¿Se está viviendo realmente una “explosión” de fe en los jóvenes o se debe únicamente al postureo?

Fe, redes sociales y actualidad de la mano de Eugenio Arévalo de Hoces, estudiante de comunicación en la Universidad Loyola Andalucía, Secretario General de CDU y ganador del premio al Mejor Conclusión del X Torneo de Debate Universitario Cánovas Fundación.
09658f6a-0722-417c-8d81-2fb9d398278a

El pasado 16 de septiembre, el grupo musical de Hakuna juntó en torno a quince mil personas en el palacio de Vistalegre, en Madrid, para un multitudinario concierto católico que ha superado a algunos de los cantantes más influyentes del momento. De igual forma, en los últimos años estamos viendo como surgen infinidad de iniciativas y movimientos religiosos dirigidos especialmente para los jóvenes católicos que están haciendo ver una cara menos tradicional de vivir la fe. Y esto es un hecho.

No resulta descabellado que en el actual entorno digital en el que nos encontramos, basado en aparentar y presentar aquello que más gusta al público, todo este movimiento pueda tener unas bases en esta intención de enmarcarnos en una tendencia o grupo sea del tipo que sea. Pero la fe, por su propia naturaleza, siempre está sometida a una cierta subjetividad en la cual cada uno encuentra su propia forma vivirla o expresarla. Aun así, y habiendo entendido el catalizador de esta cuestión, debemos preguntarnos: ¿es fe o es postureo?

En primer lugar, es recalcable que los jóvenes a raíz de estos movimientos están cada vez más volcados con la fe y con el catolicismo. Iniciativas como AUTE o JóvenesCatólicos_es buscan verdaderamente llevar la palabra de Dios a aquellos que no la conocen mediante charlas, testimonios y encuentros. Para estos grupos es esencial la utilización de las redes sociales para transmitir su mensaje llegando a su “target” de una forma directa y concisa.

Las redes sociales, además de la importante función de difusión anteriormente explicada, nos facilitan también una visión más evidente de este aparente postureo. Sea por la propia naturaleza de las redes o de las personas, es innegable que las redes sociales nos inducen a compartir y consumir cada vez más contenido, facilitando así el postureo y desvelando aquellos aspectos que pueden contrastar con la imagen de alguien que se considera católico. Fue precisamente con la JMJ donde más se puso en el ojo de la opinión pública al joven católico, un evento en donde las redes sociales se llenaron de imágenes de juergas, conciertos e incluso borracheras contrastaban con las misas, charlas y adoraciones.

Por tanto, podemos deducir que ahora ser católico se ha convertido, en ocasiones, sinónimo de música, fiesta y amigos. Sin embargo, muchos piensan que esta imagen que se transmite de la fe católica no es la correcta, y aquello que se esta viendo en las redes sociales no es más que postureo y una moda pasajera.

¿Es entonces este fenómeno que estamos viviendo un despertar de la fe en los jóvenes o simplemente un postureo asentado en una moda pasajera? Así pues, el debate está servido.

Artículos relacionados

pexels-engin-akyurt-2952871-1
A veces parece que la Historia vive en el pasado y otras vemos su efecto en nuestro día a día. Lo que está claro es que su recuerdo permanece para que aprendamos de él, y con ese fin Álvaro Robles, formador, debatiente y miembro de Cánovas Fundación, nos sirve tan interesante debate
soldiers-1172111_960_720-1920w
Analizar un conflicto bélico no es fácil, pues cualquier justificación sobrepasa el límite entre lo moral y lo justo. ¿Es posible combinarlas de tal forma que hablemos de una guerra justa? A ello se refiere Javier Ruiz Riquelme, Presidente de la Sociedad de Miembros del Aula de Debate UCO.
PUXPX4QVEKCJIORXK2G7CJDBRA
·Feminazi» es el término que combina feminismo y nazismo. ¿Tiene sentido mantenerlo? Sobre ello nos habla Cristina León Pérez-Gascón, Estudiante de 1º de Bachillerato de Ciencias Sociales del Colegio San Estanislao de Kostka.
X