Elena Núñez

Hoy tenemos el placer de entrevistar a la maravillosa Elena Núñez, estudiante del doble grado de Derecho y ADE, debatiente y miembro de la Junta Directiva del club GAD-UAB ¿A qué esperas para conocerla?
elena

Buenos días, lo primero de todo. Muchas gracias por acceder a charlar con nosotros esta  semana.  

¿Qué tal si empiezas describiéndote? ¿Nos cuentas quién es Elena Núñez?  

Pues mira, yo me considero una persona, en general, que soy un terremoto, una montaña rusa.  Me encanta hacer cincuenta mil proyectos a la vez, me encanta vivir bajo el estrés y bajo la  gestión de muchísimos planes y no tener tiempo casi para ni respirar. Me encanta vivir bajo ese agobio. Soy una persona con la que es muy fácil hablar; también me considero muy trabajadora y  muy perfeccionista con todo lo que hago, me gusta que todo cuando tiene mi nombre salga bien,  todos mis proyectos. Y sobre todo soy una persona con muchísima ambición y mucha ganas de  aprender en todo lo que hago en la vida.  

Muy propio el perfeccionismo dentro de este mundo. Hablemos entonces de tu trayectoria  como debatiente. ¿Hace cuántos años entraste en debate, y por qué lo hiciste?  

Mira, mi historia con debate es muy curiosa, porque yo estudio el doble grado de Derecho y ADE.  ¿Qué pasa? Que en la época en la que yo empecé, ya no, porque desde la Junta estamos intentando descentralizarlo y que no sea solo por la Facultad de Derecho, pero en ese momento  solo había promoción por la Facultad de Derecho. Entonces yo pensaba que iba a ser un grupo  donde se discutía sobre temas de derecho, algo super friki. Me imaginaba, no sé, discutiendo sobre la Constitución, la prisión permanente revisable… este tipo de cosas. Como sabía  que haciendo el doble grado, en primero iba a tener menos conocimientos que la gente que hace la carrera simple de Derecho, mi plan era esperarme al segundo año, que ya tendría un nivel  básico de conocimientos de Derecho, y entro el grupo, para que si se habla sobre temas de  Derecho, que al menos me pudiese ubicar. Mi idea era esa. Yo me imaginaba algo super friki  hablando de derecho, y cuando fi allí y vi que era BP y que no tenía nada que ver con debate, la verdad que me enamoré. No te voy a engañar. Y ya llevo tres años en debate, y empecé un poco por eso. Luego ya le cogí el gustillo. 

Además, sabemos que llevas un par de años en la Junta Directiva de GAD-UAB. ¿Cómo  está siendo la experiencia de dirigir un club? ¿Cuál crees que es el mayor reto y la mayor  dificultad?  

Vale, pertenecer a una Junta Directiva es un agobio, un estrés constante. Algo que pasa cuando  perteneces a un proyecto de dirección, sea de debate o fuera, porque he estado también en  otros, al final es ver el trabajo desde dentro. A mí lo que me pasa es que me doy cuenta de que la gente no es consciente de la cantidad de trabajo que hay. Yo cada día tengo mil WhatsApps de gente para que le solucione sus problemas, pero a la vez tenemos un trabajo enorme de correos constantes con la Universidad y organizar proyectos, porque al final la gente de debate lo que ve es que la gente está yendo a expediciones y que nosotros organizamos un torneo. Nosotros somos un club que trabajamos mucho con la Universidad: tenemos formaciones de secundaria,  formaciones internas, torneos internos y ciertos proyectos con la Universidad que mantenemos mucho y que suponen una carga de trabajo muy grande. Y a la vez, estar atentos a las redes  sociales y ese tipo de cosas. Entonces la experiencia está siendo bastante agobiante en ese sentido. Con respecto a la mayor dificultad, yo llevo dos años ya dentro de la Junta, pero este año hemos tenido el relevo generacional, por así decirlo, aunque el año que viene yo también me  voy. Entonces la mayor dificultad ahora mismo es formar a la gente dentro de la Junta y aprender  a delegar las cosas para que ellos entiendan el funcionamiento básico. Es algo que me cuesta  mucho, porque como te decía, soy muy perfeccionista, y no me importa gastar tiempo en  informar de lo que hay que hacer, pero el trabajo es tan diario que me cuesta muchísimo. Y el  mayor reto que hay ahora mismo en GAD creo que serían dos:  

La primera que te diría creo que sería diversificar lo que decíamos: que no esté tan centralizado  en la Facultad de Derecho, que es algo que hemos conseguido, porque ahora tenemos  muchísimos alumnos que no son de Derecho. Además es algo con lo que no ayuda mucho la  universidad porque estamos dando créditos incluso. Y también el hecho de que por ejemplo  cuando organizamos los torneos, la gente venga a Barcelona. Es algo que le cuesta mucho a la  gente de Madrid: venir hasta aquí y el coste de venirse al torneo, cuando nosotros vamos a  debatir allí y también lo tenemos. 

Y también te hablaría del reconocimiento que tenemos. Creo que a día de hoy somos u club que  siempre enviamos equipos a los torneos y siempre, en cada evento, hay una persona en el  equipo académico o hay una persona jueza de nuestro club, y queremos que se mantenga ese  reconocimiento y esa visibilidad, que ya los hay, pero queremos que se mantenga. 

Ahora que ya te conocemos un poco más a ti, Elena, cuéntanos. ¿Cuáles son los próximos  pasos de GAD-UAB? ¿Qué tenéis preparado para este curso?  

