aquellos debatientes veteranos que presumen de saber ya todo se equivocan. Siempre queda algo nuevo que se nos escapa, y aunque es cierto que es en los primeros años cuando más rápido se aprende y experimentamos una mayor evolución en menos tiempo, hay que saber mantener la humildad y permanecer enseñable. Nunca sabes cuándo puedes aprender algo nuevo y quién puede enseñártelo.

Mi intención es la de seguir evolucionando, no sólo como debatiente, si no también como jueza o formadora. Ser parte de CDU y compartir el proyecto con personas de mi misma generación, cuyo recorrido es muy similar al mío, y que siguen con una ilusión por aprender en aumento, me hace estar segura de que mis razones para seguir enriqueciéndome como oradora son las acertadas.

Qué alegría saber que nuestro futuro está en manos de una generación tan motivada por aprender y formarse

¿Cómo ha sido el paso de ser debatiente, a estar en la cúspide de la organización de un club tan relevante en el panorama cordobés? 

Sin duda gratificante a la par que repentino. Es cierto que durante todo el año pasado ya se hablaba del tema del cambio de junta y este no me pillaba de sorpresa completamente. Sin embargo, cuando la fecha de la reunión se fue acercando y el cambio se convertía en una realidad sentí un poco de pánico, no voy a mentir. La posibilidad de no estar a la altura me aterraba, pero me he dado cuenta de que las ganas y la voluntad por hacerlo lo mejor posible bastan para que las cosas salgan bien. 

Tengo la suerte de contar con una Junta Directiva que comparte mi ilusión, y que además, considero mis amigos. También es esencial la ayuda de los veteranos, ya que ellos nos proporcionan una visión de la trayectoria que ha tenido este proyecto desde sus inicios hasta el día de hoy. 

Este comienzo de año está superando todas nuestras expectativas. Los nuevos socios del club han llegado con las pilas cargadas y se respira un ambiente de motivación y ganas de aprender que genera que afrontemos todas las dificultades como oportunidades para mejorar.

Con un buen equipo, ilusión y organización, ¡todo es posible!

Hablando de equipos, ¿qué podrías contarnos sobre tu club o sobre la importancia del sentimiento de pertenencia a uno?

En mi opinión, la experiencia en debate de competición no se vive de la misma manera si no existe un sentimiento de pertenencia a un club. Yo siempre digo, que uno entra en este mundo porque busca adquirir una serie de habilidades, pero que finalmente, la razón por la que decidimos quedarnos en él son las personas que descubrimos en el camino.

“En CDU somos familia” es una frase que seguro que ha escuchado cualquier persona que haya tenido relación con algún integrante de nuestro club, ya que la repetimos y defendemos hasta la saciedad, y no por cualquier motivo. Para nosotros, el ambiente de compañerismo y el pasarlo bien y disfrutar aprendiendo, está por encima de ganar torneos. Creo que esta es la clave de que exista un sentimiento de pertenencia común en todos nuestros socios. 

Lo mejor de todo, es que somos personas completamente diferentes, tanto en edad como en pensamientos y opiniones, pero compartimos inquietudes y deseo de superarnos a nosotros mismos. Personalmente, el ver lo que es capaz de generar sentirse parte de algo más grande, dejando a un lado todas las diferencias, me da esperanza en nuestra generación y en la posibilidad de enmendar los errores y divisiones que vive nuestra sociedad actual.

Desde luego qué si ese es el objetivo, estáis en el camino adecuado.

Y como presidenta de CDU, ¿qué opinión te merece el crear relaciones entre clubes? 

Una de las partes más atractivas del debate es la de viajar a otras ciudades para participar en torneos. Junto a ese sentimiento de pertenencia a un club del que hemos hablado antes, considero que lo más gratificante del mundo del debatees salir fuera de tu ciudad y crear relaciones y amistades con personas de otros clubes. 

Por esa razón es muy importante que un club de debate no se cierre, y haga lo posible por crecer y crear proyectos con otros clubes, para mejorar así la experiencia de sus socios y aprender de los demás. Por ejemplo, este verano, la Fundación Cánovas nos brindó la experiencia a mis dos compañeras, Paula Higuera y María Gavilán, y a mí, de participar en su Escuela de Verano, en la cual tuvimos la oportunidad de presenciar desde dentro el funcionamiento de su organización, algo que nos fue de mucha ayuda teniendo en cuenta el año al que nos enfrentamos.

