VIII Torneo Nacional de Debate Escolar CDU

Ni las huelgas ni el tiempo hicieron mella en la cantera del debate y los escolares hicieron de San Valentín todo un espectáculo de oratoria y argumentación en el VIII Torneo Nacional de Debate Escolar de CDU.
18-VIII-ESCOLAR-CDU

— ¿Podríamos poner el aire?

— Sí, claro. Nos queda un buen rato aquí.

Viernes 14 de febrero. Día de los enamorados. Pero la única fantasía de los pasajeros de aquel autobús es llegar a tiempo al VIII Torneo Nacional Escolar CDU. La A-4 está cortada por la huelga de los tractoristas que ha mantenido en atasco a todos los conductores hasta tres horas de caravana en los últimos días. 

Quién les iba a decir a los equipos de fuera de Córdoba que se alegrarían de haber salido con tanta antelación. Aunque no ha sido un respiro solo para ellos, porque organización ya no suda, al menos por los nervios. Respiran más al ver el patio. A la entrada del Colegio Alzahir, sede de este torneo, solo se ven papeles por todos lados, reencuentros entre esos formadores que un día se conocieron en aquel escolar como debatientes y muchos nervios propios de la primera vez. 

Se escuchan maletas llegar. En breves dará comienzo el torneo. Málaga acaba de llegar y un ejército de niños entran en busca de la sala donde dejar el equipaje. “Esperadme”, se escucha desde lejos una voz que se funde con el acople del micrófono que da voz a las palabras de Ana Gálvez, en nombre de la organización del torneo y que sirve como comienzo de esta primera parte del encuentro.

Cuando de un “buenas tardes, mi nombre es …” se convierte en un “muchas gracias”, eso significa que las rondas han pasado voladas. Los escolares ni se han fijado de la hora que es y el cansancio al final el día no merma las ganas de debatir. Es más, ya han acabado las dos rondas del primer día, pero los debates siguen fuera de sala. Da igual del club que seas porque lo que une el homeschooling no lo separará la rivalidad de un debate. 

Por desgracia, toca cenar, repasar líneas y dormir, porque a la mañana siguiente lo que tocan son tres rondas más. Lo que tienen en común esos 30 equipos de toda España es que todas las rondas le parecen pocas. 

Así es como empiezan el sábado de debates, con energía y ganas de aprender. Muchas bocas abiertas de jueces pasmados por el nivel de los escolares, feedback constructivos y alguna que otra lágrima en los pasillos. “Pero que no pasa nada. Lo has hecho genial, además, el juez no se ha dado ni cuenta”. Una niña con pantalón de campana negro y una chaqueta blanca que hay al final del pasillo, no está demasiado contenta con su intervención. Pero no pasa nada, para eso está el equipo. Y aún le queda mínimo una ronda para salir contenta de este torneo.

Tras muchas refutaciones, fotos en el patio y un par de bocatas y zumos, llega la hora de comer. Y con este momento, los debatientes se convierten en pitonisas o algunos casi en casas de apuestas. “Pues yo creo que el primero lo hemos perdido”. “El último ha sido el mejor, con diferencia”. Mientras, las patatas y la carne vuelan entre las bandejas de la comida. 

Muchos están atragantados, pero no por la comida en sí, sino por los nervios. Unos chicos en segunda fila esperan impacientes a que el proyector muestre los enfrentamientos. Están cogidos de las manos. Las aprietan con fuerza. Y con cada resultado de ronda, se van aflojando más. Han pasado. Y ahora, un abrazo y a cuartos. 

Pero de cuartos a semis han un suspiro, y unas 13 evidencias. “A mi me han gustado los de la derecha”. “Seguro que esos pasan a la final”. “No estoy segura de si lo han hecho tan bien como podían”. Las escaleras de la entrada a la sala de anuncios están abarrotadas de grandes familiares o compañeros, a la par que grandes críticos. 

Pero a la hora de la verdad. Un grito seco rompe el silencio de la sala. La final disputada queda en casa. El Colegio Británico de Córdoba pasa al completo. El equipo Colegio Británico 2 (Laura Cologán, Marta Orihuela,Valeria Franco y Carlota Pastor) saca del sobre un a favor y el Colegio Británico 1 (María Ramírez, Jorge Gasch, Pablo Ruiz y Alba García) saca el de en contra. 

Los nervios se esfumaron cuando se debate con amigos. Más con compañeros. Toda la sala pendientes en este duelo tan familiar, que finalmente cae del lado del equipo Británico 1.

Y como en cada torneo, los premios individuales, oficiados por los respectivos representantes de la Liga Nacional de Debates Escolar

  • Mejor introductor: Antonio Jesús Palomino del equipo Sek- Alborán
  • Mejor refutador: Agustín Alcántara del equipo Santa Victoria 2
  • Mejor contrarrefutador: José Antonio Casanova del equipo Sek- Alborán
  • Mejor conclusor: Jesús Alarcón del equipo Santa Victoria 2

Una medalla cuelga del cuello de todos los premiados. Un bonito detalle. CDU abre un nuevo reto de coleccionables. Antes teníamos las acreditaciones, ahora las medallas. 

Pero, hablando de acreditaciones, la mía en este torneo ya está colgada junto al resto de torneos que os cuento cada semana. Algún día se me caerán o perderé alguna, pero hasta entonces ¡Hasta la semana que viene!

Artículos relacionados

WhatsApp Image 2022-03-27 at 15.43.54
Jaén cierra este ajetreado mes de marzo en el mundo del debate académico con su aclamado torneo nacional, dos noches de diversión y una montaña rusa argumentativa.
WhatsAppImage2019-05-11at11.21.55-960w
Segunda edición, tras cuatro torneos a lo largo del año solo queda el enfrentamiento final
FOTO 2
Barcelona recibe a su primer torneo BP y ElDebatiente no pudo perderse el evento
X