Rafael Raya Ortega

En este número tenemos la suerte de poder entrevistar a un grande de este mundo, no solo por su larga y amplia trayectoria sino por la simpatía y cercanía que desprende. Estudiante del Doble Grado en Derecho y ADE en la Universidad de Jaén, ex director del Aula de Debate de la Universidad de Jaén, ha participado como debatiente y como miembro del jurado en varios torneos de debate académico a nivel autonómico y estatal, en numerosas SIPA´s. Actualmente forma parte del cuerpo de investigadores del Departamento de Economía Aplicada en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas en la Universidad de Jaén.
RafaRaya-960w

Bueno Rafa para romper el hielo, ¿cómo entraste en el mundo del debate?

Mi andadura en el mundo del debate comienza un día en mi tercer curso de carrera en el que mi colega José Ramón, quien me ha acompañado en muchos momentos de mi vida y al que agradezco enormemente su apoyo y trabajo, y yo decidimos apuntarnos al “Aula de Debate” sin saber muy bien qué es lo que nos íbamos a encontrar. Y tras llevarnos la sorpresa de encontrarnos a un formador que era “uno más” de nosotros, fuimos poco a poco enganchándonos a este mundillo. Y poco tiempo después, casi sin darnos cuenta, estábamos ya participando en nuestro primer torneo de debate y frecuentando el conocido museo “Mamajuana”. 

Desde luego que empezaste a lo grande. Y ahora mismo, ¿en qué punto de tu carrera como oradorte encuentras?

Soy de los que piensan que el mundo del debate es como la vida, nunca dejas de aprender de él y nunca dejas de encontrarte a personas que te enseñan algo cada día. Aunque mi etapa en el mundo del debate está empezando a tocar su fin, nunca voy a poder desengancharme del todo. Al fin y al cabo, al debate le debo mucho y siempre estaré vinculado con todo aquello que ha marcado una de las mejores etapas de mi vida.

Esperemos que sea verdad eso de que nunca te irás del todo. Hablando de tu largo recorrido, sabemos que tu trayectoria ha tocado todos los roles, ¿Con qué te quedas: juzgar, debatir o formar? E independientemente de la que escojas, ¿qué te aporta cada experiencia?

Sería injusto quedarme con sólo uno de esos roles, porque he disfrutado cada uno de ellos como el que más. Sí que es cierto que cuando uno empieza en este mundo prefiere ser debatiente, y cuando te queda poco dentro de él, prefiere ser jurado o formador, al menos ese es mi caso. De ser debatiente destaco el trabajo en equipo y los vínculos de confianza que se generan con tus compañeros en un torneo. Y de ser jurado o formador, creo que ambos roles están estrechamente unidos, destacaría la ilusión que ves en los ojos de todos aquellos que se están adentrando en este mundillo. Haber sido debatiente antes que jurado o formador te hace ser una persona mucho más empática, algo que creo que es esencial, porque puedes comprender mucho mejor las necesidades de los alumnos o los debatientes tanto académicas como personales. Una de las mejores cosas que me llevo como formador es esa enorme amistad que hemos sabido forjar “mis alumnos” y yo. 

Intentaremos aplicar todo lo que dices porque nos transmites mucha ilusión con tus palabras.

De manera un poco más general, ¿cómo definirías el mundo del debate hoy día?

Cada vez más competitivo, pero en el buen sentido, claro. Las nuevas generaciones vienen pisando muy fuerte y cada vez están más preparadas, hasta el punto de que muchos de los que hoy forman parte de los clubes de debate universitario han pasado por el debate escolar en sus colegios o institutos. Eso es algo que, a mí, personalmente, me reconforta, puesto que considero que el debate es una herramienta esencial que todo el mundo debería aprender a manejarla desde que somos pequeños.

¿Y podrías señalar algún referente personal en el mundo del debate?

Por supuesto, mi querido “canario”, Alejandro Molina, como debatiente y formador, y José Luis Pedraza, como juez, han sido mis dos grandes mentores y a los que considero como referentes, pues me han enseñado todo lo que saben, que no es poco. He tenido la suerte de aprender de dos de los mejores debatientes que este país ha dado y gracias a ellos ahora creo que no sólo soy mejor debatiente o mejor juez, sino que soy mejor persona, porque aparte de ser mis referentes en el mundo del debate son dos grandes amigos.

