Martin Devenney

Martin Devenney es ganador del Open de Helsinki, el Open de Lisboa y el UCD Open ; además consiguió situarse en el puesto número 6 del Vienna EUDC. Con estos antecedentes no nos ha de extrañar que el sueco haya breakeado en más de 25 torneos a nivel internacional, más de 20 como orador y otros tantos como juez.
21587328_10155058266716378_8575403838501257005_o-704w (1)

1. ¿Cómo crees que está el debate en España? 

Me ha impresionado  por el dominio de retórica y la profundidad del conocimiento de los temas debates. Hice el BP Summer para poder compartir la experiencia de los debatientes ESL (inglés como segunda lengua) en el circuito internacional. Me di cuenta del gran desarrollo del circuito de debate en Español y me marché con muchas ganas de volver y conocer mejor el circuito. 

2. ¿Cómo se ve a nivel internacional? 

Los circuitos de debates de fuera de España casi no conocen este circuito. Sí saben de la existencia del CMUDE pero suelen pensar que es un torneo con equipos hispanoamericanos, por los pocos equipos españoles que van a EUDC (European Universities Debating Championship). Por ejemplo, conozco a muchas personas que creen que el Open de Barcelona de 2018 es el primer torneo de debate en España por ser precisamente uno de los primeros de BP en ingles. 

3. El BP, al ser algo relativamente nuevo el en nuestro país, ha generado entre los debatientes acostumbrados al formato académico críticas en torno a la falta de rigor o a las invenciones y falacias a la hora de debatir las mociones. ¿Qué les dirías?

Tengo mucho respeto y admiración hacia la gente que se preocupa por la presencia de datos y verdades en el debate. El propósito del debate es sin duda intentar poner ideas a prueba, y hay que hacerlo sinceramente. El formato de BP intenta conseguir el mismo objetivo, pero lo hace desde otra dirección al académico. El debate en BP intenta no favorecer a equipos que mientan o inventen argumentos sin ninguna relación a la realidad. Pero favorece una estrategia diferente, es decir, responder a las mentiras no con información factual o con un número o un papel que sugiera lo contrario, sino con lógica, explicando por qué esa mentira no puede ser correcta. Es por esto que el formato BP me parece no sólo útil, sino necesario, para la vida real. No podemos depender de que los datos convenzan a la gente de por sí. Tenemos que explicar por qué los datos en los que creemos son ciertos para que crean en ellos, y explicarles por qué son significativos.

Es importante tener en cuenta los eventos recientes en el Reino Unido o los EEUU. Aunque tanto la campaña de Hillary Clinton como la organizada en contra del Brexit tenían una cantidad de información factual a su favor, en ambos casos lo factualmente correcto no fue suficiente para convencer al público, y el otro partido ganó. Los hechos por sí mismos son incapaces de justificar el por qué de los hechos, o por qué esa verdad puede ser importante para alguien, o una razón para votar en contra o a favor. La realidad del debate es mucho más subjetiva.

4. ¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre el formato BP en España, que aún se está afianzando, y el formato que utiliza el WUDC?

Creo que la adjudicación en España está en pleno proceso de alcanzar este estilo de juzgar un debate. Sin embargo, podemos hacer mucho más para considerar estrictamente lo que ocurre en el debate, y examinar aún más nuestras intuiciones y conclusiones. Un paso importante en esta dirección es no permitir el “arrastre” (“hacerle el carrito a otro equipo, por ejemplo a tu cámara baja”): es un atajo mental que hace que la posición individual de un equipo se vea afectada por un equipo fuera de su control, y eso está fuera de las reglas.

También tengo la impresión de que los debatientes españoles se centran más en los errores de otros equipos que en sus contribuciones argumentativas. Muy a menudo escucho a jueces o debatientes decir que “No había una definición clara así que el Primer Gobierno tiene que haber perdido” o “el Segundo Gobierno acuchilló al Primer Gobierno así que automáticamente quedan cuartos”. En el circuito de WUDC solemos pensar más bien, “Han cometido este error, por tanto, ¿qué parte de su argumentación se ve afectada?”. Por ejemplo, si no hay una definición clara o si acuchillan ciertas premisas, quizás no consigan demostrar algunos de sus beneficios. A menudo resulta que el equipo puede ganar de todos modos o que su argumentación no esté afectada en absoluto por el error.

5. ¿Qué se valora más en uno y en otro?

Creo que el debate en español considera y premia la forma mucho más que el debate internacional. No quiero decir que la forma y la presentación no sean importantes – todo lo contrario, creo que los debatientes españoles a menudo tendrán una ventaja en el extranjero al poder expresar los argumentos de una manera convincente e interesante.

6. ¿Cuáles son las claves para juzgar moción?

La manera de juzgar el BP en WUDC ha evolucionado mucho en los últimos años, y muchas de las reglas de la adjudicación han sido diseñadas para que el debate sea tan transparente y predecible como sea posible, sobre todo porque atienden a debatientes de todo tipo de contextos y circuitos. Intentamos no permitir que los jueces digan que “el discurso fue persuasivo/bien analizado” o que “en general estuve convencid@ por este equipo”, porque estas tácticas permiten que los jueces justifiquen una decisión injusta, parcial o irracional. En su lugar, exigimos que los jueces identifiquen detalles en los argumentos y los comparen explícitamente con la argumentación de los otros equipos.

7. Has estado en numerosos circuitos, ¿Qué nos puedes decir de ellos?

Me siento como un miembro de docenas de circuitos. Vayamos donde vayamos para debatir o juzgar, siempre nos reciben y nos acogen increíblemente bien. Yo diría que el Reino Unido es el circuito más diferente debido a su actitud hacia el debate. Los torneos en el UK suelen ser muy informales, la gente suele beber durante las rondas finales, y los trajes y corbatas no se ven muy a menudo. La ventaja es que permite que la gente organice y participe en más torneos y más pequeños, porque hay menos barreras. Creo que hay ventajas con ambos estilos, pero que cualquier circuito debería aspirar a ofrecer una variedad de eventos : de torneos de cuatro rondas a finales en un día a festivales de debate de tres días.

Artículos relacionados

CANOVAS2019-960w
Graduado en Educación Primaria, voluntario en numerosos proyectos de ayudas sociales, participante y juez en más torneos de los que podemos nombrar, formador y espina dorsal del Centro Universitario SAFA… ¿Sabes ya de quién te hablamos? Sí!! Se trata de Juanjo Jiménez… Si quieres conocer su lado más cercano y personal lee esta entrevista, no te arrepentirás!!
IMG_9823_2
Mario Martín Muñoz, estudiante de quinto año del doble grado en Economía y RRII. Formador y socio senior del Club de debate de la Universidad Rey Juan Carlos. Más de treinta torneos a nivel nacional e internacional, 15 breaks como debatiente y juez a nivel nacional, finalista del III BP Summer (entre otras derrotas), varias veces dentro del top de speakers y experto en hacer PRO-AM. Actualmente intentando terminar sus carreras y sus TFG. Mientras tanto, intenta concienciarse de que le queda poco tiempo debatiendo.
8ddf06d0-640a-4409-9f01-d39794eb29f1-525w (1)
Verónica Salinas estudió derecho en Murcia a la vez que se recorría España y todo sitio del mundo allá en el que pudiera debatir. Esto le llevó en el último Campeonato Mundial de Debate 2017 a clasificarse en semifinales tanto en la fase por parejas como en la de discursos. Recientemente, mejor oradora del Torneo Complutense-IE, Verónica fundó el Foro Español de Debate de la UCAM y fue formadora del mismo.
X