En la Junta Directiva de este año tenemos claro que las amistades, para que perduren, hay que cuidarlas, y por ello recibimos con los brazos abiertos a los debatientes de otras ciudades. Cuando vengan a Córdoba, haremos lo posible para que se encuentren como en casa, al igual que nos hemos sentido nosotros cuando hemos ido fuera, y estamos dispuestos no sólo a cuidar las relaciones ya existentes, si no a crear otras nuevas y poder así crecer de forma conjunta y eliminar las fronteras que pueden originar que el debate se estanque.

Qué sabias palabras, no hay nada mejor que crecer sin fronteras.

Entrando en tu parte más emocional, ¿tienes algún referente personal en el mundo del debate?

Es una pregunta complicada, ya que desde que me inicié en este mundo, me he encontrado con personas admirables y con gran talento a la hora de hablar en público. Elegir un único referente me resulta prácticamente imposible, ya que en cada torneo o actividad a la que he asistido he quedado impresionada por al menos una de las personas que acudían.

Sin embargo, es cierto que en mi primer año esa admiración fue especialmente importante por los veteranos de CDU. El ver cada domingo de formación, cuando aún no los conocía bien, a ese grupo de personas que se expresaba tan bien y que estaban dispuestos a ayudar siempre a los más novatos, hizo que surgiese en mí el deseo de parecerme, aunque solo fuese un poco, a ellos algún día. Debo hacer mención especial a algunos de ellos, aunque me quedo corta seguro. Salvador García, Alberto López, y Álvaro Martínez son los debatientes de los que más he aprendido sin duda alguna. Álvaro además tiene una naturalidad envidiable a la hora de hablar, que hace que su compromiso e ilusión nos llegue a los demás con mucha facilidad.

También, y pese a ser de mi misma generación, aprendo cada día de Paula Higuera y el resto de mi Junta. La evolución desde que los conocí hasta ahora ha sido increíble, y sigue creciendo cada día que pasa. 

Es gracias a todas esos debatientes (y muchos otros), y también gracias a los novatos de todos los años, de los cuales aprendo siempre algo nuevo, que mi experiencia en debate ha sido tan enriquecedora y puedo tener la suerte de llamar referente personal a tantas personas distintas.

Respecto a ti, sabemos que eres tan cordobesa como granadina, así que vamos a plantearte una cuestión que a pesar de no ser una pregunta de debate como tal, estamos seguros qué es uno de los asuntos más conflictivos: ¿Córdoba o Granada?

¡Creo que es una de las preguntas más difíciles que me pueden hacer! Es cierto que he vivido muchos años en Granada, y me parece una ciudad con un encanto difícil de igualar. Por muchos años que estés, sigue habiendo rincones, miradores y otros lugares que no dejan de sorprenderte. Además, también tiene la ventaja de contar tanto con Sierra Nevada como con playa, ambas a muy corta distancia entre ellas.

Córdoba por otro lado es una ciudad más cuidada, ordenada y con más zonas verdes. Su mes de mayo es sin lugar a dudas, el mejor de todas las ciudades del mundo. Además, aquí en Córdoba estoy viviendo los primeros años de carrera, y los momentos que he pasado no creo que hubiesen sido mejores en ninguna otra ciudad.

Para dar una respuesta rotunda a esta pregunta, vais a tener que volverme a preguntar en un par de años más, y aún así, no creo que fuese capaz de elegir entre las dos. ¡Tengo el corazón dividido!

Yo tampoco podría elegir… esperemos que tu club no se moleste mucho jaja…

Volviendo al mundo del debate en la actualidad, ¿qué características cree que debe tener un buen debatiente?

Las características más importantes de todas, y con las cuales es posible llegar lejos y crecer realmente como debatientes y personas, son la humildad y el esfuerzo. 

El crecimiento personal de cada uno es importante, pero no vale nada si dejamos a un lado el crecimiento de los demás. No son incompatibles, y de hecho, todo lo contrario, se complementan. Yo he crecido como debatiente gracias al esfuerzo y generosidad de las personas de mi alrededor, y el ejemplo que me dieron es el que me gustaría transmitir a las personas que se inician ahora en debate. Para mí jamás llegará a ser buen debatiente aquel al que le falle la humildad y no tenga escrúpulos a la hora de humillar al de al lado.

Por otro lado, es esencial el esfuerzo. Para llegar a argumentar con criterio un orador debe estar informado y preocuparse por investigar y formarse un pensamiento crítico. No basta con tener inquietudes, hay que trabajarlas día a día y hacer de este aprendizaje una rutina más de tu vida.