Pues le mandamos un saludo enorme a los dos desde aquí.

Y saliendo de tu esfera personal, ¿qué características crees que debe tener un buen debatiente?

El esfuerzo, la ilusión y la constancia. Muchas veces los resultados no son los que uno espera, pero nunca hay que tirar la toalla, porque siendo persistente se llegará a ser un gran debatiente. No hay que dejar de lado tampoco la humildad, porque en este mundo se llega mucho más lejos aprendiendo de los demás y dejándote aconsejar por aquellos que tratan de ayudarte. El debate es un trabajo de equipo, por encima de cualquier individualidad, en el que hay que remar todos juntos hacia una misma dirección, y mientras un debatiente tenga eso claro, será mucho más fácil luchar contra cualquier desavenencia que se presente en el camino.  Ah, y por supuesto, leer mucho y estar informado todos los días. 

Muy de acuerdo con todo lo que dices, ¡lo secundamos todo!

¿Y qué características crees que tienes tú como debatiente? Venga va, señálanos una virtud y un defecto que tengas como orador.

Realmente no sé si es un defecto o una virtud, pero muchos dicen que soy muy sosegado a la hora de debatir, por lo que se me suele entender bastante bien. En cuanto a mis defectos, creo que tengo muchos, pero el principal de ellos es la organización que en algunas ocasiones me falta a la hora de exponer mis ideas y pensamientos. 

Pues a aprovechar las virtudes y a trabajar los defectos, que nunca es tarde para mejorar.

¿Alguna moción/pregunta favorita o sobre la que te gustaría debatir alguna vez?

A día de hoy, me dedico casi en plenitud al mundo de la economía, y en mi etapa como debatiente he echado de menos haber participado o presenciado más debates sobre economía política, por lo que mi pregunta es: ¿Es incompatible el liberalismo con el estado de bienestar?

Muy interesante… ¡tomamos nota!

¿Algún tema de actualidad que estimes que deba ser debatido actualmente?

Creo que se debería revisar, al menos, la institución jurídica de la inviolabilidad del Jefe del Estado reconocida en nuestra Constitución, puesto que es un tema bastante candente en la actualidad y que genera mucho debate. No digo que sea necesario debatir acerca de la Casa Real o mantener la típica confrontación que cualquier debatiente ha tenido alguna vez en su vida como “monarquía o república”, sino simplemente la figura de la inviolabilidad establecida en nuestra Carta Magna.

Pues todo debate que nos haga entender diferentes opiniones, siempre será bueno.

¿Qué expectativas tienes del mundo del debate en general en este año tan diferente que se nos plantea? ¿Qué opinas de los debates online?

Este año, como en muchos otros ámbitos, las circunstancias nos obligan a reinventarnos, por lo que tenemos que adaptarnos a lo que hay. Creo que la mayoría de clubes de debate lo están haciendo bastante bien y están sabiendo amoldarse a esta “nueva realidad”. 

En los debates vía online se pierde uno de los elementos fundamentales de cualquier torneo, como son esos vínculos personales con otros equipos, con el jurado y con miembros de la organización, aparte de que también se pierde una gran cantidad de información. Creo que una de las frases que refleja esto a la perfección es una que me dijo Rodrigo Soriano hace unos días con motivo precisamente de la celebración del Torneo Nacional de Cánovas Fundación, que fue: “Rafa, sabía que estabas por ahí detrás viendo nuestro debate, pero qué pena no habernos visto las caras”.  Sin embargo, me parece que, dentro de lo malo, es una de las pocas vías de escape que nos permiten seguir adelante con nuestra carrera como debatientes, a la par que nos hace mucho más transversales a la hora de tener que adaptarnos a un nuevo entorno casi desconocido. Además, hay que tener en cuenta que si nos sacrificamos ahora un poco en todos los aspectos (el debate incluido), antes saldremos de esta difícil situación. 

Cuánta razón llevas, esperemos que esto pase pronto, mientras tanto intentaremos hacerlo lo mejor posible.

Pasando un poco a la parte más emocional, ¿algún recuerdo que guardes con mucho cariño?

