VII Torneo Nacional de Debate Escolar CDU

La propiedad de los recursos naturales a debate de la mano de los escolares, con este el segundo de la Liga Nacional.
DSC_010a3-42694901-960w

Yo ya no sabía si coger el bus desde Madrid o desde Murcia. Lo único que tenía claro era que no iba a perderme el VII Torneo Nacional de Debate Escolar que organizaba por CDU, los días 9 y 10 de febrero. 10:15 de la mañana y yo aún no había encontrado el Colegio Alzahir de Córdoba, aunque no era de extrañar, todas las calles me parecían iguales después de ir de un lado para otro.
Por suerte todo estaba listo. A la entrada, una mesa enorme con todas las acreditaciones. Me hizo ilusión pensar que por una vez me guardarían una, pero resulta que no. Hay que ver que desconsiderados (aunque es posible que no avisase con suficiente antelación). Bueno, lo importante era que estaba allí, en el gran salón de actos lleno de nervios e ilusión. Podías ver las caras de esos primeros debatientes.

“En este torneo debatiréis 26 equipos repartidos en 13 salas distintas. Sí, esos son 13 debates simultáneos”, confesaba Juan de Dios Vinuesa durante su discurso de inauguración, lo que servía para visualizar el complejo trabajo que a organización le esperaba por delante. Además, animó a los escolares a seguir en estos tipos de proyectos que resultan ser un elemento diferenciador, pero sin olvidar que esto es un hobby: “en el momento en que deje de ser una afición, esto deja de tener sentido”.


11:00. Enfrentamientos anunciados. Jueces listos. Tabulación a la espera de resultados. Y los cronos corren marcha atrás. “¿Deberían ser los nacionales los únicos que pudiesen explotar los recursos naturales de su país? Mi equipo y yo respondemos con un rotundo sí.”. Desde la ventana de la puerta podías ver cómo se movían los atriles y daban comienzo las rondas de la mañana. Una mañana donde los nervios quedaron atrás, tanto los de los pequeños debatientes como los de los no tan pequeños.
Llegó la hora de comer después de muchas actas digitales enviadas y staff corriendo de una sala a otra. Todos fuimos al comedor o también llamada sala de preparación de líneas en el último momento, ya que algún que otro equipo decidió seguir los consejos de los jueces y cambiar algunos puntos importantes. Una vez que el último plato quedó limpio, vuelta a los enfrentamientos. La única motivación parecía ser la hora de la merienda.
Argumentos, evidencias y réplicas se sucedían con rapidez. Tan rápido como los jueces a la hora de deliberar y todo por no molestar a organización. Pero las cosas con prisas no salen bien y puedes acabar olvidando cosas en las salas entre rondas, y si no que se lo digan a una alumna que entre rondas distintas se olvidó un pendiente y un chaquetón, teniendo que subir a recogerlos al escenario. Y con la rapidez a veces los sentidos nos engañan, aunque esta vez no eran solo los sentidos. Dicen que los perros se parecen a sus dueños, pero nunca había visto que unos niños se pareciesen tanto a su formador. En este caso Federico García había creado clones, tanto por la vestimenta como por la forma de hablar, y los niños orgullosos de ser comparados con su formador.
Normalmente, entre rondas de académicos solemos estar aburridos a la espera de los nuevos enfrentamientos, pero en este caso, un dj anónimo se dedicó a poner canciones como si de un torneo de BP se tratase, donde el hit principal fue “Soy minero” (creo que el chiste se hace solo). Aunque la música no se quedó aquí, ya que tuvimos la suerte de poder desearle cumpleaños feliz a una de las debatientes, que no dudó en ponerse en pie.
18:15. Mientras que los participantes cogían donuts de tres en tres, los nervios estaban a flor de piel. Los equipos se jugaban entrar a cuartos de final en la última y quinta ronda, ya que nada estaba aún decidido. Aunque lo de última fue relativo. Los equipos Santa Victoria 1 y Maristas 1 empataron en la clasificación siguiendo los 5 criterios existentes para su desempate. Tuvo que resolverse por un debate por tiempos reducidos. 
Finalizado el primer día de debate, tocaba descansar, especialmente aquellos equipos que debatirían al día siguiente en cuartos de final. Yo también necesitaba un descanso, recuerda: nunca subestimes un torneo por ser escolar.

A la mañana siguiente, todos y cada uno de los equipos estaban listos para disfrutar de los últimos enfrentamientos. Podías escuchar los cuchicheos de los compañeros que mostraban su apoyo yendo de público, y aún podías ver a algunos anotando líneas sin poder resistirse.
Nervios a la espera del anuncio de la final. Los equipos que pasasen no solo tendrían el honor de debatir por el primer puesto, sino que además tendrán la oportunidad de debatir en la final de la Liga NacionalBrains 2 y Encinar 1 fueron los afortunados de enfrentarse en la final. Una final donde la química no era solo la de los recursos naturales. «Una disolución no es una solución. Pero nuestros argumentos sí», con este ingenioso juego de palabras después de un exordio muy efervescente se ponía fin a una final de altura. 

Los jueces se retiran a deliberar y el salón de actos se convierte en una fiesta. Por los altavoces se montó una gran fiesta. Todo gracias a un grupo de chicas de CDU que decidieron ponerle ritmo a esa espera que tan dura se hace.

13:30. Ya teníamos resultados. Pero antes premios individuales:- Mejor Introductor: Alba Alcázar (San Francisco de Asís)- Mejor Refutador: Guillermo López Rodríguez (Santa María de los Ángeles)- Mejor Contrarefutador: Jose Antonio Casanova (Nicolás Salmerón)- Mejor Conclusor: Jesús Alarcón (Santa Victoria 1)- Mejor Orador: Jose Antonio Casanova (Nicolás Salmerón)

Brains 2, aplicando el reglamento como se explica en el documento adjunto, deja de ser campeón de este torneo, ocupando este puesto Encinar 1. Por lo que el puesto de subcampeón pasa a ser para Maristas Málaga 1. 

El acto de clausura estuvo lleno de agradecimientos y oficiado por Juan de Dios Vinuesa junto con Miguel García, vicipresidente de la Liga Nacional y el director del Colegio Alzahir. “Ahora mismo, en España, la Liga Nacional es el circuito más potente de debate escolar”, aseguraba Miguel García, que animaba así a los participantes a formar parte del resto de torneos que recoge está joven iniciativa.

En este torneo se decidió adjudicar el premio a mejor juez, en este caso jueza. Ana Somavilla se llevó el reconocimiento, además, en agradecimiento por el trabajo en eldebatiente.es. Y mientras, yo, en tres lados a la vez, cansada de tanto tren y sin acreditación. Eso sí, fuentes internas de Montpellier me comunican que no están seguros de si Franxy Hernández podrá superar esta derrota.

«Da gusto ver a jóvenes que deciden dedicarse a esto un sábado y un domingo», esta es la frase que mejor define ese fin de semana, donde el buen rollo se respiraba en el ambiente y donde el compañerismo dejaba de lado a la competitividad. Así da gusto ir de torneos. ¡Nos vemos la semana que viene!

Artículos relacionados

WhatsAppImage2019-04-23at11.40.32-960w
Nos pasamos por el primer torneo rural a un encuentro BP para recordar.
WhatsAppImage2018-04-07at17.46.49-526w
El último debate celebrado en Granada, en el que se debatió la ultima tendencia económica del siglo XXI
IMG-20181027-WA0029-960w
En Salamanca, pero con presencia internacional, se celebró el debate sobre el futuro del Espacio Europeo de Educación Superior
X