¿Y qué características crees que tienes tú como debatiente? Venga va, señálanos una virtud y un defecto que tengas como orador.

Creo que si tengo que decir una virtud sería ser trabajadora. Tanto debatiendo como organizando, si algo sale mal no me gusta quedarme con la sensación de que podría haber salido bien si me hubiese esforzado más. 

Defectos hay muchos más. El que más me han repetido los jueces en sus feedbacks es que hablo demasiado rápido, y en ocasiones cuesta seguirme. Para comunicar eficazmente el público debe ser capaz de entender lo que dices, y por eso uno de mis propósitos este año, entre tantos otros, es ser capaz de corregir este defecto.

Menos mal que en esta entrevista sí que te podemos seguir el ritmo jajaja.

¿Cómo se afronta el ser presidenta de un club con tanto calibre como es CDU en un año tan complicado como es este?

No voy a mentir, y es que hay días en los que una se desespera y maldice el momento en el que apareció esta pandemia mundial. Es frustrante ver como la mayoría de proyectos e ideas que teníamos pensado hacer resultan no ser factibles en la situación en la que nos encontramos. Y por encima de todo, siento mucho que esta situación no deje a los nuevos integrantes del club experimentar su primer año de debate de la misma manera en la que llevamos siempre haciéndolo.

Pero los días buenos superan a los malos. Creo que haber vivido unos meses de confinamiento absoluto ha provocado que todos tengamos más ganas de volver y retomar el debate, y los nuevos socios son los primeros en transmitirnos esas ganas de seguir. Además, todo es cuestión de acostumbrarse. Debemos tener más cuidado que nunca, respetar las medidas y adaptar nuestras actividades a la situación. Al final, estamos aprendiendo a vivir con ello, y debemos saber afrontarlo de la mejor manera posible y sin perder la ilusión con la que empezamos.

Mójate: ¿Juzgar o debatir? E independientemente de la que escojas, ¿qué te aportan ambas experiencias?

¡Debatir! El compartir la experiencia de preparar y asistir a un torneo con un equipo creo que es una de las más gratificantes que puede vivir un debatiente. Es la mejor forma de crear lazos y trabajar habilidades tan importantes como el trabajo en equipo y el liderazgo. Además, el haber preparado durante semanas un tema en profundidad realizando una gran labor de investigación previa te acaba convirtiendo en todo un experto en la materia.

Aunque es cierto que juzgando se trabaja otra habilidad que considero esencial y que no he mencionado anteriormente, la capacidad de escucha activa. Para dar un feedback apropiado es realmente importante esta capacidad pedagógica, pero no basta con ella. Esta debe verse acompañada de un conocimiento básico por parte del juez en el tema a tratar, y para asegurar esa cualificación, debe incentivarse en los torneos de debate la celebración previa de cursos de acreditación de jueces, para velar así por la calidad que merecen todos los participantes.

Qué propuesta más interesante…

Pasamos a un clásico: ¿BP o académico? ¿Postura favorita?

Voy a ser directa, soy una enamorada del académico. Es cierto que el BP es un formato que me parece más divertido y que supone sin duda alguna un mayor reto intelectual. Está entre mis objetivos de este año salir de mi zona de confort y empezar a experimentar en él.

Del académico, por otro lado, me quedo con las formas y con esa labor de investigación previa de la que hemos hablado anteriormente. Mi postura favorita es sin duda la R1, por lo didáctico y constructivo de esta, y por la importancia que le doy a llevar una línea argumental congruente a la cual no le falle ningún nexo. También es cierto que me he quedado estancada en las refutaciones y no le he dado ninguna oportunidad a la Introducción o la Conclusión (lo añado a mi lista de objetivos, que se va haciendo cada vez más larga).

Siempre es bueno proponerse retos personales y sobre todo si te hacen salir, como tú bien dices, de tu zona de confort. Así que nada, ¡a seguir creciendo!

¿Alguna moción/pregunta favorita o sobre la que te gustaría debatir alguna vez?

Una pregunta y una moción que me encantarían:

¿Deben los países occidentales promover sus valores ideológicos y culturales por el resto de países?

EC eliminaría las Monarquías a nivel global en los países que aún las permiten.

Tomamos nota…

¿Algún tema de actualidad que estimes que deba ser debatido actualmente?