Afortunadamente, el debate me ha dado muchos buenos recuerdos. Pero si me tengo que quedar con uno, creo que sería mi primera SIPA. Llegar como “novato” y visitar por primera vez el Parlamento de Andalucía como “diputado” creo que fue bastante impactante. Además, allí nos juntamos lo mejor de cada casa, especialmente de la delegación de Jaén, como “canario”, Gerardo, Luis Carlos, o el grandísimo Pastrana (el “diputado suricato” para los de confianza), entre muchos otros. Todos ellos hicieron que aquella semana de marzo se convirtiera en una de las mejores experiencias de mi vida.

Estamos seguros de que todos los que hayan vivido la experiencia de ir a la SIPA estarán muy de acuerdo con lo que dices… 

¿Cuáles son tus mayores inseguridades a la hora de debatir y cómo las superas?

Creo que mi mayor miedo es quedarme en blanco y no saber qué decir cuando hay muchas personas atendiéndome. Para eso creo que es fundamental la preparación y dominar aquello sobre lo que se está hablando. Precisamente por eso en el debate no sólo es importante la puesta en escena, sino que lo es mucho más todo el trabajo que hay por detrás y que no siempre se ve. 

Nos alegra ver cómo le das solución a lo que te causa problemas.

¿Qué se siente al pasar a las semifinales de un FEDEJen Salamanca y tras haberlo celebrado os digan que ha habido un error con los resultados y que os quedáis fuera?(Jeje lo siento por ir a donde duele)

Uf, esta pregunta hace daño. Recuerdo el momento en el que nos lo comunicaron y la primera sensación de todo el equipo fue un poco de rabia y frustración. Habíamos trabajado mucho para aquel debate y realmente nos apenaba que hubiera sucedido aquello, sobre todo porque veníamos de una buena racha de debates. Pero luego nos dimos cuenta de que el equipo de organización también es humano y que ellos también habían empleado mucho tiempo en intentar que todo saliera bien, y al fin y al cabo estábamos entre amigos y supimos ser conscientes de que aquello fue un error que le podría haber pasado a cualquiera, por lo que no quisimos darle mayor importancia y aceptamos esa “derrota” con la mayor deportividad posible, quedando todo en una anécdota. 

También tengo que decir que tras aquello todos los miembrosdel equipo de FEDEJ, especialmente Ana y Fede, se preocuparon mucho por nuestra situación y se portaron muy bien con nosotros. Ese fue un claro ejemplo de cómo el debate te enseña a ponerte en la posición de los demás, porque tanto ellos supieron entendernos a nosotros, como nosotros a ellos. 

No obstante, mi equipo y yo guardamos muy buenos recuerdos de aquel viaje, creo que al final es lo que importa. Además, fuera cual fuera el resultado del debate, nada iba a hacernos que dejáramos de sentirnos muy orgullosos por nuestra actuación en aquel torneo.  Creo que si Manu, Belén y José leen esto compartirán conmigo que el FEDEJ de Salamanca fue una de nuestras mejores experiencias en el mundo del debate. 

Vaya experiencia que no nos gustaría vivir… jajaja. Pero muy bonito lo que comentas del compañerismo y la empatía.

Un clásico que no puede faltar: ¿BP o académico? ¿Postura favorita?

Es cierto que el BP le está ganando cada vez más terreno al académico, pero aquellos que me conocen bien saben que soy un apasionado del debate académico. Me parece que en cuanto a fondo y forma, el académico es mucho más atractivo, pues, como ya he dicho antes, muestra no sólo las habilidades como orador o la capacidad argumentativa, sino que además requiere de un enorme trabajo previo. Por tanto, creo que el debate académico es mucho más completo, sin duda.  Eso sí, también creo que el BP es sumamente necesario en el mundo del debate, pues una de las cosas que ha de tener todo buen debatiente es la capacidad para hablar con fundamento casi sobre cualquier tema, por lo que nos obliga a esos “ciudadanos medios informados” a investigar todo aquello cuanto sucede a nuestro alrededor.  Creo que mi postura favorita y con la que más cómodo me siento es la de conclusor. La conclusión es la postura que permite mayor elegancia a la hora de debatir, porque al no tener que estar tan pendiente del crono por no poder incluir nada en el debate que no se haya dicho antes, permite esa labor persuasiva con la que poder cautivar al jurado y mostrar fielmente las capacidades como orador. No digo que en el resto de posturas esto no sea posible, pero es cierto que en otras posiciones es necesario preocuparse más por construir o destruir la argumentación del debate acorde con el crono, lo que supone un gran hándicap a la hora de mostrar esas habilidades de oratoria.  Además, creo que el turno del conclusor es uno de los más importantes, pues a fin de cuentas es la última sensación que el jurado tendrá de tu equipo y es la oportunidad perfecta para dirimir cualquier tipo de duda que incline la balanza del debate. 