Mira, pues ahora justo, la primicia es que ya tenemos las fechas del próximo torneo: el VI BP  GAD-UAB. Será el 19, 20 y 21 de abril. El año pasado lo hicimos por esas fechas pero tuvimos la  suerte de que coincidió con el 23 de abril que es la fiesta de San Jorge, Sant Jordi, que es una  fiesta super bonita en Cataluña con el tema de la rosa y el libro, y es algo que queremos  mantener para que la gente pueda comprar rosas en el torneo. Ahora ese es nuestro principal  objetivo de cara al circuito. También estamos preparando una liga interna con la UB, también de  Barcelona, para que nuestros novatos se conozcan entre ellos y hagan relaciones. Eso sería muy  guay.  

Además, la Universidad está apostando mucho por la difusión de los logros del club, publicando  noticias cada semana en redes sociales y tal, para que el reconocimiento del debate BP pueda  llegar a ser efectivo.  

Hablemos de ti como debatiente. Seguro que durante todos estos años te has encontrado  con más de un debatiente que te ha inspirado de algún modo. ¿Quién consideras que ha  sido tu mayor referente en este mundo?  

Amadeo. Amadeo Gavilán. Para mí ha sido mi mayor referente. Yo te diría dos. El primero sería  Amadeo, porque lo conocí en una etapa donde yo quería tomarme debate de una forma  competitiva, y él me dio todas las herramientas, y creo que es algo súper vaporable y que encima  justo este año ha tenido todo el reconocimiento que se merece después de haber ganado  CMUDE. Amadeo para mí siempre ha sido una inspiración y ha sido siempre la persona que me  ha acompañado en el circuito y que me ha ayudado mucho a nivel competitivo.  

Y también hablaría de Judith Bonet, que es la primera persona que me formó en debate y quien  hizo que me enamorara.  

Qué gusto oír cómo hablas de ellos. Se nota que realmente los admiras.  Cambiando un poco de tercio, ¿qué es lo que más te gusta del debate a día de hoy?  

Lo que más me gusta del mundo del debate yo creo que son los círculos que te llevas. Yo ahora  estoy en un proceso de transición, este es mi ultimo año en debate y justo hace dos semanas en  Granada me despedí de los atriles, aunque es verdad que me quedan diversos torneos que  organizar y varias adjudicaciones que se me han propuesto que voy a aceptar, porque ya que me  voy a acabar, pues me quedo un poquito más. Pero ya me he despedido de debatir y creo que al  final algo que me emociona muchísimo es que yo he sido muy crítica con el circuito y ha habido  muchas cosas y toxicidades que han existido, pero no son exclusivas del círculo de debate, sino  que están en cualquier deporte que puedas considerar competitivo. Yo vengo de la natación, así  que imagínate.  

Algo que voy a echar mucho de menos es la gente. Creo que cuando yo empecé, era una  persona que cada fin de semana estaba debatiendo en Madrid, e hice un círculo de amistades e  hice que fueran mi segunda casa, y eso lo voy a echar mucho de menos. Para mí, eso es lo más  importante, más allá de lo que te aporta debate en sí mismo, el círculo es algo que voy a echar  realmente de menos.  

Pues sí. Además es algo en lo que prácticamente todos los debatientes coinciden. Todos lo  valoran mucho.  

También nos has comentado que haces BP, así que no podemos dejar pasar la oportunidad  de preguntarte… ¿cámaras altas o bajas?  

Bua, mi problema con eso es que yo siempre he sido una persona muy bipolar para tomar ese  tipo de decisiones, jajaja, porque había momentos donde me encantaba hacer vices y otros que 

adoraba los látigos… Amor odio total, pero me gustaban mucho más las bajas que las altas.  Siempre les he tenido mucho pánico a las altas.  

Bueno, esto va a llegando a su fin. Nos has dicho hace poco que este es tu último año en el  club. ¿Cuál es el legado que te gustaría dejar en GAD-UAB cuando te vayas? ¿Cómo  quieres que te recuerden?  

A mí me gustaría que me recordaran como una persona que, viniendo de donde venia la  asociación, puso todo lo posible, igual que la gente que ama me meto en la Junta Directiva, yo  puse todo mi esfuerzo para continuar adelante, y crear buen rollo en la asociación para el  proyecto común siguiera adelante, que es algo que faltaba mucho después de varias disputas  que había habido a nivel interno. Yo quiero que también s eme recuerde como una persona que  puso todo su esfuerzo para que saliera adelante todas las actividades y con todo el mundo. Y yo,  me voy a tirar un poco de flores, pero me gustaría que se me recordara como una persona con la  que era fácil trabajar y que trabajaba bien.  

Pues esto es todo por hoy. Muchas gracias por tu tiempo y todo los que has compartido  hoy con nosotros.  

Nos vemos pronto aquí, en ElDebatiente, la casa común del debate en español.

Artículos relacionados

IMG_0319-704w (1)
Graduado en Derecho y en Ciencias Políticas y de la Administración Pública (E5), Diploma en Estudios Internacionales y Máster en Acceso a la Abogacía por la Universidad Pontificia Comillas-ICADE. Entró en debate con 17 años y desde entonces no ha dejado de debatir. Así que no es de extrañar que afirme tener una pared entera empapelada con acreditaciones de torneos de debate
WhatsApp+Image+2018-04-24+at+12.09.04-678w (1)
Carlota Noguerol compagina los estudios de física y filosofía con su faceta de debatiente y -¿cómo no?- chica Almodóvar. Además de jueza y formadora, Carlota es una de nuestras oradoras más internacionales que ha conseguido ranquear en numerosos torneos. Fugaz en académico y fiel al BP esta chica Almodóvar dice haber encontrado un mundo que se siente como suyo y al quiere. Algo nos dice que a la inversa ocurre exactamente lo mismo.
lara barcos
Hoy hemos tenido el placer de entrevistar a Lara Barcos, presidenta del Club de Debate CDU y debatiente desde hace 5 años. Lee la entrevista para conocerla mejor.
X