No voy a responder nada del COVIDjajaja. La pregunta que hemos elegido para nuestro torneo interno este año me resulta bastante conveniente: ¿Desempeñan actualmente los medios de comunicación el papel adecuado en las sociedades democráticas?

Lo siento, pero nos lo has puesto en bandeja jajaja, ¿qué te parece la pregunta del Cánovas de este año? (¿Debería ser obligatoria la vacunación contra la COVID-19?

Creo que es imposible haber elegido una pregunta de mayor actualidad y sin duda es de las más necesarias debatir. Es cierto que personalmente, hace ya unos meses que decidí no saturarme más de lo necesario con la sobrecarga de información relacionada con el coronavirus a la que nos vemos expuestos todos los días. Pero creo que el hecho de debatir sobre la vacunación puede hacer que sintamos que la solución a esta catástrofe que nos ha tocado vivir se encuentra cada vez más cerca, y de esa manera amenizar el tiempo de espera.

¡Es una forma muy optimista de enfocarla!

Pasando un poco a la parte más emocional, ¿alguna anécdota o momento de “tierra trágame”?

Seguro que hay muchas, pero la que se me viene primero a la cabeza fue debatiendo en la UJA el año pasado sobre los derechos forales. En una de las rondas, no recuerdo cuál, me tocaba salir en la R2 y me pasé del tiempode forma exagerada. Pero lo peor de todo no fue eso, si no que cuando me senté, me di cuenta de que no había presentado ninguna de las evidencias que tenía preparadas, se me habían olvidado por completo. Un desastre total vaya, pero de todo se aprende, seguro que de ahora en adelante no se me vuelven a olvidar.

¡Será verdad eso de que de los errores se aprende!

Dicen las malas lenguas que en una convivencia de CDU intentaste mediante diversos medios conseguir que los perros debatiesen… ¿algo que decir en tu defensa? Jajaja

Me habéis pillado jajaja. Difícil defensa se me ocurre para ese día. Lo que sí le pido a todos los socios del club es que en futuras convivencias mantengan a sus perros alejados de mí si no quieren que el día termine en una irremediable tragedia.

Jajaja, ojos que no ven…

Algún recuerdo que guardes con mucho cariño

Son tantos que es complicado elegir sólo uno… Y pese al momento de “tierra trágame”, creo que me quedo con el torneo de la UJA del año pasado. Creo que los dos equipos que fuimos de CDU coincidimos en que es uno de los torneos en los que mejor nos lo hemos pasado. Tanto la organización durante todo el torneo como la cena de la última noche fueron insuperables, y en todo momento nos sentimos como en casa. Volvería a debatir con el equipazo que tuve sin pensármelo dos veces, y espero que la situación actual nos deje volver a Jaén pronto.

Creo que todos esperamos lo mismo…

Y por otro lado, ¿momento más complicado al que te has enfrentado?

Son muchos e inevitables los momentos complicados. Los peores sin duda son aquellos en los que crees que tu esfuerzo no se ha visto recompensado como crees que debería. A todos nos ha pasado que hemos vivido la eliminación de un torneo en el que habíamos depositado grandes expectativas y en el que el resultado final no era el esperado. Esto fue exactamente lo que le ocurrió a mi equipo en el último Torneo Nacional de CDU. Por esta razón creo que debemos tratar siempre de participar en los torneos con el objetivo de aprender y disfrutar de la preparación con tu equipo, dejando a un lado las expectativas en los resultados, pero dando todo de nosotros, no con la finalidad de ganar, si no la de superarnos a nosotros mismos.

Eso siempre tiene que ser el principal objetivo

¿Cuáles son tus mayores inseguridades a la hora de debatiry a la hora de afrontar tu nuevo cargo?

Creo que soy bastante insegura, aunque me esfuerzo bastante para se me note lo menos posible. El ser perfeccionista en exceso hace que a veces me presione a mí misma demasiado y piense que no estoy a la altura. Soy muy severa con mis defectos, y cuando detecto que tengo uno no paro de reprochármelo en mi cabeza. Esto me afecta bastantea la hora tanto de organizar como de debatir, pero intento ser cada vez más consciente de ello para así superar esta inseguridad.

Por otro lado, lo que sí me gustaría es dar un consejo a todos los debatientes, pero especialmente a los que sean más inseguros, y es que no se comparen con absolutamente nadie. Cada orador tiene sus virtudes y sus defectos, y no debemos tratar de imitar a nadie, y mucho menos cohibirnos por creer que alguien es mejor que nosotros. 