Para ir terminando: En una palabra, ¿qué es el debate para ti?

Una pasión. 

Viendo lo poco que has dudado se nos ponen los pelos de punta…

¿Qué te ha aportado el debate?

El debate me ha aportado tantísimas cosas que sería imposible mencionarlas todas. Pero creo que lo más importante que me ha aportado el debate es aprender a pensar, pero sobre todo, aprender a escuchar. Hoy día vivimos en una sociedad que cada vez está más polarizada y en gran parte es debido a que o bien no sabemos escucharnos unos a otros o bien que no queremos saber escucharnos. En la vida es fundamental, como he dicho anteriormente, saber ponerse en la situación del que hay enfrente, porque eso te hace comprender su forma de pensar y eso te llevará a ver la vida de una forma mucho más amplia. Es por ello por lo que considero que el debate no sólo me ha aportado cosas que podrán servirme en mi vida académica y profesional, sino que considero que entrar en el Aula de Debate de la Universidad de Jaén me ha cambiado, me ha hecho ser mejor persona.  Por supuesto, tampoco me quiero olvidar de otra de las grandes aportaciones del debate, como es esa gran familia que se forma dentro de este mundo. Algunos de mis mejores amigos los he conseguido gracias al Aula de Debate de la UJA, pero no sólo eso, sino que gracias al debate he conseguido tener amigos en casi cualquier punto de España. Siempre es un placer visitar Córdoba, Málaga, Sevilla, Salamanca o Madrid y sentirme uno más de allí, y eso es gracias a todas esas personas que me llevo para siempre conmigo. 

Dada tu versátil trayectoria, ¿qué aconsejarías a quiénes se acaban de iniciar en el mundo del debate?

Que superen esos miedos del principio y que nunca pierdan la ilusión. El mundo del debate es una carrera de fondo en la que no se puede llegar a ser un experto de la noche a la mañana. Llegarán resultados que no acompañan, incluso llegará el momento de quedar el último en un torneo, pero no por ello se puede perder esa constancia y persistencia que te harán crecer con el paso del tiempo. 

El mundo del debate es algo muy bonito y en el que hay que disfrutar cada experiencia, porque con el paso de los años, eso me ha hecho a mí recordar esta etapa como una de las mejores de mi vida. 

Ojalá te escuchen y sigan tus pasos.

Y la última respuesta no va acompañada de pregunta, te pedimos una última reflexión.

Ver el entusiasmo con el que llegan las nuevas generaciones hace creer que todo el trabajo y esfuerzo de años atrás ha merecido la pena. 

Muchísimas gracias por dedicarnos tu tiempo y compartir con nosotros este lado tan cercano y agradable. Un abrazo enorme.

Artículos relacionados

WhatsApp+Image+2019-01-28+at+21.06.25-960w (1)
Director durante dos años del Aula de Debate de Escuela de Finanzas campeón mundial de discursos este 2018, y semifinalista en el Mundial de Debate de 2016, entre muchos otros logros.
WhatsApp Image 2020-04-13 at 19.47.41
5ª Mejor oradora en el CMUDE 2019. Miembro del segundo mejor equipo de la historia de España en el World Universities Debating Championship en Tailandia. Debatiente de la UNED y ex debatiente de Comillas, jefa de ventas y formadora de Train & Talk y copresidenta de SICODI. Esta es Belén Montes García.
WhatsAppImage2021-05-03at21.44.00-960w
Pieza fundamental en este nuestro periódico, debatiente desde que tenemos memoria en Cánovas, así como formadora en los últimos años. Esta estudiante de periodismo es tan especial que a sus 22 años ya ha tenido la oportunidad de trabajar como redactora, jefa de prensa y content manager. Crack tanto en académico como en BP, ya sea como formadora, jueza o participante, ganando algunas menciones individuales, pero sobre todo, como a ella le gusta decir “ganando muchísimas risas y recuerdos”. ¿Sabes ya de quién te hablamos, no? Sí!!!! Se trata de Ana Somavilla Morilla!!! Si quieres conocer su lado más cercano y personal lee esta entrevista…
X