Vuelve la SIPA

Muchos, muchísimos, de vosotros ya sabéis de lo que estamos hablando porque lo habéis vivido, pero seguro que estáis deseando leer la noticia y refrescar emociones. Para los que andáis un poco perdidos... ¿A qué esperáis para descubrir qué es vivir una SIPA?
SIPA

Como algunos ya habrán oído, hay una leyenda que ronda por el mundo del debate y cuenta cómo un grupo de chavales se reúnen en el CEULAJ de Mollina una vez al año para jugar a un juego de roles. Pero, claro, la leyenda no acaba aquí, sino que los rumores que de ella derivan podrían haber llegado a todos los continentes, de lo curiosos que son.
Seguro que a este punto algunos ya sabréis de lo que estoy hablando, pero, para aquellos que no lo sepan, id preparando vuestra maleta, vuestros abrigos (sobre todo eso, que, seguro que después volvéis con alguna gripe encima) y vuestras ganas de disfrutar, conocer gente y descubrir de primera mano qué es ser un diputado.
Si estuviésemos jugando a un Kahoot, tendríamos miles de respuestas correctas en menos de 5 segundos, porque no os habéis equivocado: ¡la SIPA ha vuelto! No sé si sois vosotros o nosotros los que estamos más ilusionados por su vuelta. Para que vayáis tachando la fecha en el calendario, la XVIIIª SIPA se celebrará del 28 de febrero al 3 de marzo.

Por si andáis perdidos, la SIPA son cinco días (que, más queriendo que sin querer, coinciden con el Día de Andalucía) en que 109 universitarios adoptarán, a suerte, el papel de un diputado autonómico de entre los cuatro partidos políticos (Progres, Tradición, Voz y Cambiemos) para investir al Presidente de la Comunidad Andaluza, formar Gobierno, debatir leyes (hechas por los propios diputados simulados), proponer PNLs, atender al coloquio de un político real, al que se le pueden hacer tantas preguntas como queramos, formar parte de una Sesión de Control al Gobierno y a protagonizar un Debate sobre el Estado de la Comunidad en el propio Parlamento de Andalucía.

Son cinco días en que no solo se aprende el funcionamiento ordinario de una cámara legislativa, sino que la obligada asunción de un papel político implica tener que ponerse en la posición de quien piensa, o no, de una manera similar a la propia, por lo que la capacidad de empatía, al entender porqué se piensa de determinada manera, está presente en la propia construcción del discurso, en la comprensión de la sociedad, en la argumentación del debate, en la eliminación de los estigmas políticos, en el refuerzo de la propia ideología… No deja de ser una forma en que, disfrutando, se contribuye a entender porqué las cosas son de cierta manera y cómo queremos caminar para que sean mejores.

Creedme cuando os digo que merece la pena. Se conoce mucha gente, se aprende de la mejor forma, que cuando se aprende sin querer, y se disfruta hasta las tantas de la mañana, que ya os acordaréis de mí cuando os diga que gallito de noche, gallito de día, como canta la leyenda. Comisiones y más comisiones, debatiendo cada una de las partes de las leyes de los partidos.

Acabamos la SIPA con nuestro correspondiente resfriado (que ya os avisamos de que os llevaseis el abrigo), con una tremenda resaca emocional y con una única pregunta: «¿cuándo se abre el plazo para la SIPA del año que viene?».


Por ello, lo más importante: plazo de inscripción. Son varios, pero os recomendamos que os apuntéis con presura, pues las plazas, futuras señorías, vuelan. Para descubrir toda la información y apuntaros, sólo tenéis que pinchar AQUÍ.


Nos vemos la próxima semana, aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate español.

Artículos relacionados

1920_1080_summer_campus_ledu_23
La Universidad Francisco Vitoria abre sus puertas este verano para 50 afortunados escolares que tendrán formación en comunicación, oratoria y debate.
IMG_7989 (1)
En ElDebatiente abordamos hoy la convocatoria oficial del V Torneo FDE Igualdad. ¡No te lo pierdas!
1d53a80d-9496-4c60-ac63-f6be395d844a
Una vez más, el Debate actúa como herramienta de cambio y desde El Debatiente te contamos esta gran noticia que marca un precedente para los más pequeños, y los no tan pequeños, ¿te lo vas a perder?
X