Lo tendremos en cuenta y nos aplicaremos el parche

¿Qué expectativas tienes del mundo del debate en general en este año tan diferente que se nos plantea? ¿Qué opinas de los debates online?

Esto es algo a lo que obviamente le he dado muchas vueltas estos últimos meses. No pierdo las expectativas de que seamos capaces de adaptarnos a este nuevo panorama que se nos plantea. El ejemplo perfecto lo pude presenciar en la Fase Final de la Liga Nacional de Debate Escolar, en la cual fui formadora de uno de los equipos que participó, y pude ver cómo a pesar del formato online, tanto los equipos como la organización se esforzaron por no perder la esencia de cercanía que caracteriza a este tipo de torneos. Mi opinión sobre la virtualidad de los debates es que no deja de tratarse de una alternativa a la presencialidad, pero una que sin duda alguna superó con creces mis expectativas.

Tuvimos el privilegio de poder seguirlo de cerca y llevas toda la razón… Está claro que no es lo mismo, pero mejor que nada siempre será…

Para ir terminando: En una palabra, ¿qué es el debate para ti?

Intentaré ser muy breve, aunque cualquiera que me conozca sabe que podría estar hablando días sobre esta pregunta. 

El debate es un medio para alcanzar nuestros objetivos, y no el fin. No se trata de una simple competición. En la palabra debate conectan diferentes actividades, proyectos y experiencias, que unidas forman lo que para mí significa verdaderamente esa palabra. Torneos, convivencias, simulaciones, formaciones, fiestas… En definitiva, experiencias que he vivido desde que empecé a interesarme en este mundo y que me han ayudado a crecer, tanto a nivel formativo como a nivel personal.

De manera más profunda, ¿qué te ha aportado el debate?

Como ya he dicho al principio de esta entrevista, lo que vine buscando en un principio era adquirir una serie de habilidades comunicativas, algo que no fue excesivamente difícil de conseguir. Lo que me sorprendió es que por el camino adquirí otras muchas habilidades que no andaba buscando y que a día de hoy pienso que son mucho más importantes de lo que jamás me podría haber imaginado, tales como el trabajo en equipo, el compromiso o el liderazgo. 

Pero lo que de verdad me ha aportado el debate, son personas maravillosas y grandes amigos, tanto en Córdoba como en otras ciudades de España. Siempre estaré agradecida por ello.

¿Qué aconsejarías a quiénes se acaban de iniciar en el mundo del debate?

Les diría que una vez han salido de su zona de confort y se han decidido a dar el paso para conocer este mundo, lo más difícil ya lo han conseguido. A partir de ahora que disfruten de esta nueva experiencia y por encima de todo, que se conozcan a ellos mismos. 

Y la última respuesta no va acompañada de pregunta, te pedimos una última reflexión.

Termino esta entrevista compartiendo con vosotros una frase muy breve, pero que siempre me invita a reflexionar: Como dijo muy acertadamente el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez: “Lo que no se comunica, no existe”.

Ha sido todo un placer Marta, muchísimas gracias.

Artículos relacionados

WhatsApp Image 2020-04-13 at 19.47.41
5ª Mejor oradora en el CMUDE 2019. Miembro del segundo mejor equipo de la historia de España en el World Universities Debating Championship en Tailandia. Debatiente de la UNED y ex debatiente de Comillas, jefa de ventas y formadora de Train & Talk y copresidenta de SICODI. Esta es Belén Montes García.
WhatsAppImage2021-03-15at13.23.27-960w
Estudiante de Periodismo y becaria en la sección de economía de OkDiario. Debatiente desde escolar con mucho recorrido en todo el panorama nacional. Ganadora del Torneo Séneca y del MOOT de Mediación Civil y Mercantil, así como subcampeona del I Torneo de debate de la UAB y del V Torneo de debate de la URJC (poco para todo lo que se merece).
WhatsAppImage2021-04-05at17.13.14-960w
Nuestra entrevistada de la semana no solo es buena debatiendo sino que también destaca tocando el violín. Estudiante de 4º de International Relations, miembro del Club de Debate de la Universidad Rey Juan Carlos y lo mejor: no solo debatiente de muchos torneos sino que también finalista de otros tantos. Con premios tanto individuales como colectivos en su palmaré, tenemos hoy nosotros la suerte de poder entrevistarla… ¿Sabes ya de quién te hablamos?… ¡¡¡Sii!!! Se trata de Berta Delgado!! Si quieres conocer su lado más cercano y personal, lee esta entrevista!!
X